fbnoscript
16 de noviembre de 2018

Masiva audiencia pública en la Legislatura de Córdoba por la implementación de la ESI

Desbordó la Sala 1 de la Legislatura y sesionó en plena peatonal. Crece la lucha por la Educación Sexual Integral
Por Soledad Díaz García Plenario de Trabajadoras Córdoba

La audiencia pública por la ESI (Educación Sexual Integral) convocada para este jueves 15 de noviembre desde la banca de Eduardo Salas del FIT-PO e impulsada por el Plenario de Trabajadoras, con más de 150 personas, desbordó la Sala 1 de la Legislatura y ante la multitud sesionó en plena peatonal.

La importante concurrencia fue el resultado de una intensa campaña de agitación que colocó a la Legislatura provincial como escenario clave para oponer un curso de acción a la contraofensiva de la Iglesia católica y evangélica que ataca la implementación de la ESI. Pero además reveló el gran interés por la educación sexual entre los jóvenes, que la entienden como una necesidad contrariando las campañas de desinformación que promueven sectores reaccionarios bajo el lema “#ConMisHijosNoTeMetas”.

En efecto, los recientes resultados de las pruebas Aprender revelaron que un 83% de los estudiantes quiere ESI para tratar entre otras cosas la violencia de género. 

En la provincia no existe una ley de educación sexual integral, por el contrario la Ley Nacional de Educación aprobada en Córdoba (mediante represión) en el año 2010,  habilita la instrucción religiosa y la intromisión de la Iglesia en las escuelas públicas. La misma norma establece que la educación sexual se guiará por la Ley Nacional 26.150 de ESI, y con ello admite el ideario institucional como primer obstáculo para su aplicación. 

Lo cierto es que más allá de las diferentes normativas, en la provincia no se imparte Educación Sexual Integral en la mayoría de los colegios, en el 40% en los que se brinda se lo hace con una orientación biologicista, mientras que en las escuelas confesionales los contenidos son de orden religioso y moralista, y han dado lugar a graves denuncias de padres y estudiantes en el caso de las Escuelas Pías y la Universidad Católica de Córdoba por materiales de estudio que fomentan la violencia y el sometimiento de mujeres y disidencias sexuales. 

En este contexto tuvo lugar la audiencia pública en la que participaron múltiples representaciones estudiantiles de colegios secundarios, terciarios y universitarios, docentes y trabajadores de la salud. Es de destacar como convocante a la jornada al colectivo LGTBI y la Agrupación 1969. Estuvieron presentes organizaciones de lucha contra el abuso sexual en la infancia y adolescencia como “Fórum infancias Córdoba”, y hubo una destacada presencia de compañeras del Polo Obrero que luchan contra la regimentación clerical en los barrios. 

Las decenas de intervenciones apuntaron a la separación de la Iglesia del Estado como condición necesaria para romper con este régimen que se nutre de la opresión y la violencia contra las mujeres y las disidencias sexuales. 
La iniciativa dejó planteada una enorme campaña de agitación y difusión en oposición a la avanzada clerical, se votó un plan de acción que va desde las charlas y talleres en colegios y barrios, hasta la juntada de firmas de un petitorio para el inmediato tratamiento y aprobación del proyecto provincial de ESI presentado por la banca del Partido Obrero en el Frente de Izquierda y de los trabajadores hace seis meses. Asimismo, el contundente rechazo del movimiento de mujeres, la juventud y las disidencias al presupuesto provincial de ajuste 2019, y una masiva convocatoria a la marcha del 25 de noviembre en el Día Internacional contra la violencia hacia las mujeres con estas consignas. 

De esta manera, superando las expectativas en cuanto a la enorme adhesión política, impulsamos la efectiva implementación de la ESI en la provincia, colocamos nuestra banca y nuestro programa al servicio de la continuidad a la ola verde que llego para quedarse. 

En esta nota:

Compartir

Comentarios