23/04/2021

Imágenes para la revolución en la obra de Los Artistas del Pueblo

Una muestra de los trabajos de Guillermo Facio Hebequer y Abraham Regino Vigo.
Por Patricia Negreira Artista Plástica- Grabadora - Trabajadora No Docente de la UBA.

Temáticas sociales, técnicas que condensaban un bajo costo con la facilidad de su reproducción y distribución, estéticas realistas pero que se permitían la relación con las vanguardias de entonces, la enunciación didáctica, la permanente relación con otros grupos culturales o artísticos y fundamentalmente el compromiso político y su apuesta por la transformación social son todos los elementos que forman parte del denominado arte social. Pero más allá de la fórmula o de las partes que componen un todo hay algo más que aparece muy rápidamente al recorrer esta muestra de los trabajos de los Artistas del Pueblo en el Museo Sívori y es redescubrir la potencia del arte cuando pone a la revolución como centro de una constelación de elementos diversos que van a ella como alfileres al imán.

Arte en contexto

Los Artistas del Pueblo, grupo conformado por Guillermo Facio Hebequer, Abraham Vigo, José Arato, Adolfo Bellocq y Agustín Riganelli fue un colectivo de arte social que ocupó un lugar destacado dentro del circuito artístico argentino durante las décadas de 1920 y 1930.

El grupo apostó por una estética realista donde la temática principal es la vida de la clase trabajadora. Estos artistas se convirtieron en grandes observadores de la ebullición y las injusticias de su época, y a través de sus obras expresaron los sentimientos, las miserias, la marginalidad pero fundamentalmente la apuesta por la transformación social por la vía revolucionaria. De allí que el suyo fuera un arte utilizado para concientizar a los trabajadores sobre su situación, bajo la premisa de que debían organizarse para poder construir una sociedad más justa. Esto explica por qué utilizaban mucho la técnica del grabado, que permitía una gran producción favorecida por su bajo costo pero también por su reproductibilidad y sus posibilidades de distribución.

La muestra está dividida en tres períodos, cada uno de ellos responde a diferentes etapas en la vida de Hebequer y pone el foco en alguna técnica en especial. La primera abarca de 1914 al 1920 con una temática anclada principalmente en las vivencias de la clase trabajadora a través de aguafuertes. La segunda, de 1921 a 1929, se caracteriza por la fuerza de una imagen que es meramente política y en ella emergen las voces de aquellos que no eran escuchados, buscando el ideal de una verdadera transformación social a través de sus estampas. En los años 30, finalmente, las imágenes denotan una visión bien definida de la política claramente revolucionaria. De esta última etapa es Tu Historia, compañero, una de las producciones más conocidas que pueden verse en la muestra. En ella se busca narrar de manera no lineal rompiendo con la centralidad en la imagen.

También forman parte de la muestra las pinturas y bocetos escenográficos realizados por Abraham Vigo para el teatro. Vigo se incorporó en 1927 en el proyecto Teatro Libre, participó en 1928 en T.E.A. (Teatro Experimental de Arte) y en los últimos tiempos, en Teatro proletario, del que también formó parte Facio Hebequer. Son pinturas realizadas en témpera y técnicas mixtas producidas entre los años 1928-1930, trabajos que demuestran además de la relación del grupo con otros colectivos artísticos de la época su cercanía con las vanguardias -como el futurismo y otras- y su apuesta por la experimentación en el dibujo y en el color, muy presente en esos años.

*La autora de la nota es grabadora y ha formado parte junto a otros grabadores y artistas de un tributo hecho a los Artistas del Pueblo en mayo de 2020 en el Centro Cultural El Cántaro, organizado por el artista Luis Morado. Pueden ver ese tributo en los siguientes links.

 

         

En esta nota

También te puede interesar: