fbnoscript
4 de marzo de 2019

A 7 meses del asesinato de Sandra y Rubén, las escuelas de Moreno no están en condiciones

Vidal y el intendente Walter Festa son responsables
Por Lorena
Tribuna docente Moreno

A siete meses de la explosión de la escuela N° 49 de Moreno que causó la muerte de los docentes Sandra y Rubén, y a días del comienzo del ciclo lectivo, las escuelas todavía no se encuentran en condiciones de funcionamiento.

Las cuestiones de infraestructura no están resueltas a pesar del receso escolar. Las obras no se realizaron en su totalidad o se realizaron mal y debió recontratarse a otras empresas o cooperativas para que las rehagan, lo que ocasionó una pérdida de tiempo y dinero. Inclusive, muchas obras quedaron paralizadas.

Las autoridades municipales y provinciales han dejado 6 meses a los chicos sin clases y les niegan el derecho a la educación en lugares seguros y dignos. Las obras de gas, por ejemplo, no se han realizado salvo en algunos pocos edificios. Además, hay problemas más profundos, como por ejemplo en la EP 13, donde directamente se debe demoler el edificio. Por ese motivo, se trasladará a los alumnos y docentes a otro establecimiento.

Ningún gobierno, ni el municipal ni el provincial, está dispuesto a poner en marcha un plan de obras integral para darle una solución a los problemas de infraestructura en las escuelas del distrito ni de toda la provincia.

Ctera y Suteba deben resolver un plan de lucha con continuidad (y no “paros aislados", ni “esperar a las elecciones") hasta derrotar el plan de guerra contra la educación pública. Los 12 puntos de habitabilidad no son negociables para la apertura de una escuela. Suteba debe garantizar que en cada una de las escuelas se cumplan a rajatabla.

Debemos seguir exigiendo un plan de obras integrales para las escuelas de Moreno y de toda la provincia.

Es necesario seguir los pasos de las asambleas de las comunidades educativas para obtener los reclamos y el control de las obras en las escuelas con la urgente convocatoria a una asamblea educativa de Moreno de docentes, padres, alumnos y no docentes para organizar la lucha.

Planteamos un congreso de delegados con mandato de trabajadores de la educación y de todo el movimiento obrero para elaborar un verdadero plan de lucha para derrotar todas las políticas antieducativas y de ajustes contra la educación pública. La lucha es ahora.

Anulación de todas las acusaciones e investigaciones contra los docentes.

Seguimos exigiendo Justicia por Sandra y Rubén.

Gabriel Sánchez Zinny (director general de educación de provincia) y todo su equipo deben renunciar ya.

Vidal es responsable.

Juicio y castigo a los responsables políticos y materiales de la muerte de Sandra y Rubén. Coloquemos este reclamo en el paro nacional docente del 6, 7 y 8 de marzo.

Compartir

Comentarios