fbnoscript
27 de noviembre de 2018

Derrotemos el nuevo ataque de Vidal a los institutos terciarios

El gobierno dispuso el cierre de cursos y de carreras en los Institutos de Formación Docente y Técnica. El 28, todos a La Plata.

Una reciente resolución de la Dirección de Educación Superior (DES) bonaerense, en la que se notifican las carreras y cursos aprobados para el ciclo lectivo 2019, pone de manifiesto un recorte presupuestario, con los consecuentes cierres de carreras y comisiones y fusiones de materias troncales comunes a distintas carreras. Sumada a la medida restrictiva de acortar el período de inscripción sólo a diciembre, tendrá la consecuencia esperable de docentes sin trabajo y estudiantes sin carreras para el próximo año.

La resolución se conoció el mismo día en que la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires aprobaba, represión a docentes y estudiantes mediante, la formación de la Unicaba para avanzar en el cierre de los Institutos de Formación Docente en la Capital. Estamos ante una política de Estado.

Esta disposición está en sintonía con los ataques de Vidal durante todo el año la educación pública. El cierre de modalidades como la de Especial, así como el desmantelamiento de los Equipos de Orientación Escolar, repercute ahora en los institutos donde se forman esos docentes. El vaciamiento del área de Infraestructura Escolar mientras se agrava el derrumbe edilicio, que en los terciarios se sufre por partida doble –ya que en su mayoría no cuentan con edificios propios-, desemboca ahora en el intento de cierre de Institutos. Por sobre todo, la pretensión de barrer con los derechos laborales consagrados en el Estatuto del Docente tiene ahora su correlato en la destrucción de los profesorados. Ello mientras el gobierno pretende responsabilizar a la “falta de formación” de los docentes por la debacle educativa.

Esta nueva ofensiva, mientras las comunidades educativas de cada regional reclaman presupuesto y condiciones de infraestructura para atender una mayor demanda educativa, es de las primeras consecuencias de la implementación del ajuste previsto en el Presupuesto 2019, que el gobierno buscará aprobar el viernes 30 tras pactar con el peronismo. En el proyecto, la partida para educación cae más de dos puntos porcentuales respecto del año en curso, deja sólo un 0,7% de esa partida para gastos no corrientes como Infraestructura, y hasta incorpora el resultado de las pruebas Aprender en la distribución del Fondo Provincial de Mantenimiento que se reparte a los municipios.

El recorte en la oferta educativa del Nivel Superior vale para desmentir la muletilla que se repite contra la juventud acerca de que el desempleo y la precarización laboral son consecuencia de la falta de formación: si hoy, según el Ministerio de Trabajo de la Provincia, en los jóvenes entre 18 a 29 años un 20,6% (358.000) son desocupados y el 10,8% (158.000) son subocupados, flaco favor hace el gobierno recortando la oferta de los Institutos de Formación Docente y Técnica. En realidad, esta política forma parte de un proceso de descalificación educativa, que también plantea Bolsonaro en Brasil y que se está aplicando en Francia, Chile, Estados Unidos, porque son los dictados de la OCDE y el Banco Mundial para acoplar la educación a las reformas laborales flexibilizadoras. El gobierno de Macri y Vidal quiere transformar la educación pública en el departamento de recursos humanos al servicio de las empresas.

Desde el punto de vista del capital, lo que hay es una sobrecalificación de la mano de obra respecto de la descalificación que pretenden imponer en el trabajo, para aumentar la explotación. Del mismo modo procede el gobierno de Vidal, intentando desmantelar los profesorados para avanzar contra el Estatuto del Docente y los derechos laborales de la docencia.

Pocas horas después de conocerse las resoluciones de cierres, la comunidad educativa de los institutos ha comenzado a ganar las calles. Hay cuerpos de directivos y Consejos Académicos pronunciándose contra esta medida, así como proliferan las asambleas y movilizaciones en cada región. El miércoles 28 está convocada una marcha provincial a la Dirección de Educación Superior hasta que den respuestas y se revierta la medida. El viernes 30 está planteada una nueva marcha a la Legislatura contra la aprobación del Presupuesto; la burocracia de Suteba y el FUD le da la espalda, ya que se haya subordinada al peronismo que dará los votos necesarios.

Derrotemos esta nueva ofensiva poniendo en pie asambleas y coordinadoras para definir los pasos a seguir. No al cierre de los Institutos de Formación Docente y Técnica.

Compartir

Comentarios