fbnoscript
29 de junio de 2020

¿En Moreno se va a “universalizar” el Servicio Alimentario Escolar?

Por Corresponsal

A partir de la repercusión en los medios de comunicación nacionales de la crisis de hambre en el distrito bonaerense de Moreno, con 30.000 chicos dejados afuera del Servicio Alimentario Escolar, el Consejo Escolar debió reunirse y votar un pedido a la gobernación para que “universalice” el mismo.

La resolución, aprobada tanto por el Frente de Todos como por Cambiemos, busca aparentar unidad y funcionamiento del Consejo, que desde hace largo tiempo viene atravesando una crisis, con reyertas de todo tipo entre uno y otro bando. Se trata de un acto demagógico que no anticipa soluciones para las familias, como se hace evidente en que en las próximas próximas entregas de bolsones todo seguiría igual.

La crisis precedente del Consejo Escolar

El Consejo Escolar tuvo un funcionamiento bastante irregular desde que dejó de ser intervenido por la Provincia (durante la gestión de Cambiemos).

Los nuevos consejeros dividieron el organismo en dos bloques. Uno es el que responde a la intendenta Mariel Fernández (FDT), compuesto por los consejeros que asumieron por las elecciones del 2019 y una consejera de la gestión anterior, Cecilia Parentti (Walter Festa-FDT), quien desde 2018 se encuentra procesada por malversaciones y fraudes (“asociación ilícita en concurso real con defraudación del Estado y uso de documento público falso·, señalaba Ámbito del 18/10/18). El segundo bloque es el de los consejeros que responden a Cambiemos y Ramón Vera (integrante del FDT que estuvo en las listas de Walter Festa), quien como proveedor del Consejo fuera denunciado en 2011 por la entrega de pollos en mal estado, sin que la denuncia llegase a la justicia.

Luego de la asunción, estos bloques iniciaron una lucha por quién iba a ser el presidente del Consejo Escolar. El bloque que responde a Cambiemos no daba el quorum para sesionar, aludiendo que la consejera procesada -siguiendo la reglamentación de los consejos escolares- no debería estar trabajando, mientras que el bloque que responde a Mariel Fernández manifestaba que Vera y Cambiemos no los dejaban trabajar. Así fue durante meses, mientras las obras de infraestructuras estuvieron paralizadas -una de las principales razones por las que desde febrero el Servicio Alimentario Escolar fue descentralizado, haciéndose cargo el municipio.

La falsa “universalización” del SAE

Durante toda la cuarentena no varió mucho el escenario. Entre tanta disputa se llegó a un consenso y el Consejo Escolar comenzó a “funcionar”, con quejas desde los dos lados. A partir de la publicación en los medios nacionales sobre la situación del SAE, ambos bloques rápidamente y en “unidad” votaron el pedido de universalización.

Recordemos que los cupos del SAE que maneja provincia son del año 2016/17 (según la asamblea de directores del distrito), porque durante la gestión de Cambiemos no fueron actualizados y desde la nueva gestión tampoco. La posición del municipio es que la actualización de cupos es responsabilidad de provincia (Semanario La Actualidad, 13/5).

Sobre la contratación de los proveedores del SAE por parte del municipio (son tres en total, de los cuales son parte del grupo L, que fue el mismo proveedor durante la intervención escolar y que tuvo muchísimos reclamos) la presidenta del Consejo Escolar (Sonia Beltrán- FDT) manifestó: “No califico al Grupo L porque yo no lo contraté” (Desalambrar, 19/6/20), en un intento de posicionarse lejos de la empresa y del municipio. En cambio Ramón Vera (FDT-bloque Cambiemos) manifestó que es deplorable y deficiente la gestión del proveedor. Parecería que desde los dos bloques se están diferenciando de la posición del municipio, que habla de una “buena gestión”, como resultado de los recurrentes reclamos de la comunidad educativa.

Vamos por un plan urgente contra el hambre

Mientras estas peleas por el poder suceden, las familias, alumnos, docentes y auxiliares son los que sufren las consecuencias de la crisis y de la pandemia.

El hambre y las ollas populares se multiplican en el distrito, por eso ahora más que nunca exigimos la universalización del SAE.

Reclamamos también la apertura de los libros contables del Consejo Escolar y que la comunidad educativa -docentes, auxiliares, familias y estudiantes- intervenga y controle al mismo. A su vez reclamamos, desde Tribuna Docente Moreno, que se hagan obras en las escuelas para no encontrarnos las aulas en las mismas condiciones en que las dejamos. A casi 2 años, seguimos exigiendo justicia para todos los responsables políticos del asesinato de Sandra y Rubén.

Compartir