10/06/2021

“¿De esta crisis salimos juntos?”

Respuesta de Actuemos a la nota emitida por el Consejo Integral de la Asociación Argentina de Actores.
Actuemos, agrupación de artistas escéniques.

La Lista Celeste que dirige nuestra Asociación Argentina de Actores (AAA) hizo público un comunicado/nota/carta que titula con el latiguillo oficialista y pum para arriba “De esta crisis salimos juntxs”. Claro que a la conducción Celeste se la puede tildar de muchas cosas, menos de ingenua. Se la puede tildar, por ejemplo, de falaz, burocrática y cínica, no en función de insulto, sí como descripción de la que ha sido su conducta desde el inicio de la pandemia hasta la publicación de ayer.

La conducción sindical declara en el primer párrafo algo que viene diciendo hace rato, que nuestra organización está económicamente quebrada -como declaró que estaba también quebrada la OSA y puso a la venta su edificio-, afirmando que “la ecuación es simple: si no hay trabajo, no hay aportes. Y si no hay aportes, el sindicato no recibe ingresos”. Señalan a renglón seguido que apelaron a la solicitud del Repro, al que defienden como su gobierno –y al que se encuentran integrados-, pero que “dicha ayuda estatal no se ha efectivizado de manera regular”. Razón por la cual, reconocen que “debimos implementar un plan de retiros voluntarios para nuestras empleadas y empleados”, unxs 70 compañerxs que constituyen un invalorable haber profesional y humano al servicio de la defensa de nuestra tarea y de nuestros convenios.

Señalan después, intentando abrir el paraguas y siempre tirando la pelota afuera, que “En esta situación excepcional nos hemos adecuado a las normativas vigentes en relación a la prórroga para la realización de asambleas y procesos eleccionarios hasta retomar la normalidad”, para afirmar que siguieron defendiendo en las paritarias y en la construcción de protocolos los intereses de les asociades.

Concluyen la nota con otro clásico, la victimización y el consecuente pedido de comprensión por “el enorme esfuerzo” que realizan “para dar a conocer la situación del sector y encontrar respuestas que se traduzcan en medidas de apoyo a nuestras compañeras y compañeros que viven una crisis laboral sin antecedentes”.

Lo que dicen es falaz porque la dirección Celeste ha quedado presa de su propia ineficiencia y su nula actitud de lucha en favor del trabajo de sus asociados. No es un problema “pandémico”, es previo y puede observarse en la pérdida desde 2017 a la fecha de casi el 20% del padrón de asociados, sin que ello fuera considerado una preocupación siquiera y sin implementar nada para evitarlo, e incluso agregando restricciones para la afiliación.

No existe –ni trabajan en ello- una paritaria con los teatros oficiales, fuentes de toda manipulación y arbitrio patronal; alentaron –dicho por los propios protagonistas- por opción u omisión que irrumpiera el colectivo Acta, de corte patronal y contrario a la existencia de nuestros convenios colectivos. La inmensa mayoría de les artistas escéniques que trabajan en el circuito independiente son tenidos en cuenta sólo a la hora de receptar los montos correspondientes a la asociación de cada bordereax. Para esta conducción, en oposición a aquel tema que Serrat musicalizó sobre un poema de Mario Benedetti, “El sur también existe”, la AAA termina en Bahía Blanca, dejando en total desprotección gremial a la Patagonia, por ejemplo. De modo que aquello de su carta de ayer, relativo a la falta de trabajo y de aportes, tiene razones muy previas al “parate” impuesto por el Covid-19.

Las consideraciones, siempre paternalistas, cuando se refieren “a la crisis laboral sin precedentes que enfrentan compañeras y compañeros” merecen claramente un párrafo aparte que ayuda fácilmente a visualizar porque describimos a ésta dirección como cínica. La dirección Celeste, por boca de su presidenta, se negó a realizar un reclamo común por aquellxs afiliadxs que no recibieron el IFE, “porque estaríamos colocando en una situación desigual al resto de quienes necesitan y no pueden hacer un reclamo colectivo”. Tampoco de Tarjeta Alimentaria. Sin embargo, en la misma nota no se privó de atacar la iniciativa votada en asambleas -y que luego se popularizara- de reclamar al Estado una compensación salarial de $30.000: “exigir 30 mil pesos para cada uno es una cifra que choca con las necesidades básicas que a muchos sectores de nuestra sociedad todavía no les llegan” (Página 12, 29/05/20).

Las maniobras de la dirección Celeste para evitar que se reclame al gobierno nacional quedan al descubierto; pasaron 15 meses de pandemia y las necesidades básicas insatisfechas de artistas escéniques que “llegaron” por falta de ingresos persisten y son desesperantes.

Finalmente, cuando describimos a la conducción Celeste como burocrática, nos referimos a que hace años no convocan a asamblea, no realizan convocatoria o apertura de debate sobre tema alguno, van a paritarias sin discusión ni mandato, le dieron la espalda al reclamo de asamblea extraordinaria para discutir colectivamente la situación del sector realizado por casi 1.000 artistas escéniquxs de los cuales 550 son afiliades, etc.

Sí se juntan con las patronales que, compelidas por la crisis capitalista preexistente agravada por la pandemia, no miden en riesgos para convocar a trabajar. Con ellos discuten protocolos, ¡no con los propios compañeros! O como recientemente ocurrió con la participación –otra vez- de la presidenta de la asociación, el pasado 13 de mayo, del encuentro patronal convocado por la Cámara Argentina del Cine Publicitario bajo el sugestivo nombre de “Todos en el mismo barco” (versión libre del título de la nota que nos ocupa). Con las patronales y el Estado, lejos de les compañerxs.

Para que Actores sea una herramienta de lucha y organización en pos de lograr satisfacción a las necesidades de les artistas escénicxs y defender nuestra asociación, debemos recuperar el sindicato para les trabajadorxs desplazando a esta dirección acabada que en 18 años ha llevado al gremio a este crítico punto.

Asamblea Extraordinaria YA. Apertura de los libros de la Asociación. Ningún despido ni despido encubierto en Actores. Ante los acuerdos a la baja, sin discusión ni consenso que significan beneficios a las OTT no a les artistas aescéniques, profundicemos el reclamo al gobierno por un impuesto extraordinario a las plataformas digitales.

También te puede interesar:

A propósito de un anuncio del empresario teatral Carlos Rottemberg que se transformara horas más tarde en DNU.
El gobierno de CABA no ofrece soluciones.
La Asamblea Permanente de Artistas Escéniques se reunió con el ministro de Cultura de CABA.
Vamos por la organización de los trabajadores escénicos contra el vaciamiento del sector.