26/02/2015 | 1352

Los documentalistas también votan

Ojo Obrero


La Asociación de Documentalistas Doca eligió sus jurados para formar parte de los comités de evaluación del INCAA.


 


En el INCAA funcionan comités que evaluan los proyectos presentados a fin de concretar, o no, la asignación de créditos y subsidios. La conformación de estos es un terreno de fuertes disputas políticas. El gran actor de estas disputas es el propio INCAA. Su jugada más fuerte, la aprobación de la Resolución 982, asigna al Instituto y su Consejo Asesor la potestad de conformar los comités e intenta derrotar la conquista de las asociaciones de cineastas de que los jurados sean representativos de estas y que cada una los designe. La lucha de los documentalistas, principalmente de Doca, impide al INCAA reunir las condiciones políticas necesarias para llevar a fondo esta resolución. 


 


En la elección de los representantes de Doca, la actual conducción rechazó un planteo unitario e indicó un voto a cinco miembros de su agrupación, proponiendo el criterio meritocrático que propicia el Incaa.


 


Se impuso nuestro planteo y los socios consagraron un bloque de frente único integrado por todas las fuerzas, con mayoría de la izquierda y entre ellos a Julián Morcillo uno de los directores de ¿Quién mató a Mariano Ferreyra?


 


Con 132 votos emitidos se igualó la mayor votación en la historia de la asociación, dando cuenta de un proceso de politización al interior de Doca.


 


Nuestro planteo se basó en una política unitaria en la que estuvieran representadas todas las tendencias que intervienen en Doca, con el objetivo de presentar un bloque fuerte frente al INCAA y, de conjunto, reforzar la lucha por las pantallas y el fomento. Históricamente les ha tocado a los representantes de Doca defender la independencia política de la gestión en los jurados e impulsar la transparencia y publicidad de las posiciones de los mismos.


 


Sostenemos el reclamo de elevar los subsidios y su integración al próximo Plan de Fomento. En el ámbito de los comités rechazaremos el uso clientelista y el otorgamiento de los subsidios a las productoras capitalistas, reivindicación histórica de los documentalistas independientes. Pero nuestra primera tarea será imponer al INCAA el resultado y por ende la integración de los comités.