fbnoscript
26 de abril de 2019

La renuncia de la ministra de educación de Chubut y el derrumbe edilicio

Un apartamiento para que nada cambie
Por Corresponsal
Tribuna docente Chubut
La renuncia de la ministra de educación de Chubut y el derrumbe edilicio

Escuela primaria 219 de Puerto Madryn

Después de los reiterados pedidos de informes e interpelaciones a las que no se presentó, la ministra de Educación provincial, Graciela Cigudosa, ha renunciado. Su renuncia es un fusible que hace saltar el gobierno de Mariano Arcioni para salvar un esquema de vaciamiento de la educación pública y pulverización del salario. Con esta renuncia, el gobernador pretende seguir adelante la campaña electoral, con un armado que lleva a la ex ministra como candidata a diputada.

Derrumbe edilicio y negociados

Hace menos de un año la muerte de Sandra y Rubén evidenció de la peor forma el estado en que se estudia y se enseña en las escuelas del país. No obstante, en Chubut el ciclo lectivo inició con 150 escuelas con problemas de infraestructura en toda la provincia.

Al igual que en la masacre de Moreno, unas 20 escuelas de Comodoro Rivadavia tienen falta de gas para calefaccionar y cocinar, o presentan fugas que ponen en riesgo la integridad física de la comunidad educativa. En Trelew y en varios puntos de la provincia se han denunciado escuelas sin suministro de gas, con riesgo eléctrico, o sin agua potable entre otros graves problemas de infraestructura.

La respuesta de las autoridades fue dar clases en gimnasios o incluso que los maestros dicten clases los días soleados.

Este derrumbe edilicio se sostiene al mismo tiempo que cobra notoriedad el entramado de corrupción con la obra pública y la ejecución de partidas para infraestructura escolar. Una vez más los empresarios han lucrado con sobreprecios, con la venia del Estado provincial y sus funcionarios.

El gobernador Mariano Arcioni arma un negociado con empresas e intendentes, que según avanzan las investigaciones va tomando distintas modalidades. Entrega las obras sobrevaluadas, mal hechas, que se caen a pedazos o sin finalizar, a  una lista de empresarios recurrentes. En otros casos, se conocen partidas destinadas a infraestructura que nunca se ejecutaron, como en Trelew, donde en enero se asignó una partida de $21.580.000 para el mantenimiento y conservación de edificios escolares que nunca se ejecutó.

Congreso de delegados de base

Arcioni, al igual que Macri y todos los gobernadores, aplica el ajuste y avanza con los recortes en educación que exigen los acuerdos con el FMI. Este derrumbe edilicio forma parte de un desguace nacional votado en el presupuesto por el gobierno y la "oposición".

Planteamos realizar un congreso de delegados con mandato de trabajadores de la educación para elaborar una salida propia a este régimen que atenta contra la vida de los trabajadores y estudiantes.

Compartir

Comentarios