fbnoscript
9 de mayo de 2019

El acuerdo de Vidal y el Frente de Unidad Docente no llega al 15%. Que se reabran las paritarias ya

El cobro docente evidenció que no hay retroactivo

Llegado el momento del cobro del  acuerdo paritario que firmó el gobierno y la burocracia sindical del FUDB (Frente de Unidad Docente) los docentes se encuentran con un abanico de realidades: compañeros que no recibieron aumentos por descuentos de paro; deudas mal liquidadas; bajas en cargos cuando no correspondía; otros que por acumulación de horas o cargos sin cobrar tuvieron un impacto en su sueldo; casos donde el aumento fue absorbido por el impuesto a las ganancias.

Esta variedad de casos no puede ocultar que  sumando el “recupero  del 2018 más el gatillo del 2019” el aumento oscila entre en 14,40% y el 14,93% (varía según el cargo y la antigüedad),  contra una inflación acumulada del 47% en el 2018 y un 15,4%  hasta abril del 2019. En ningún caso el retroactivo es simultáneo a la inflación, el último aumento fue en septiembre de 2018, el incremento es siempre posterior a la inflación, de este modo se consolida lo perdido y se mantienen una pérdida a futuro.

 

Cargo MG

Septiembre 2018

Marzo 2019

Aumento real

Porcentaje

sin antigüedad

$16.499

$18.876

$2.377

14.40 %

10 años

$18.105

$20.742

$2.637

14,56%

24 años

$22.119

$25.382

$3.263

14.75%

 

Cargo PR

Septiembre 2018

Marzo 2019

Aumento real

Porcentaje

Sin antigüedad

$14.744

$16.898

$2.154

14,60%

10 años

$16.111

$18.491

$2.380

14,77%

24años

$19665

$22.591

$2.936

14,93%

 

Cargo PF 10 módulos

Septiembre 2018

Marzo 2019

Aumento real

porcentaje

Sin antigüedad

$12.203

$13.977

$1.774

14,53%

10 años

$13.899

$15.938

$2.039

14,67%

24 años

$17.548

$20.155

$2.607

14,85%

(Los sueldos están sin centavos)

Con estos salarios los docentes deberán encarar los próximos meses hasta agosto, donde se cobraría un nuevo incremento del mes de julio, nuevamente, sobre una inflación pasada.

La proyección inflacionaria para el 2019 ya está en 36% (El Cronista, 3/4). Cuando se inició la discusión paritaria, en febrero de 2019, el dólar ya estaba  en $40. Al momento del cobro, el dólar cotiza $45. Todos sabemos que esta devaluación, rápidamente impacta en la nafta y el resto de los productos, encareciendo aun más la canasta familiar. La línea de pobreza supera los $28.000 y el costo de la canasta familiar  es superior $42.000 (puede ser mayor dependiendo de la zona), es decir, los docentes engrosan el 33,6% de pobres de la Argentina. Solamente un docente con dos cargos y el máximo de antigüedad  puede llegar  a cubrir la canasta familiar. El doble cargo en docentes es doblemente insalubre y de difícil acceso, no se llega tan simplemente y cuando se llega se paga con salud.

Es importante comparar esto con los bonos de la bicicleta financiera, solo las Leliq garantizan a los especuladores intereses del 73, 93% y están costando 250.000 millones de pesos solo en intereses (Infobae, 8/5) mientras que el gasto de Vidal en este supuesto aumento ronda los 29.000 millones de pesos (El Día, 22/4). La masa salarial, de la que tanto se jacta la burocracia,  apenas supera el 10% de lo que se llevan los bancos y especuladores financieros.

La burocracia sindical celeste del Suteba y el FUDB (Frente de Unidad Docente)  se apresuró a firmar esto consciente de la necesidad de cancelar cualquier proceso de lucha, de la contra propuesta no se avanzó un punto a favor de los docentes y alumnxs; las escuelas siguen en pésimas condiciones, continúan los sumarios, las viandas y comedores siguen siendo una miseria, continuaron los descuentos de paro.

El gobierno ahora avanza en la restricción de derechos encubierto en una modernización trucha.  El SUNA era el sistema que venía a solucionar el problema de cobros, cargas de novedades, etc. Esto hoy dejó a más de 11 mil docentes sin cobrar en toda la provincia. Junto a esto se aplica la jubilación digital, eliminando de un plumazo las anteriores modalidades de trámite; no hay fecha de cese, y el docente debe corregir con documentación fehaciente todo los errores de la hoja de vida de la DGCYE (Dirección General de Cultura y Educación), hasta que realice eso no podrá jubilarse, un absurdo total, el empleador  descarga en el trabajador  los errores que comete.  

Rompamos la tregua de Vidal y el FUDB

Preparemos un plan de lucha, por la reapertura de la paritaria, por un básico de $28.000 en el camino de un salario igual costo de la canasta familiar. Por infraestructura escolar y comedores nutritivos. Retiro de sumarios. Devolución de los descuentos por paro. Retiro de todas las reformas que atacan nuestros derechos. 

Desde las seccionales multicolor debemos retomar un plan de acción, que saque nuevamente la docencia a la calle y derrote el ajuste del FMI, de Macri y Vidal.

Compartir

Comentarios