fbnoscript
2 de noviembre de 2018

Terciarios: gran rechazo de los estudiantes al “Operativo Enseñar” en Bariloche

Por Corresponsal

El pasado martes 30/10 los estudiantes del IFDC Bariloche (instituto de formación docente), a través de asambleas, resolvió un rotundo rechazo a la “Autoevaluación en los Institutos Superiores de Formación Docente”. La votación de más de 100 estudiantes contra lo que antes era el Operativo Enseñar, significó un rechazo a las políticas de ajuste del gobierno nacional y provincial.

Recordemos que el Operativo Enseñar, ahora “Autoevaluación en los Institutos Superiores de Formación Docente”, se corresponde con las políticas de ajuste que se quiere imponer en la formación docente desde el gobierno nacional, amparados en la Ley de Educación Nacional. Ahora, este dispositivo viene disfrazado de “autoevaluación”, pero juega el mismo rol. Se busca comparar y valorar los IFDC y luego disminuir la “brecha” entre ellos, lo que no se explica es cómo. El documento marco es ambiguo y confuso, pero se deja entrever en la “letra chica” su carácter ajustador. Las preguntas buscan, indirectamente, rescatar datos de los gastos que implica tal u otra carrera, juzgar a los docentes por sus prácticas y la propia formación de los estudiantes sin dar lugar a las diferentes trayectorias y sus respectivos contextos.

Desde la UJS y compañeros independientes, Agrupación Mariano Ferreyra, nos esforzamos por explicar este carácter del “Operativo Enseñar”. Esta autoevaluación, que supuestamente tiene continuidad en talleres para el 2019 no es más que un dispositivo para luego implementar proyectos de ajuste y avanzar en la reforma educativa.

El Centro y el Claustro de Estudiantes en un impase

La experiencia de haber votado el rechazo a la autoevaluación en el IFDC tuvo también otro elemento alentador para los estudiantes. Se llamó a asamblea resolutiva después de más de un año en la que los estudiantes pudieron jugar un rol protagónico a través del debate, echando por tierra todos los argumentos del Claustro estudiantil y del Centro de Estudiantes: que las asambleas no servían, participación escasa, etc. Ambos han jugado un rol pasivo ante las reivindicaciones más elementales de los estudiantes. En el IFDC Bariloche no hay comedor, faltan aulas, faltan becas integrales para residentes, por nombrar algunas.

Vale destacar que las asambleas de este martes fueron arrancadas al Claustro por los compañeros de la UJS cuando la gestión y el Claustro pasaban por las aulas informando acríticamente sobre la “autoevaluación”. Y para no ser menos que ellos, el Centro de Estudiantes ni se mosqueó ante esta situación, no se sabe hasta el momento cuál es su postura al respecto, su participación en las asambleas fue nula, no participaron en ninguna.

Tanto el Claustro como el Centro de Estudiantes se hacen pasar por independientes y antipartidos, pero su rol pasivo, a lo largo de todo el año, los ha dejado pegado a la gestión y a las políticas de ajuste del gobierno.

La gestión luego de las asambleas

Curiosamente, luego de las asambleas que rechazaron la “autoevaluación”, estudiantes de 3° y 4° año recibieron un mail de la dirección que va en contra del mandato de las asambleas. El plazo para enviar las autoevaluaciones era hasta el 31/10. Este mail, con firma de la dirección, invita a los estudiantes a realizar la autoevaluación porque mágicamente se habría prorrogado el tiempo de presentación de las autoevaluaciones hasta el viernes 2/11 hasta las 20 hs. Rechazamos este intento antidemocrático de la dirección de desconocer la asamblea de los estudiantes que se organizaron para impedir que pasen estos dispositivos ajustadores.

Rechacemos esta autoevaluación institucional y los operativos de evaluación Aprender y Enseñar. Abajo el Plan Maestro y las reformas educativas. Defendamos la escuela pública.

 

En esta nota:

Compartir

Comentarios