fbnoscript
31 de marzo de 2020

El precario comienzo de clases en el ISFD 39 de Vicente López

Por Corresponsal

En el contexto de la pandemia, el gobierno provincial y las autoridades del ISFD 39 de Vicente López ponen a la comunidad educativa ante una encrucijada, al plantearnos comenzar las clases o bien retornando a las aulas el 13 de abril o implementar un régimen virtual de cursada.

La vuelta al profesorado es inviable porque no están garantizadas las condiciones mínimas de higiene y salubridad. La sede central permanece sin agua y la mitad de los baños de la sede secundaria están clausurados sin funcionar. Además, se espera que el pico de contagios del virus sea en mayo con la llegada del frío, pero allí la calefacción directamente no funciona.

En el caso de comenzar un régimen virtual la situación no es más favorable, y no solo porque en términos pedagógicos la modalidad de cursada presencial es la mejor forma de establecer un vínculo de enseñanza-aprendizaje recíproco en la dinámica áulica. Sino además porque no están garantizadas las condiciones para que todos los estudiantes puedan acceder, ni siquiera para que los docentes puedan dictarla.

Otro problema de no contar con condiciones sanitarias de cursada es que de manera virtual no pueden trabajarse los contenidos que son esencialmente presenciales, como sucede con Educación Física, con las prácticas docentes y observaciones que son fundamentales en todas las carreras, o las experiencias en el laboratorio en el caso de Biología. Entre otros.

Las autoridades del Instituto ni siquiera garantizan canales de información que lleguen a todos los estudiantes. Aquellos que no lograron anotarse a las materias a través del Sadis, por los errores en el sistema, no han recibido los formularios online de inscripción para registrarse en el nuevo campus -que abre en fechas específicas por carrera y con plazos de no más de tres o cuatro días. Esto se agrava en los casos de compañeros que no cuentan con computadora o internet (una problemática agravada cuando muchos han perdido sus ingresos por la cuarentena).

Desde la presidencia del Centro de Estudiantes vamos a realizar un relevamiento para conocer las dificultades concretas que atraviesan estudiantes y docentes del 39, para que nadie pierda el cuatrimestre. Los estudiantes tenemos que exigir al gobierno que garantice dispositivos tecnológicos para quienes no cuentan con ellos, e instalación de internet gratuito para quienes lo necesiten; la digitalización de todo el material de cursada; licencias especiales para docentes y estudiantes con hijos, o con adultos mayores o personas con discapacidad a cargo; la supervisión de la comunidad educativo en la reprogramación del calendario de cursada para aquellas materias que sean esencialmente prácticas; cursos pagos de capacitación virtual para docentes y el respeto de sus condiciones laborales.

Es necesario organizarnos para dar esta pelea en todos los institutos terciarios de la provincia y el país.


 

 

Compartir

Comentarios