02/09/2020

Nació Visuales Organizadxs en Lucha

Para pelear contra la precarización y la situación asfixiante del sector durante la pandemia.
Por Magui May

La pandemia puso de manifiesto la histórica situación de precarización que padecemos los artistas y trabajadores de las artes visuales -en sus diversas ramas. Muchxs nos quedamos sin ingresos por la caída de eventos culturales, clases, proyectos artísticos y demás, los que ya antes del aislamiento obligatorio permitían a duras penas llegar a fin de mes.

En este contexto es que nació recientemente Visuales Organizadxs en Lucha (VOL), para definir los reclamos del sector y organizar la lucha por los mismos. La agrupación, que nuclea inicialmente artistxs de la Ciudad de Buenos Aires, la zona sur del conurbano bonaerense, La Plata y Rosario, viene reuniéndose y ha participado del reciente plenario nacional del Frente de Artistas.

Nuestra situación

Los millones que el Estado destina al reforzamiento de las fuerzas represivas, para someter a la población a los acuerdos de hambre con el Fondo Monetarario Internacional, contrastan crudamente con su política para el sector. Las becas «Sostener Cultura», que lanzó el Ministerio de Cultura a través del Fondo Nacional de las Artes, resultan más que insuficientes para transitar una situación en la que muchxs nos econtramos desde hace 4, 5 o 6 meses con un parate parcial o total de nuestros ingresos; siendo además fuertemente restrictivas, ya que no todxs quienes han concursado las recibirán, y quedan excluidxs ya desde el vamos quienes hayan aplicado al Ingreso Familiar de Emergencia.

Se trata de un salto en nuestra larga situación de precariedad. En caso de empresas, productoras o grupos editoriales, nos emplean bajo la modalidad «freelance» de forma eventual o mediante contratos basura; a su turno, el propio Estado perpetúa el trabajo ad honorem –es decir, sin salario- de ayudantes de cátedra en universidades como la Nacional de las Artes (Una) institutos terciarios de todo el país, como así también las pasantías no remuneradas mediante convenios con museos y espacios culturales. La famosa frase «por amor al arte» es trabajo precarizado o no pago.

En acción

Por estos motivos nos reunimos para discutir estrategias que nos permitan dar a conocer nuestra situación y luchar contra las medidas hambreadoras, y resolvimos el siguiente pliego de reivindicaciones:

  • Compensación salarial de 30.000 mensuales mientras dure la emergencia sanitaria y circuito de trabajo online (clases, charlas, clínicas, publicaciones digitales, exhibiciones) remunerado para lxs artistas y gratuito para la población.
  • Exención del pago del monotributo.
  • Suspensión del pago de alquiler de talleres o estudios.
  • Impuesto a las empresas OTT (Netflix, Spotify, etc.).
  • Pago de montos adeudados del Estado a artistas (los del concurso FNA 2019, entre otros).
  • Prohibición de despidos y suspensiones.

En materia de iniciativas, definimos:

  • Lanzar una campaña por el empadronamiento de artistas y trabajdorxs visuales.
  • Participar y convocar a la asamblea nacional de artistas y trabajadorxs de la cultura.
  • Convocatoria a publicación gráfica (con pinturas, composiciones digitales, collage, ilustraciones, stencil, murales, fotografía, serigrafía, grabados, etc) online contra la represión y el gatillo fácil y por justicia para Facundo Castro y la destitución de Sergio Berni.
  • Campaña de difusión y apoyo al proyecto de ley frente a la emergencia económica de artistas de Romina Del Plá
  • Ciclo de entrevistas por Instagram Live.

Lxs artistas y trabajadores de la cultura seguimos luchando para obtener nuestros derechos como trabajadores. Llamamos a todxs lxs artistas y trabajadorxs de las artes visuales a sumarse a VOL y organizarse de manera independiente del Estado y sus variantes patronales, para ponerle fin a la precarización laboral y por nuestros reclamos mas urgentes.

En esta nota

También te puede interesar:

A veces un genio del futbol, otras una figura de rebeldía, o hasta de debacle personal.
El creador expone en el supermercado Sol de Oriente, en Palermo, obras de años y también realizadas durante la cuarentena junto a Roberto Platt.
A la muerte del artista, una semblanza de sus palabras y su obra, refugio frente a la hipocresía del mundo.
En el centenario de su nacimiento.