fbnoscript
28 de junio de 2007 | #998

Felco, un festival de otra clase

Muchas actividades y gran respuesta del público
Por Corresponsal

La gran apertura del Felco el viernes 8 con un festival multidisciplinar que fue presenciado por más de 1.000 personas en el obelisco, ya indicaba una importante participación tanto del público como de organizaciones culturales y políticas.

Los siete días durante los cuales se proyectaron los films en el Complejo Tita Merello congregaron más de 1.500 espectadores.

El público que se acercaba, ya sea por haber visto los afiches, las obleas en el subte o por haber escuchado alguna de las decenas de entrevistas radiales realizadas, percibía que se trataba de un festival de otra clase apenas entraba al cine. Las dos escaleras y el primer piso del complejo fueron transformadas en una impactante galería fotográfica. El Proyecto Fotográfico Colectivo, el grupo Acción Fotográfica y los fotógrafos Gastón Krautz, Carolina Luna, Agostina Di Bari y Sergio Santillán montaron allí sus fotos que expresan la denuncia, la lucha, y también la reflexión de la clase obrera argentina y latinoamericana.

Las mesas de debate realizadas, con gran interés y participación del público, también dan cuenta que se trató de un festival de esa otra clase que pugna por sacarse de encima las lacras explotadoras, regimentadotas y contaminadoras.

El sábado 9, la presencia de un representante de la Asamblea de Gualeguaychú junto a Miguel del Pla, dirigente docente de la provincia de Santa Cruz, dio lugar a un interesante debate sobre las perspectivas políticas de las rebeliones populares y la necesidad, por lo menos objetiva, de darles un cauce de organización y referencia política hacia las masas. El martes 12 la mesa sobre luchas obreras, con un panel de trabajadores y dirigentes del Casino, de Atento, del Subte y de la industria de cine y publicidad que no superaba el promedio de 25 años se transformaba en una prueba del asenso de una joven generación de luchadores. La mesa de cierre del miércoles 13 abordó la situación latinoamericana combinando la perspectiva de los jóvenes organizadores del Felco de Brasil, Argentina y Bolivia junto a una compañera uruguaya-argentina del grupo Cine Insurgente, con la presencia del viejo dirigente Jorge Altamira.

Una crónica aparte merecen las dos mesas sobre arte realizadas en el Centro Cultural 20 de diciembre, de las cuales además quedó planteado el compromiso de continuarlas junto a otros colectivos de artistas. También una mención especial para la impresionante convocatoria que tuvieron las obras teatrales que interpelaron con calidad y creatividad sobre los problemas y desafíos de esta otra clase, la que está llamada a abolir la explotación del hombre por el hombre.

Compartir

Comentarios