Cultura

9/11/2017

|
1482

Gran elección de la Naranja-Violeta


En los comicios celebrados el lunes 13 para la renovación del Consejo Integral de la Asociación Argentina de Actores, la opositora lista Naranja Violeta -la “Multicolor” de Actores, que integra nuestra agrupación Actuemos-, protagonizó una excelente elección en su primera presentación, obteniendo el 30% de votos a nivel nacional.


 


En la sede central de Ciudad de Buenos Aires, que concentraba la mayor parte del padrón, la Multicolor obtuvo 296 contra 611 de la Celeste, actual conducción nacional de la asociación. En la delegación La Plata, donde la burocracia yaskista de la Celeste sostiene una larga intervención resistida por la comunidad teatral platense, se impuso la Multicolor. En la delegación Bahía Blanca perdimos por tan solo un voto.


 


La Multicolor se presentó con una plataforma que planteaba la necesidad de recuperar al sindicato para la lucha por las reivindicaciones más sentidas de actrices y actores, bailarines y doblajistas; y por un gremio federal, que incluya a la gran masa no afiliada y dé pelea contra el ajuste de Macri y de los gobernadores. La “Multi” desarrolló una contundente campaña electoral, comunicándose y compartiendo el programa con teatristas de todo el país que fueron sumando adhesiones; visitando en las salas de teatros a grupos y compañías; celebrando en algunos casos reuniones asamblearias en teatros oficiales, en las que se acordó con las compañeras y compañeros la necesidad de que se constituya una paritaria con teatros estatales para terminar con la precarización y las diferencias de salario.


 


El porcentaje de votos obtenidos expresa, todavía parcialmente, un aspecto político central, que es la creciente desintegración del kirchnerismo como resultado de su tregua explícita frente al ajuste macrista. En varias delegaciones del interior verificamos rupturas de las direcciones celestes, intentos de constitución de otras listas sobre escisiones de aquellas, votos de actores kirchneristas “contra” las direcciones kirchneristas de Actores. Un escenario que plantea la tarea de constituir agrupaciones clasistas para darle una expresión positiva a esa crisis.


 


La campaña y la plataforma golpearon a la lista oficialista, que se vio interpelada, al punto de que la Celeste apeló a prácticas fraudulentas del “gremialismo de viejo cuño”, como la manipulación de padrones y el intento -finalmente descubierto y frustrado- de incorporar mesas truchas de votación.


 


Cantando “sindicato de los trabajadores, ni de los gobiernos, ni de los patrones”, una numerosa concurrencia de actrices y actores, bailarinas, estudiantes de la UNA teatro, compañeros de Tribuna Docente y una delegación de Músicos Organizados “hicieron el aguante” en la puerta del sindicato al cierre del escrutinio.


Luego de esta buena experiencia electoral y organizativa, es necesaria una firme intervención de la Naranja-Violeta en el sindicato, para exigir el debate en asambleas que permita elaborar un plan de lucha contra el ajuste, la apertura de fuentes y alternativas laborales y la participación común con el activismo combativo que se alza contra la reforma laboral y el pacto de Macri y la CGT.