fbnoscript
20 de noviembre de 2018

En defensa de la educación terciaria y la docencia

20,21 y 22 de noviembre: marcha, acampe y paro educativo contra la Unicaba.

El gobierno de Horacio Rodríguez Larreta intentará hacer aprobar en la Legislatura este jueves la creación de la Unicaba, supuesta universidad docente que reemplazará a las 29 instituciones educativas de formación docente que actualmente funcionan en la Ciudad, de larga trayectoria académica. El oficialismo confía en tener el voto asegurado de 34 legisladores. Sin embargo, el rechazo de las comunidades es tal que los legisladores del PRO tuvieron que firmar el dictamen del proyecto en los despachos, luego de escaparse de una bochornosa comisión de educación.

Leer más: Unicaba: escándalo en la Legislatura

La comunidad educativa prepara una semana de lucha para derrotar esta reforma anti-educativa.

Comenzará este martes 20 con una marcha de antorchas desde Palacio Pizzurno a Legislatura de la Ciudad. Allí iniciarán un acampe que se extenderá durante el miércoles 21 y el jueves 22 tendrá lugar un paro educativo convocado por UTE y Ademys para rodear la Legislatura.

Desde hace un año ya que las y los estudiantes y docentes de formación docente de la Ciudad de Buenos Aires vienen protagonizando inmensas movilizaciones, jornadas de clases públicas y paros del nivel para oponerse a la destrucción de 29 profesorados. Esta reforma empalma con otras, como la secundaria 2030, que pretende generalizar las carreras cortas –chatarras– las evaluaciones externas estandarizadas, la educación a distancia y la precarización laboral docente. En definitiva, están dirigidas a adaptar la educación a las demandas cambiantes de la económica capitalista que requiere una descalificación pedagógica para un mundo del trabajo profundamente descalificado.

 

Coexistencia es vaciamiento y cierre de profesorados

Tras varios intentos el gobierno llegó a presentar una tercera versión del proyecto en cuestión, planteando una creación de la Unicaba manteniendo los actuales institutos. Pero es claro que su propósito original no se ha modificado: barrer los institutos.

El caso del instituto de educación física Romero Brest es ejemplificador, ya que venden el terreno que ocupa antes de votar la ley, en función de los intereses inmobiliarios para un negocio multimillonario.

No hay “coexistencia” posible sin dar respuesta a las demandas históricas de los institutos que carecen de presupuestos, recursos, nombramientos docentes y que “competirán” por estos recursos con una universidad que otorgará más beneficios para realizar las carreras, tendrá edificio propio e introducirá el negocio con las capacitaciones docentes para un público cautivo que necesitará estos cursos para mantener tu cargo docente.

Las corrientes kirchneristas (como la celeste de Ute-Ctera y Patria Grande) que osaron sostener esta idea de coexistencia tuvieron que recular rápidamente frente al repudio general de las/os estudiantes y docentes. Después de todo, durante sus gobiernos fomentaron este tipo de universidades, en lugar de invertir en los institutos de formación docente existente.

Defender la educación en las calles

Los movimientos de lucha en defensa de la educación pública, en particular en la ciudad de Buenos Aires, tienen en su historia haber volteado a la ley federal de educación de los 90´, las luchas en contra de la privatización –escuela shopping de Grosso y Filmus–, la ocupación general de escuelas frente a la NES (aplicación de la ley de educación nacional del 2006), las luchas contra la desvalorización de los títulos de escuelas artísticas y la reforma de los planes de estudio de los terciarios en el año 2014 a nivel nacional y, ahora, contra la aplicación de la secundaria 2030 y los cierres de terciarios y reformas específicas como la Unicaba.

De forma invariable, gobierno tras gobierno han aplicado las reformas orientadas por los organismos internacionales de crédito, BM, FMI, OCDE, entre otras.

La reforma de la formación docente está inscripta en la propia ley nacional de educación (art.72) y el reciente acuerdo denominado “Marco referencial de capacidades profesionales de la formación docente inicial” (Resolución 337/18)), firmado por los 24 ministros de educación, junto al Ministro de Educación Nacional Alejandro Finocchiaro, que estipulan 6 capacidades desagregadas en 30 específicas, sobre la formación docente inicial nos hablan de la existencia de un plan organizado para llevar adelante una reforma en todo el territorio, con el aval de todos los bloques políticos.

A través de un movimiento independiente de todos los bloques políticos patronales, que encaran esta fase de la lucha de forma derrotista, debemos demostrar que somos miles y vencer este nuevo intento de degradar la educación y el trabajo docente.

Garanticemos la marcha de antorchas de Pizzurno a Legislatura de la ciudad, el acampe y el paro educativo del jueves 22 para rodear la legislatura.

Compartir

Comentarios