fbnoscript
12 de julio de 2018

Unidad para derrotar la reforma antieducativa en las escuelas técnicas

Necesitamos un plan de lucha de todos los secundarios de La Matanza
Por Corresponsal
UJS Secundarios, Matanza

El pasado miércoles 11 de julio tuvo lugar una jornada de lucha protagonizada por los docentes y estudiantes de las escuelas medias y técnicas de la Matanza. Durante el mediodía, los estudiantes votaron en asamblea el corte parcial de la Ruta 3 a la altura de la Técnica 1, dejando libre la circulación del metrobús. El objetivo de la medida de fuerza era visibilizar el proyecto de reforma curricular que Vidal tiene en agenda para las escuelas técnicas, en sintonía con el plan de ajuste más general sobre la educación pública.

Sucede que, en los últimos días, había empezado a circular un anteproyecto de reforma de los diseños curriculares, que recorta cientos de horas de formación y profundiza el vaciamiento de contenidos. La reforma fue confirmada y defendida por la nueva Directora Provincial de Educación Técnico Profesional, Lucía Galarreta Bolia, funcionaria que arrancó su carrera de la mano de Carlos Tomada (ministro de trabajo del kirchnerismo) y que presentó a esta reforma que viene a profundizar el vaciamiento educativo como "algo necesario ante los avances técnicos en el mundo del trabajo".

En medio de la medida de fuerza, Romina Del Plá, la secretaria general del Suteba de la Matanza y diputada nacional por el FIT, junto a otros docentes, padres y estudiantes, se reunieron con tres autoridades educativas para hacer una presentación sobre las problemáticas de las técnicas en el distrito: Gustavo Álvarez (COPRET), Alejandro Fole (Jefe Regional) y Viegas Barros (Inspector de Escuelas Técnicas de la Matanza). Los docentes y estudiantes denunciaron el incumplimiento de plazos en reformas edilicias, los problemas de infraestructura, la falta de material y la ausencia de un plan de construcción de nuevas escuelas. Para añadir leña al fuego, los funcionarios se lavaron las manos responsabilizando a la comunidad educativa de no controlar que las técnicas tuvieran los materiales de taller, quienes, ante tan descarada respuesta, le propusieron crear de inmediato una comisión de docentes, padres y estudiantes con ese mismo objetivo. Finalmente, Alejandro Fole se comprometió a una nueva reunión con los estudiantes para el 31 de julio.

Posteriormente, tuvo lugar una nueva asamblea para transmitir lo ocurrido a los estudiantes, padres y docentes que sostenían el corte en la Ruta 3, luego de lo cual, fue organizada otra asamblea exclusivamente de estudiantes secundarios en el edificio de la Técnica 1.

Sin embargo, la misma fue vaciada por la posición de algunos estudiantes ligados al PC y al kirchnerismo que planteaban que las escuelas técnicas debían organizarse de forma independiente a las medias. No obstante, la discusión de un plan de lucha estuvo ausente y no se definió ninguna medida en este sentido para darle continuidad al movimiento secundario, que se encuentra en una etapa de ebullición en todo el distrito. Lejos de eso, el debate giró en torno al divisionismo que, de imponerse, tendrá como consecuencia el aislamiento de la lucha de las técnicas y la desmovilización del activismo secundario en la Matanza.

 

Aunque el borrador que se filtró corresponde a la Nueva Secundaria Técnica, las reformas anti-educativas que se encuentran en agenda se inscriben en el Plan Maestro que alcanza tanto a éstas como a las escuelas medias, hecho que ya se constata en la reforma que está en marcha en Capital. En el mismo sentido, los problemas de infraestructura edilicios no distinguen entre escuelas técnicas y medias, son un patrón en común de todo el distrito de la Matanza. Dicho más claro, el ajuste en educación no hace distinciones entre las modalidades educativas. La lucha es una sola.

Desde la UJS, llamamos a los estudiantes de las técnicas a rechazar esta tentativa de dividir la lucha y a superar toda forma de divisionismo para reforzar la organización de un movimiento secundario que tiene, como principal tarea en esta etapa, que derrotar la ofensiva de Vidal y su cómplice Verónica Magario (intendenta local), contra la educación pública. Sólo la unidad de los estudiantes, sobre la base de la independencia política de los partidos del ajuste, puede llevar la lucha de los secundarios hacia la victoria.

 

Compartir

Comentarios