08/07/2020

Boedo: la histórica “Esquina Homero Manzi” al borde del cierre

Uno de los dueños del bar la “Esquina Homero Manzi”, en la histórica esquina de San Juan y Boedo, sede tanguera si las hay desde 1927, declaró la posibilidad del cierre en el marco de la pandemia. Según sus propias declaraciones, son 40 trabajadores del restaurant  y 20 trabajadores de la cultura que podrían perder su trabajo con el cierre si la situación no se revierte.

El dueño relató haber recibido el subsidio del ATP para pagar sueldos e incluso haber sacado uno de los créditos 24% impulsados por el gobierno nacional, pero remarca que la falta de movimiento económico impide pagar los servicios tales como agua, gas y luz, y se posicionó por la reapertura de las actividades con un planteo anticuarentena. Es decir que no se preocupa por la salud de sus trabajadores.

También expuso que los empleados la están pasando muy mal, particularmente los mozos puesto que viven de la propina y no les alcanza con sus salarios. Mencionó también que los 20 artistas que trabajan día a día en el bar “no están cobrando nada”. Pues claro, estaban en negro como la gran mayoría de los trabajadores de la cultura.

Hace muchos años que el histórico rincón del malevaje dejó de ser sede cultural de trabajadores y trabajadoras del barrio. Dedicado al turismo, los precios de sus platos o el derecho a espectáculo ´se fueron muy por encima de las posibilidades de un laburante. Por eso en las redes sociales barriales la angustia por esta posible pérdida se combina con la bronca por no poder disfrutar de ese espacio.

Teniendo en cuenta esto cabe exigir la apertura y control de los libros de la empresa a las y los trabajadores, tanto del sector gastronómico como de cultura, para verificar cuáles son las posibilidades reales de la empresa de afrontar esta situación, siendo que cuentan además con los beneficios propios de haber sido declarado patrimonio histórico nacional y cultural.

La suspensión del pago de los servicios básicos es un reclamo pertinente para el conjunto de las y los trabajadores que en esta situación no cuentan con un salario, o les ha sido reducido el mismo, así como también para los pequeños comercios que demuestren no poder afrontarlo.

Pero ello va de la mano con la defensa de la cuarentena para los trabajadores no esenciales, junto a la defensa de los puestos de trabajo. Pero para garantizar ese derecho hace falta un control popular de la cuarentena.

Desde el Partido Obrero de Boedo nos ponemos a disposición de sus trabajadores para defender La Esquina del barrio.

También te puede interesar:

Con 1.500 casos positivos se hizo escuchar la voz de los trabajadores, un punto de partida de lucha y organización.
Este sábado 8 se realiza el plenario nacional del Frente de Artistas, con la presencia de Gabriel Solano.
El lunes 10, a las 14 h, porque no quede nadie sin trabajo.
La Junta de historia, inmóvil. Vamos a organizarnos para que nadie se quede afuera.
Luego de una importante audiencia pública con trabajadores de la salud del Amba.