12/07/2020

Festival de Artistas en Emergencia en La Plata, Berisso y Ensenada

El éxito de la convocatoria y cómo continua la lucha

En el día de ayer se realizo el Festival de Artistas en Emergencia de La Plata, Berisso y Ensenada. Una iniciativa que surgió de una primera asamblea regional donde participaron trabajadores de la cultura de diferentes ramas y distintas agrupaciones independientes de la región: Tramo (Trabajadorxs Muralistas Organizadxs La Plata, Berisso y Ensenada), Arte al Ataque, Frente de Artistas, Awkache, CC. Olga Vazquez, ATF (Asamblea de Trabajadores de la Fotografía), Actuemos y Músicos Organizados sumándose, en las horas previas al festival, la agrupación Contraimagen.

El festival tuvo el objetivo de la difusión de los reclamos discutidos en la asamblea, pero principalmente el impulso a la organización independiente de los trabajadores de la cultura que se va gestando, en sintonía con lo que viene aconteciendo a nivel nacional en distintos frentes. Muchos de los que participamos en el día de ayer venimos de asambleas y actividades a nivel nacional, que tuvieron una expresión importante en la movilización del 25 de junio a Plaza de Mayo y que tendrá un nuevo capítulo en un festival nacional el lunes 13.

A partir de la convocatoria participaron más de 100 artistas con casi 40 obras enviadas para ser mostradas durante la transmisión. Además, hablaron de las problemáticas de cada sector los compañeros de las diferentes agrupaciones. Durante las 3 horas que duró la transmisión, cientos de espectadores disfrutaron de las obras participantes al tiempo que apoyaron los reclamos que se levantaron en cada intervención.

En aquella primera asamblea, se discutieron los problemas que atraviesan tanto los trabajadores de la cultura como los espacios culturales independientes y la acentuación, fruto de la cuarentena, de la precariedad en la que ya se encontraban. También se resolvieron una serie de reivindicaciones, encabezadas por la compensación salarial de $30.000 para todos los trabajadores de la cultura que lo necesiten hasta que se supere la emergencia en el sector, pero incluyendo toda una serie de reclamos en relación a los artistas, espacios culturales y sus trabajadores (exención del monotributo, suspensión de alquileres, prohibición de despidos, impuesto a las OTT, etc.).

Además de estos reclamos, que fueron retomados durante el festival, cabe destacar el desarrollo que realizaron los compañeros sobre el manotazo de ahogado que quiere dar el gobierno frente a la organización de los artistas con las insuficientes Sostener Cultura II. Completamente alejadas del reclamo de las organizaciones y asambleas de trabajadores de la cultura (concursables, a contraprestación, por monto único, etc.) intenta, sin embargo, contener la organización independiente y conformar con migajas a quienes tengan la suerte de poder recibirlas. Otro punto que no podemos dejar de mencionar fueron las obras enviadas referidas a la desaparición forzada de Facundo Castro, visto por última vez hace más de dos meses siendo detenido por la policía bonaerense. Durante la transmisión se denunció el caso en distintas intervenciones y finalizó con carteles y la exigencia de su aparición con vida ya.

El éxito del festival debe ser útil para la continuidad del plan de lucha en torno a todos los reclamos y la resolución de los problemas de cada sector de la cultura en emergencia. En ese sentido, los participantes han convocado a una nueva asamblea regional para el 18 de julio, donde se hará un balance y se discutirá cómo seguir. Durante esta semana queda planteado el trabajo sobre esta convocatoria, acercando el planteo a todos los artistas y trabajadores de la cultura, de la mano del padrón de artistas en emergencia de la región y la energía y la voluntad de lucha y organización que quedó ampliamente demostrada.

Por todos los reclamos de los artistas, trabajadores de la cultura y espacios culturales independientes, impulsemos la asamblea regional del 18 de julio y todas las actividades culturales y de lucha planteadas.

 

Mirá la la transmisión aquí

   

También te puede interesar:

Desde un principio, la familia de Rosa fue ninguneada por la policía juninense.
Los casos se repiten en el distrito sin respuestas de los gobiernos.
El descontrol y la “relajación” del Estado ante la cuarentena disparó un número impensado de contagios que conmociona a la ciudad bonaerense.
La insuficiencia edilicia y la falta de inversión en infraestructura se vuelven a manifestar en el distrito.
Los trabajadores residentes del Trauma llevan reclamando por la falta de insumos de bioseguridad elementales para hacer frente al Covid-19.
En diálogo con Prensa Obrera, denunciaron reducciones salariales y falta de elementos de protección. Y advirtieron que la gestión gubernamental de la pandemia "es un circo".