fbnoscript
8 de noviembre de 2019

Frente al paro en defensa del Estatuto, Larreta-Acuña responden con sumarios masivos

Por Amanda Martín Secretaria adjunta de Ademys / Tribuna Docente Lista Rosa Nacional

En el mismo día en que la docencia de todo el país realizaba un paro nacional en repudio a la represión a docentes de Chubut, el jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta y la ministra de educación Soledad Acuña decidieron sumariar masivamente a 24 docentes de Ademys y UTE de la ciudad de Buenos Aires, en represalia por defender el cumplimiento del Estatuto Docente en actos públicos de traslado de cargos.

La medida fue dispuesta por el Ministerio de Educación porteño que inició sumarios a representantes de entidades sindicales que se manifestaron en favor de los concursos de traslado por orden de mérito, tal como lo establece el artículo 31 del Estatuto docente que regula el trabajo docente.

Acusa de supuestos actos violentos sin fundamentos por plantear que se respete lo que todos los docentes conocen y defienden, a saber, que los concursos sean transparentes y que se impida cualquier irregularidad.

La medida de fuerza y la acción masiva convocada por las gremiales sorprendieron al propio gobierno, que debió aceptar al día siguiente que los actos públicos subsiguientes fueran por orden de mérito -aunque sigue expresando su voluntad de cambiar este criterio- acercándose a lo que reclamaba toda la docencia.

Estamos ante una ofensiva persecutoria por parte del gobierno contra el derecho de protesta que busca golpear la organización y la lucha docente para habilitar una mayor vulneración de derechos conquistados.

Reforma laboral

La reforma laboral que toda la clase capitalista fogonea, sea por medio de la modificación de los convenios o desconociendo derechos, tiene el propósito de aumentar la explotación sobre los trabajadores.

En la docencia este objetivo, vía eliminación de las juntas de clasificación y disciplina docente y su remplazo por un organismo colonizado por el Ejecutivo y sindicatos amigos que define cómo se aplica el estatuto (Coreap), está en marcha. Este intento del gobierno  se enmarca en la idea de ir eliminando conquistas, generando mayor precarización laboral. Este es el telón de fondo de este ataque y de los sumarios.

En un cuadro de desvalorización del salario, ataque al trabajo, la defensa del derecho a huelga y a protestar se vuelve central para que la crisis no la paguen los trabajadores.

Está en juego la defensa no solo de la lucha por la educación pública, sino de todos los derechos laborales de todos los trabajadores del país.

Llamamos a una gran campaña de repudio y de solidaridad por el retiro inmediato de todos los sumarios.

En esta nota:

Compartir

Comentarios