fbnoscript
1 de noviembre de 2018

Santa Fe: el régimen político pacta con la Iglesia que no haya educación sexual

Luchemos en cada escuela por la efectiva implementación de la ESI

Las cartas documento que las iglesias evangelistas exhortan a los padres a enviar a las escuelas de Rosario por estos días, para que no se dicte la ESI (Educación Sexual Integral), forma parte de un operativo clerical en conjunto con la Iglesia católica para sostener la injerencia oscurantista en materia educativa que estas instituciones han pactado con el régimen político de Santa Fe.

La jerarquía de la Iglesia Católica santafecina  viene de reunirse con el vicegobernador Carlos Fascendini (UCR frentista), el jefe de Senadores del PJ, Armando Traferri, y con el bloque de la UCR en esa misma cámara, para que no se apruebe la creación de una ley de educación provincial, que debe ser tratada allí luego de la media sanción que obtuvo –por unanimidad- en Diputados.  El punto de la discordia con la jerarquía eclesiástica es que la ley de educación incluye la obligatoriedad de impartir educación sexual integral en todas las escuelas. Es la segunda ley que el lobby clerical frena en el parlamento de Santa Fe, la ley específica de ESI se encuentra en el mismo limbo legal.

 “El lobby del arzobispado de Rosario y del presidente de la comisión de Educación de la Conferencia Episcopal, Eduardo Martín, logró frenar en el Senado la ley de Educación de la provincia que Diputados aprobó por unanimidad el 20 de setiembre”, informa Página 12 del 12/10, sin que haya merecido una desmentida de los bloques políticos allí presentes. Por el contrario, Traferri, jefe de los barones del PJ en Santa Fe que domina el Senado, justificó el congelamiento legislativo en nombre de que la ley votada en Diputados no es la que el Poder Ejecutivo había pactado con el clero: “El descontento es porque la ley de Educación que habían consensuado con el gobierno y el Ministerio de Educación no es la que votó Diputados.  Si es cierto que se acordó algo y después se hizo otra cosa es preocupante porque no hay garantías. Uno entiende que si se acuerda, una vez que se cerró el acuerdo, no se habla más. Se lo cumple”.

Las declaraciones del senador demuestran que el Frente Progresista cogobierna con la Iglesia. La ministra Claudia Balagué, que no promovió ninguna deliberación entre la llamada “comunidad educativa” al respecto de la ley, le dio ese espacio privilegiado al obispo Eduardo Martín, la cabeza política de los ataques reaccionarios contra las mujeres que movilizamos en Rosario durante el Encuentro de 2016. La impostura de la progresía  ya ni asombra, luego de que el diputado del PS Luis Contigiani votara en contra del aborto legal en el Congreso, cuando hizo campaña con una plataforma que incluía ese derecho democrático elemental para conquistar a su base electoral.

Los resultados de esta connivencia del “socialismo” con la reacción se expresa en datos que dan cuenta de una realidad alarmante: Santa Fe está bien por encima de la media de embarazo adolescente de Argentina, en un 2.4%,  cuando el promedio del país es del 1.6%, colocándola más cerca de Formosa que de Ciudad de Buenos Aires, mal que le pese al progresismo pequeñoburgués que gobierna hace 10 años la provincia y 30 Rosario. Este entramado político lo puso al descubierto otro funcionario provincial en un audio de Whats App que se difundió recientemente. Allí Esteban Paulón, subsecretario de Diversidad Sexual de Santa Fe y vicepresidente de la Federación Argentina de Lesbianas Gays Bisexuales y Trans, salió a desmentir la campaña al respecto de la unilateralidad de los contenidos de la ESI, informando que la Iglesia católica forma parte del Consejo Federal de Educación que resuelve los contenidos curriculares.

El sostenimiento del clero de parte del gobierno del Frente Progresista es profundo. En Rosario, el socialismo le cedió más de 500 inmuebles, entre edificios y tierras, al Arzobispado de la ciudad, siendo la ciudad de Santa Fe con la mayor cantidad de propiedades a nombre de la iglesia. Este número es elocuente, porque supera incluso la cantidad de propiedades en manos de la iglesia católica de la Ciudad de Buenos Aires. Además, de las 512 propiedades que posee, solo 2 pagan impuestos (El Ciudadano). La municipalidad de Rosario pierde por año 11 millones de pesos por las exenciones impositivas a universidades y  colegios religiosos, edificios del arzobispado de Rosario y otras propiedades eclesiásticas, lo que es responsabilidad del conjunto del Concejo Deliberante de Rosario, que votó declarar estas propiedades como de “bien público”, cuando su usufructo es privado.

Régimen cómplice

Las reuniones que mantuvieron los Obispos de Rosario, Santa Fe y Rafaela, con el PJ y la UCR da cuenta del sometimiento generalizado de los partidos tradicionales al lobby clerical y de la manipulación más completa y absoluta de la legislatura provincial, que se ha convertido en una vidriera electoral para presentar leyes que nunca llegan a destino final. Que el proyecto de ley de educación provincial haya salido por unanimidad en una cámara y no haya siquiera sido tratado en la otra, cuando en ambas están presentes todos los bloques políticos, da cuenta de la manipulación demagógica de las necesidades populares. Al peronismo le cabe una responsabilidad especial en este uso oportunista de la ESI, el bloque del senador Traferri presentó al calor de la “ola verde” un proyecto de ESI en los términos de los que hoy se debate en el Congreso de la nación a instancias del PO-Frente de Izquierda, estableciendo la obligatoriedad en la impartición de los contenidos en las escuelas estatales y confesionales de Santa Fe. Ahora, con el empoderamiento de la reacción, el PJ sale corriendo detrás de la curia que necesita para su operativo electoral “Volveremos 2019”.

Las variantes del centroizquierda que integran la legislatura han dado muestras de una brutal impotencia para salir a defender la ESI, Carlos Del Frade hizo referencias filosóficas al respecto de la importancia de la ley pero sin sacar los pies del plato, cuando su frente político tiene representación en la cámara y en sindicatos que tienen la responsabilidad de defender a las y los compañeros hostigados por las iglesias. El reparo se debe al acuerdo político que ha sellado con el kirchnerismo en “Diálogos Abiertos”, que podría llegar a ser una colectora en una interna amplia del PJ e incluye a elementos clericales, como el pastor Eduardo Trasante, quien ingresó por Ciudad Futura al concejo de Rosario catapultado por la “Lista 100% femenina” de esa fuerza política local.

Fuera las Iglesias

Mientras tanto, se conoció la noticia de que en 10 días 4 niñas denunciaron casos de abuso sexual en el espacio de dictado de la ESI en escuelas primarias del sur de Santa Fe. Es el resultado del esfuerzo profesional y militante de la docencia y la juventud para que existan estos espacios, que han demostrado ser vitales en defensa de la infancia, las mujeres y los más jóvenes, en un cuadro de creciente descomposición social.

No podemos esperar nada de un régimen político comprometido hasta los tuétanos con el sostenimiento clerical.  Los sindicatos docentes deben dar una respuesta a esta embestida, defender a las y los docentes que dan la ESI y exigir la aprobación del proyecto del Frente de Izquierda que modifica la Ley nacional 26.150, porque es un mensaje político contra el oscurantismo en educación y porque establece la obligatoriedad y por lo tanto la responsabilidad del Estado en brindar los recursos: materiales didácticos, formación gratuita y a cargo de profesionales comprometidos en la temática, cargos docentes para la efectiva implementación. Todo esto bajo control de estudiantes, sindicatos docentes y organizaciones de mujeres.

La lucha sigue:

Educación sexual para decidir. Anticonceptivos para no abortar. Aborto legal para no morir

Compartir

Comentarios