fbnoscript
7 de enero de 2019

Reforma de la escuela técnica: Vidal retrocede, la lucha continúa

No se recortarán módulos. Victoria parcial de la comunidad educativa.

Los funcionarios de Vidal finalmente dieron a conocer la reforma curricular para las Escuelas Técnicas de la provincia de Buenos Aires.

Centralmente consta de una “actualización de contenidos”. En el Ciclo Básico, se respeta la carga horaria ya establecida y se agrega como contenido transversal la materia "Saberes Digitales". En lo que respecta a las especialidades, se modifican 15 de las 18 existentes: Aeronáutica, Aviónica, Automotores, Administración de las Organizaciones, Electromecánica, Electrónica, Electricidad, Informática Personal y Profesional, Maestro Mayor de Obra, Multimedios, Mecánica, Programación, Química, Servicios Turísticos y Tecnología de los Alimentos. Las restantes, que no serán modificadas, son Energías renovables, Maderas y muebles y Construcción Naval. En el Ciclo Superior, a partir de 4°, se actualizarán las áreas ya mencionadas, con cambios también de la denominación de algunas asignaturas.

Su implementación será de forma gradual y progresiva, a partir del ciclo lectivo 2019: 1º y 4º en 2019, 2º y 5º en 2020, 3º y 6º en 2021 y 7º en 2022.

Con respecto a la Secundaria Agraria, se eliminan las especializadas con el argumento de que “estarán contempladas” en tres nuevas tecnicaturas que se crean –Técnico en Agro-industria, Técnico en Agro-servicio y Técnico en Producción Agropecuaria. Sin embargo, esto deberá ser debidamente fiscalizado y controlado por la comunidad educativa para que efectivamente no afecte ningún derecho de docentes y estudiantes.

Recule del gobierno

En el mes de julio, el gobierno provincial había dado a conocer en su página oficial del ABC un primer proyecto, que incluía un recorte de casi 1.500 módulos. Filosofía, Arte o Construcción Ciudadana ni siquiera aparecían como contenidos y materias de Ciencias Sociales y Naturales aparecían reducidas a la mitad. Además, incluía una cierta cantidad de modificaciones pedagógicas que atentaban contra la estabilidad de los docentes. Más tarde, en octubre, el gobierno provincial difundió que estaba trabajando en un proyecto de reforma que contemplaba el recorte de 600 horas. Finalmente, la reforma no incluye el recorte de ninguna materia y establece en su artículo 10 que “a los fines de no producir ningún perjuicio al personal docente involucrado en las acciones previstas en la presente norma, se garantiza que no se afectarán los derechos laborales de los trabajadores de la educación” (…) “En el mismo sentido, los cambios en las denominaciones de las materias no afectarán la continuidad de los docentes que vienen desempeñándose actualmente”. Esto representa un retroceso objetivo del gobierno con respecto a sus pretensiones iniciales y es una primera victoria de la comunidad educativa que dio una pelea a brazo partido en defensa de la escuela técnica.

Rebelión educativa

El proceso de organización que se dio en las Escuelas Técnicas –que el lector puede encontrar en artículos de PrensaObrera.com– , empalmó con una rebelión docente más general: salarios, lucha por justicia por Sandra y Rubén, infraestructura escolar y contra otras reformas anti educativas que desembocaron en paros a cuenta gotas que la burocracia evitó que se encaminen hacia la huelga general.

Apenas Vidal dio a conocer el primer borrador de reforma, los SUTEBAS Multicolor impulsaron la realización de asambleas en los colegios, la convocatoria a un plenario provincial de delegados a la conducción provincial del gremio para unificar el reclamo contra esta nueva reforma antieducativa con el resto de las reivindicaciones de la docencia y construir un plan de lucha. Antes del receso invernal, en La Matanza, se hizo la primera presentación a representantes del COPRET de miles de firmas de docentes, estudiantes y familias que se pronunciaban en las escuelas contra la reforma, acompañada de un corte de la ruta 3 y una concentración numerosa. Radios abiertas, volanteadas, cortes de calles, abrazos a las escuelas y movilizaciones que llegaron a ser multitudinarias (Berazategui) se fueron abriendo paso por toda la provincia, incluyendo una marcha de miles de estudiantes a La Plata. Al calor de esta lucha también se formaron centros de estudiantes que jugaron un papel importante en la organización de los alumnos/as. El pañuelo “La Escuela Técnica no se toca” se hizo absolutamente popular entre la comunidad educativa.

La conducción del SUTEBA Provincial se limitó a declarar de palabra su oposición a la reforma. Realizaron alguna acción aislada que no pretendía darle una perspectiva provincial para que el gobierno archivara definitivamente la reforma. Prueba de ello es que en aquellas seccionales dirigidas por la celeste se auto convocaron docentes y realizaron actividades desafiando a la propia la dirección.

El gremio SUETRA, de educadores técnicos, que trabajó conjuntamente con Vidal en la reforma desde el día uno, que atacó a los gremios que se oponían y justificaba los recortes, quedó absolutamente en offside. Los compañeros que participaron de este proceso de lucha han sacado conclusiones importantes.

Perspectivas

La lucha de la comunidad educativa obligó a Vidal a retroceder en el punto central de la reforma, pero su propósito estratégico de adaptar los contenidos de la escuela técnica a las necesidades empresariales sigue en la agenda. El ciclo lectivo del 2019 encontrará sin lugar a dudas a la docencia en pie de lucha por su salario, en defensa de su estatuto, jubilaciones y contra las reformas anti obreras de Macri, el FMI y el conjunto de los gobernadores.

Viva la lucha por la Escuela Pública.

Te puede interesar: Abajo la (contra) reforma en la Escuela Técnica de Vidal
Derrotemos la reforma anti educativa de Vidal en las Escuelas Técnicas
Masiva movilización de las Escuelas Técnicas en rechazo a la contrarreforma de Vidal
Suteba La Matanza: las escuelas técnicas en pie de lucha
Educación Técnica: la "consulta" de Vidal para hacer pasar el ajuste

Compartir

Comentarios