04/11/2021

Actores: crónica de una agitada asamblea de memoria y balance

Victoria pírrica de una conducción agotada.

“Pido un aplauso para Carlos Rotemberg quien solidariamente nos prestó ésta, su sala para realizar la asamblea”, fueron las palabras con que la presidenta de la Asociación Argentina de Actores (AAA), Alejandra Darín, dio por iniciada la asamblea convocada para tratar la Memoria y Balance de los ejercicios 2019/2020 y 2020/2021. El guiño al “empresario amigo”, presidente de AADET (Asociación Argentina de Empresarios Teatrales ) -el mismo que en 2008 promovió la “tasa cero” malversando el nombre de la AAA delegación Bahía Blanca, para eludir la tasa municipal a los espectáculos públicos, que  la resistencia de les compañeres evitó, logrando además que esa tasa de espectáculo se mantenga y vaya a una cuenta de afectación especial, Ordenanza mediante, que redunda en subsidios para la producción artística local-, ubicó de entrada, para cualquier desavisado, el carácter de colaboración de clases que es una impronta de la conducción Celeste.

Con las maniobras habituales, se mocionó avanzar el orden del día sin la lectura del acta anterior, como resulta de rigor. La contra moción promoviendo que sí se lea motivó la primera votación que concluyó 68 a 48 en favor de la burocracia, que se vio sorprendida por lo que se fue desenvolviendo ulteriormente: la inevitabilidad de que se expusieran todas y cada una de las críticas a la gestión durante el período evaluado.

La crítica a la conducción

Luego de la emisión de un video sintetizando lo actuado en el primer período a evaluar –pum para arriba, más propio de un video social que institucional-, desde Actuemos señalamos en primer lugar, la inconsistencia de la Memoria, mera enumeración de acciones sin consignar con qué política o posición se llevaron a cabo ni dar cuenta del resultado de las mismas, la ausencia de todo tipo de debate y el ocultamiento de información. Denunciamos como incompatible y anti estatutario, reñido con la razón de ser de una organización sindical,  la licencia solicitada por la secretaria general, para asumir un cargo de funcionaria en un organismo oficial, dependiente de Nación. Los gritos e interrupciones, táctica común de la burocracia, no impidieron quedara clara nuestra posición relativa a la incompatibilidad que significa estar de ambos lados del mostrador, siendo funcionaria de una patronal –el Estado- contra quien eventualmente el sindicato debe litigar (sub ejecuciones, pagos atrasados, contratos precarios, etc.) en defensa de sus afiliadxs. Reclamamos, asimismo, conocer el monto por el cual se vendió el hotel sindical de Mar del Plata, saber el destino de esos fondos y cuánto queda de ese monto. Reiteramos el carácter antidemocrático de la ausencia de consulta a las bases expresado en el rechazo sistemático a la convocatoria de asamblea alguna. Finalmente denunciamos el carácter anti estatutario e ilegal de la intervención de la delegación La Plata que suma ocho años sin resolver las razones argumentadas para tal intervención.

Cuando también planteamos la crítica al autobombo falaz con referencia a lo actuado en materia de género y ante la cerrada defensa que opusiera la Pta. Darín de la gestión, fue Thelma Fardin quien hizo uso de la palabra para solicitar el acompañamiento sindical, dado que a fin de mes daría comienzo el juicio contra su abusador, afirmando además que ante su denuncia de abuso por parte de Juan Darthés, el sindicato le dio la espalda. La recurrencia al abucheo, interrupciones, gritos, comunes al accionar Celeste, con la complicidad y anuencia del propio presidente de la asamblea, dejó en evidencia lo que todxs conocemos: sólo a través de la presión de las actrices y su público accionar sororo, fue como la dirección sindical puso en pie una formal Comisión de Género, sin el menor trabajo al interior de su propia base que hizo gala de una falta total de empatía y respeto. Thelma fue apoyada por la inmensa mayoría de lxs presentes y desde ese momento la burocracia fue un barco sin timón, errático e incongruente, hasta que la pregunta por cómo se actuó ante una nueva denuncia de abuso, esta vez por parte de una trabajadora de una delegación, detonó  a la golpeada burocracia: la Pta. Darín abandonó la asamblea ante la imposibilidad de dar respuesta y sólo después de un buen rato y la operación de varios, lograron que volviese a la mesa de presidencia.

La votación conseguida para la aprobación de la primera Memoria y Balance no logró, sin embargo, impedir el rechazo unánime a la exhibición de un nuevo video: los integrantes de las agrupaciones opositoras, para no consentir la mentira; lxs compañeres que no integran la oposición ni el oficialismo, para salvarse del tedio; y los Celestes, para evitar un nuevo papelón. Apelaron a la recurrente práctica, ejercida por la misma persona –imperdonable falta de creatividad tratándose de “artistas”- año tras año, de obturar las intervenciones mediante “Moción de Orden: votar a libro cerrado”. No pudo ser posible ya que varios lograron inscribirse previamente.

Desde Actuemos fuimos más a fondo aún. Tomando las muchas manifestaciones de compañeres respecto a la ausencia del sindicato en filmaciones, cuidando el registro de horas extra y condiciones de trabajo, y ante la aceptación por parte del Consejo Integral que “sí, es cierto que no se mandaba a los inspectores  a supervisar porque a veces no había plata para nafta”, señalamos que, sea cual fuere el resultado de la asamblea, nos encontrábamos frente a una forma de dirección gremial agotada, fracasada. Entre gritos y provocaciones dejamos claro que, más allá del pronunciamiento ese mismo día en favor de la absolución del compañero afiliado César Arakaki, cosa que fuera ponderada por el mismo César, era necesario hacer público que al inicio del juicio se negaron en constituirse en Amicus Curiae para reclamar tal absolución… tres años atrás. Planteamos los obstáculos por los que no pudieron afiliarse compañeres en el período… en un cuadro de notable reducción en el número de asociados, y detallamos el carácter de integración al Estado y el funcionamiento dependiente de la defensa al gobierno de los Fernández y no de los asociados durante la pandemia, ejemplificando la negativa a un reclamo desde el sindicato por IFE y Tarjeta Alimentaria para los cientos de compañerxs que lo necesitaban, y que no fuera el gobierno sino la Pta. Darín quien se manifestara públicamente por el rechazo al reclamo –ya por ese tiempo popular- de compensación salarial de $ 30.000 hasta que podamos volver a trabajar (en nota a Página 12, del 29/5/2020).

La conformación de la asamblea contó en su mayoría con la presencia de colegas de muchos años de profesión y vida, notable ausencia de jóvenes y presencia de compañerxs de varias delegaciones provinciales pertenecientes a la Lista Celeste. El número de participantes fue exiguo –no pasó de 120 en el momento de mayor presencia-, y la victoria oficialista no tapa el profundo nivel de cuestionamientos a los que quedó expuesta sin poder brindar respuestas.

Oportunidad

Por su parte, desde Actuemos Lista Naranja y otrxs compañerxs de la oposición, quedó demostrado el crecimiento cuantitativo, el compromiso con el conocimiento de las diversas problemáticas a pesar del corset y silencio informativo oficial y la necesidad de seguir profundizando los debates con todxs les compañeres afiliados.

Tenemos una oportunidad única en las próximas elecciones del 6 de diciembre para recuperar el sindicato para les artistas escéniques. Volvemos a reiterar el llamado a todxs les compañeres que rechazan los métodos y la política de integración al Estado y las patronales de la actual conducción Celeste, a poner nuevamente en pie una potente Lista Multicolor sobre la base del programa de las elecciones de 2017, la necesaria lucha por recomposición salarial de las paritarias en cuotas y a la baja contra inflación firmadas por la actual conducción, la atención largamente postergada de la extrema precariedad de la mayoría del gremio que trabaja en cooperativas, la expansión de la presencia gremial para la promoción y defensa de la actividad artística laboral habilitando nuevas delegaciones (el mapa Celeste del país termina en Bahía Blanca, no existen delegaciones de allí hacia el sur), la lucha contra el ataque de las patronales por mayor precarización y ruptura de convenios colectivos como “salida” a la pandemia, y de conjunto el rechazo al programa fondomonetarista de reforma laboral que afecta al conjunto de la clase obrera. Es el momento, es nuestra responsabilidad, vamos por ello.

También te puede interesar:

Recuperar al sindicato como herramienta de lucha de les artistas escéniques.
Redoblamos la movilización política con actos y pronunciamientos.
Militants convicted in Argentina for mobilizing against a reactionary pension reform.