fbnoscript
22 de mayo de 2020

Tigre: más de tres mil estudiantes y familias sin alimentos

En el partido bonaerense de Tigre, faltan tres mil cupos de comedor para satisfacer los pedidos de las escuelas del distrito. Actualmente solo una minoría de secundarias reciben, y escasamente.

Así se desprende de un relevamiento realizado por el Suteba Tigre, seccional de la gremial docente conducida por la combativa Lista Multicolor, como parte de una serie de iniciativas votadas por un reciente plenario de delegados para presentar el reclamo ante las autoridades provinciales y municipales.

La falta de respuesta de las mismas ante estas demandas se vio en la última reunión de Unidad Educativa de Gestión Distrital (Uegd). Ante el reclamo del Suteba Tigre de que se universalicen -incluyendo adultos y nivel superior- y amplíen los cupos, y de que se informe el cronograma de entrega, los plazos de entrega y la calidad e insuficiencia de alimentos, la respuesta de los funcionarios fue que se haría una racionalización de los miserables cupos ya existentes. De esa manera, las escuelas que tienen un DMC (Desayuno o Merienda Completo) tendrían que dejar esos cupos para distribuirlos en otras escuelas. Las autoridades municipales dijeron que iban hacer un “cruce de los datos con Educación” para ver los refuerzos que harían con la escuelas; después de más de 60 días de cuarentena, más que una respuesta eso es una burla al reclamo que venimos llevando desde el sindicato y las comunidades de cada escuela.

En Tigre, como en el conjunto de la Provincia de Buenos Aires, más de un 50% de niños y adolescentes se encuentra bajo la línea de la pobreza. La insuficiencia de las viandas que provee el SAE (Servicio Alimentario Escolar) en los comedores escolares del distrito, ha sido repetidamente denunciada ante las autoridades del consejo escolar de Tigre y los jefes regionales y distritales, ya sea por las raciones escasas y/o la pésima calidad de los alimentos entregados. Hoy esta situación se ve más agravada; la pandemia y la cuarentena obligatoria pega de lleno en las familias de trabajadores precarizados, informales y desocupados.

En el 2019, durante el gobierno de Vidal, el presupuesto destinado para SAE por estudiante era de $33. En el mes de febrero pasado, el actual gobernador de la provincia hizo un  “aumento“ de tan solo $4, pretendiendo que los y las estudiantes se alimenten con tan solo $37, algo que cualquier trabajador/a sabe que es imposible, más con la importante inflación acumulada durante los primeros meses del 2020.

Esta austeridad con el presupuesto destinado a los alimentos de las escuelas contrasta con la muy buena predisposición y el “diálogo constructivo” del gobierno provincial con los bonistas y los fondos buitres. En febrero pasado, mientras a los comedores les “aumentaba” $4, al fondo buitre Fidelity el gobernador Axel Kicillof le pagó en efectivo 277 millones de dólares.

Reclamamos de forma urgente el aumento de los alimentos provistos por el SAE, cubriendo las necesidades nutricionales y la universalización de la entrega de ayuda alimentaria para todos los estudiantes de todos los niveles y modalidades, garantizando las condiciones sanitarias. Es necesario que la comunidad educativa en su conjunto intervenga y controle el SAE. Exigimos que el municipio de Tigre ponga a disposición de un comité de docentes y estudiantes los recursos del Fondo Educativo.

Junto con esto, reclamamos la implementación de un seguro al parado de 30 mil pesos.

Profundicemos las iniciativas y acciones que lleva adelante la Lista Multicolor a nivel distrital y provincial, poniendo en pie acciones de lucha y reclamos en defensa de la educación pública. Por el reclamo de los inmediatos actos públicos virtuales, para cubrir los más de 20 mil cargos vacantes en la Provincia de Buenos Aires; para rechazar la sobrecarga laboral como consecuencia de la virtualidad forzosa; en defensa del Instituto Previsión Social; por una inmediata respuesta a los reclamos de infraestructura, por un salario igual a la canasta familiar y la triplicación del presupuesto educativo.

 

En esta nota:

Compartir