fbnoscript
27 de junio de 2019 | #1554

El colapso de las escuelas porteñas

Fugas de gas, desbordes cloacales y viandas podridas
El colapso de las escuelas porteñas

Evacuación en el Lenguas Vivas. El colapso de las escuelas se enmarca en el ajuste a la educación de Macri y Rodriguez Larreta.

Luego de que el pasado lunes cientos de estudiantes del colegio Lenguas Vivas fueran evacuados por pérdida de gas en el establecimiento, y dos de ellos hospitalizados por los altos niveles de monóxido de carbono, fue noticia el colegio Julio Argentino Roca, donde se desbordó un caño cloacal y los docentes tuvieron que llamar a una asamblea para denunciar que las autoridades no querían cancelar las clases, a pesar de aulas inundadas y un olor nauseabundo en todo el colegio.

Son las más recientes expresiones de la crisis de infraestructura en las escuelas de la Ciudad, pero están lejos de ser las únicas. Las condiciones de cursada son cada vez más insoportables, y semana a semana aparece un caso distinto: un techo que se cae, plaga de ratas, viandas podridas o insuficientes, fuga de gas, falta de calefacción que obliga a morirse de frío  durante las clases, y la lista sigue.

En este momento, son numerosos los colegios que se encuentran sin clases por estos motivos: además del Roca, están en esta situación la escuela n° 6 del Distrito Escolar N° 1 (sin gas y con agua que sale negra), la N° 5 del CECEP 19 y la técnica N° 26 del DE 6  (por falta de agua y luz), la N° 24 del DE 19 (infestación de ratas y palomas). También el "Niní Marshall" de Mataderos, donde el mes pasado se desplomó el techo del baño y el miércoles pasado cancelaron las clases por desinfección, producto de dos casos de sarna en estudiantes. Y el Normal 4, donde a pesar de cancelarse las clases para desratizar el colegio, continúa habiendo una plaga desde hace semanas, lo que llevó a toda la comunidad de la escuela a organizarse para repudiar esta situación.

Otros episodios sucedieron en el Normal 6, donde recientemente se le cayó encima una ventana a una estudiante, y en el "Rogelio Yrurtia" en Parque Avellaneda, que se mudó hace poco a un nuevo edificio conquistado con la lucha de les estudiantes, pero que sigue sin estar en las mejores condiciones.

Otra arista es el tema de las viandas: en un contexto donde hay cada vez más despidos y los trabajos son más precarios, sobre todo para la juventud, se dificulta hasta tener un plato de comida. En el Rodolfo Walsh les llegaron a dar 5 viandas para 450 estudiantes. Desde el Casal Calviño exigen que haya viandas para el turno noche, donde cursan en gran medida chicos que trabajan durante el día, pero las únicas que tienen son las que sobran de los turnos anteriores. En el Albarracín de Sarmiento se organizaron para conseguirle comida a les que no tienen viandas, mientras esperan que desde el Estado otorguen las necesarias. En la Escuela Técnica Raggio, como en la mayoría de los colegios, la comida llega con moho.

Este colapso de las escuelas se enmarca en el ajuste a la educación del gobierno de Macri y de Horacio Rodríguez Larreta (en sintonía con los gobernadores e intendentes de todo el país). Se profundizan junto a ello los avances contra la educación pública, con las reformas anti educativas como la "Secundaria del futuro" (y a nivel terciario, con la Unicaba), y la persecución de les pibes que se organizan en los centros de estudiantes por sus reclamos, y por el aborto legal y la Educación Sexual Integral, laica y científica.

Lo que Larreta no te muestra

Rodríguez Larreta y la ministra Soledad Acuña ocultan estas condiciones miserables en la que les pibes tenemos que cursar. La educación pública y su presupuesto es uno de los principales rehenes del FMI. Como ha denunciado el Frente de Izquierda, tanto los Macri-Pichetto como los Fernández-Fernández se han comprometido con el Fondo para seguir pagando la deuda, lo que supone la continuidad del ajuste y de las pésimas condiciones de cursada.

Es por eso que les secundaries de la UJS lanzamos la campaña #LoQueLarretaNoTeMuestra para hacer oír nuestros reclamos históricos, derrotar esta avanzada y conseguir nuestras reivindicaciones. Necesitamos poner en pie al movimiento secundario contra el desfinanciamiento educativo y la crisis edilicia.

Organicémonos para exigirle al Ministerio de Educación y al gobierno que habiliten más viandas para les estudiantes que las necesiten, para que puedan ir a estudiar sin estar pensando si van a comer o no. Vamos por relevamientos de todas las escuelas sobre la sanidad y la situación edilicia. Impulsemos asambleas que resuelvan asistir este próximo 3 de julio a una concentración en el Ministerio de Educación y llevemos adelante un plan de lucha con cortes y movilización.

Es educación o FMI.

Compartir

Comentarios