fbnoscript
9 de noviembre de 2018

Inscripción 2019: otra vez miles de niños y niñas sin vacante

El lado más crudo de la crisis educativa

Cinco años después de haberse implementado la inscripción "on line", nuevamente miles de niños y niñas que se anotaron este año quedaron sin vacante en las escuelas de la ciudad de Buenos Aires, especialmente en el Nivel Inicial. Así ya lo indican los cientos de reclamos y posteos en páginas que reúnen a familias de trabajadores con niños en edad escolar desde las primeras horas de la publicación de los listados.

Esta política está llevando –y este es su objetivo de fondo- a una gran transferencia de recursos de las familias trabajadoras a los jardines privados, el control y manipulación de la matrícula a cargo del Ministerio y la proliferación de Centros de Primera Infancia (CPI) que ya suman más de cien. La ausencia de vacantes y el derrumbe edilicio son la expresión de la falta de construcción de escuelas y jardines y el resultado del vaciamiento presupuestario.

A su turno, esta política antieducativa se completa con las todas las reformas  que está llevando adelante el gobierno - UniCABA, Secundaria del Futuro -, cierre de sala de lactarios en el jardín del hospital Ramos Mejía, la suspensión de la inscripción en colonias de vacaciones de los hospitales Tornú y Materno Infantil Sarda, recorte en las viandas y comedores escolares,  entre otras medidas.

Las familias se organizan

Como respuesta a este ataque furibundo contra las familias trabajadoras, lazos de solidaridad se tienden entre las  que consiguieron, amparo mediante, la vacante para sus hijos y aquellas que no tienen un lugar en la escuela pública. De ello da cuentas, el colectivo Vacantes para [email protected] en las escuelas públicas    que concentra a familias que luchan por una vacante para sus hijos e hijas pero fundamentalmente por la construcción de escuelas y jardines. El colectivo, además de recoger desde hace años este reclamo, orienta a las familias en cómo reclamar para obtener un lugar en la educación pública y se organizan para exigir la construcción de escuelas y jardines como solución de fondo a la falta de vacantes.  

Estamos frente a un ataque en regla a la educación pública en la ciudad, que requiere que docentes, estudiantes y familias accionen de manera constante e independiente de los bloques políticos tradicionales y de las direcciones burocráticas de los sindicatos.

El lema "No sobran pibes, faltan escuelas", sostenido por los familiares, manifiesta su justeza y plantea la necesidad de seguir luchando.

Instrucciones para Reclamar Vacante 2019

Compartir

Comentarios