19/11/2020

Marchan al Congreso por una jubilación para escritoras y escritores

Este 24 de noviembre, a las 12 del mediodía.

Este martes 24 de noviembre, a las 12 del mediodía, la Unión de Escritoras y Escritores llama a movilizarse al Congreso a todos sus afiliadxs y a todos los escritorxs que quieran acompañarla en la lucha por dos reivindicaciones muy sentidas: la ley de jubilación para nuestra actividad y la de traductorxs y la Ley del Libro.

En el Congreso Nacional fue presentado ya un proyecto de ley de jubilación para escritorxs por la diputada Romina del Pla. Entre los fundamentos de ese proyecto de ley se plantea que “la mayoría de las personas que escriben o traducen con finalidades artísticas y literarias se dedican a esta tarea después de duras jornadas de trabajo en otros oficios, ajenos a la actividad artística. Muchas otras de esas personas se hallan desocupadas. Y una mínima parte de ellas puede dedicarse plenamente al trabajo en ámbitos afines a su actividad específica. Por otra parte, la mayor parte de las escritoras y los escritores se ve obligada a pagar de su bolsillo las ediciones de sus obras, carece de la cantidad y calidad de subsidios necesarios para desarrollar sus actividades y no goza de la difusión de su trabajo en los medios de comunicación. Por no tener una relación de dependencia laboral clara, carecen de beneficios jubilatorios y de servicios sociales que les brinden cobertura médica”.

Por otra parte, muchos escritorxs, al llegar a una edad avanzada, se hallan en estado de indigencia por no contar con este resguardo. La Unión se vio en la necesidad de solicitar bolsones de comida a Bienestar Social para paliar momentánea y básicamente esta situación.

El acceso a los bienes culturales es un derecho, y para que ese derecho sea garantizado es conveniente y necesario que la profesión de escritorxs sea reconocida como tal y, por lo tanto, tenga los mismos derechos que cualquier trabajador/a. Es la población la que se beneficia de nuestra labor.

Vale destacar que numerosas provincias ya cuentan actualmente con diversas legislaciones que intentan mejorar la situación de nuestros escritores y escritoras.

En cuanto a la Ley del Instituto Nacional del Libro, la Unión ha planteado sus propuestas, que pueden sintetizarse en seis puntos básicos: representación equitativa y suficiente de lxs escritorxs en el directorio; elección democrática de lxs representantes de lxs autorxs; financiamiento autárquico y suficiente; fomento al trabajo de lxs autorxs: producción autoral del libro; inclusión del trabajo de lxs escritorxs como promotorxs de la lectura y autarquía política del Instituto.

Es muy importante que todxs lxs escritorxs y todxs aquellxs que quieran acompañarnos nos movilicemos al Congreso para impulsar estos proyectos y llevarlos a la victoria.

También te puede interesar:

La “vuelta al trabajo” prevista viene con un mayor ajuste sobre les hacedores de cultura, en beneficio de los empresarios y con complicidad de las burocracias sindicales.
Por un circuito estatal de música por streaming y al aire libre con cachet.
La obra creada para intervenir parques en el 10º aniversario del crimen de Mariano Ferreyra volverá a ocupar territorio el próximo domingo 1 de noviembre a las 18 h, en Parque Centenario.
Al ataque en la casa lírica (la más importante de Estados Unidos) se suma el ajuste en la Filarmónica de esa ciudad y el desguace de la Sinfónica de Maracaibo.
La nueva norma, sancionada en 2018, importa un salto cualitativo en la injerencia empresarial para el financiamiento de proyectos culturales, a cambio de desgravación impositiva.
La medida ratifica la validez de las críticas y reclamos de extensión, y plantea reforzar la lucha por la compensación mensual para el sector.