fbnoscript
10 de julio de 2019

Tres de Febrero: escuelas sin calefacción y suspensión de clases

Vidal ajusta y el Frente de Unidad Docente da tregua.

El viernes 5 cientos de estudiantes acompañados por docentes y padres se movilizaron a la municipalidad y al Consejo Escolar del partido bonaerense de Tres de Febrero. El reclamo central fue la falta de calefacción y el derrumbe edilicio de las escuelas, que en medio de temperaturas invernales hacen realmente imposible estudiar, atentando contra la salud de alumnos y trabajadores de la educación. 

Lejos de dar solución a estos problemas, el gobierno responde con suspensión de clases o reducción de la jornada escolar. Los “doce puntos de habitabilidad” que Suteba y el conjunto de las direcciones gremiales que integran el Frente de Unidad Docente suscribieron con María Eugenia Vidal en la paritaria están muy lejos de cumplirse. Sin embargo, el sindicato más grande de la provincia no pasa de denuncias y medidas testimoniales, incapaz de organizar una lucha consecuente, dándole aire a Vidal. Pero la crisis educativa ha calado tan hondo que las propias escuelas se han organizado y salido a luchar por sus reclamos más urgentes.

Ante la movilización al Consejo Escolar de madres de una de las escuelas céntricas más importantes, la primaria 45, junto a docentes de distintas escuelas, el presidente del Consejo dio como toda respuesta que no cuenta con fondos para dar solución a esta situación. Es que las partidas giradas por Vidal han resultado completamente insuficientes frente a la magnitud del problema: años de abandono en el mantenimiento y refacción de la infraestructura escolar, como resultado de la reducción año tras año del presupuesto educativo, votada por todos los bloques políticos patronales. La falta de fondos para las reparaciones son la más clara evidencia de la política del gobierno provincial, al que solo le preocupa que los alumnos estén en la escuela a la hora de hacer campaña mediática contra la docencia que sale a luchar y a la hora de firmar la paritaria. Pero no le importa suspender clases o reducir jornadas en vez de realizar las reparaciones necesarias para evitar situaciones como la de la escuela n° 49 de Moreno.

Al problema de la falta de gas y las estufas inadecuadas, defectuosas o fuera de funcionamiento, hay que sumarle los vidrios rotos o faltantes, las filtraciones de agua por los techos, los desbordes cloacales, la falta de agua o electricidad, que transforman las escuelas en espacios inhabitables y de riesgo. 

El “frazadazo” convocado por varios centros de estudiantes reunió cerca de 200 personas en la puerta del municipio, donde fueron recibidas por un operativo policial que impidió el ingreso a las instalaciones. Mientras cientos de padres y estudiantes reclaman una solución al problema de la calefacción en las escuelas, el intendente “democrático” de cambiemos, Diego Valenzuela, despliega a la policía para impedir el ingreso y se retira a hacer campaña electoral junto al presidente. ¡Vergonzoso! Estos pregoneros del cambio se han demostrado incapaces de cambiar nada a favor del pueblo trabajador.

Denunciamos y advertimos el peligro que corre día a día la comunidad educativa frente al ajuste acordado con el FMI. 

El FUD y Suteba

Los sindicatos, con Suteba a la cabeza, lejos de abordar este problema como una crisis provincial, prefieren utilizarla a favor de sus campañas electorales. En vez de convocar asambleas y plenarios de delegados con mandato de escuela para resolver un plan de lucha provincial, prefieren garantizar la gobernabilidad a Vidal, mientras sus voceros políticos se entrevistan con el FMI para garantizarle el pago de la deuda.

La campaña política del peronismo, el mismo que garantizó la política de Macri votando más de 110 leyes, se orienta a sacar su propio rédito electoral, desviando los reclamos a los municipios en vez de unificar a la docencia de toda la provincia en una lucha consecuente que le arranque a Vidal los fondos necesarios para calefaccionar y reparar las escuelas. Se adaptan así al avance de la municipalización de la educación pública, que es una de las metas de la reforma educativa.

Es imprescindible retomar de inmediato la lucha de docentes, auxiliares, estudiantes y familiares para derrotar los ataques del gobierno y el FMI. Hay que superar la tregua y las maniobras de la burocracia sindical. Por la reapertura de las paritarias y un plenario provincial de delegados con mandato para desenvolver un plan de lucha hasta lograr que todas las escuelas estén en condiciones.
 

Compartir

Comentarios