31/07/2020

Buenos Aires: quieren rescatar a 6.000 escuelas privadas y abandonan las escuelas estatales

A 2 años de la muerte de Sandra y Rubén.

  1. Mientras las escuelas estatales bonaerenses sufren la falta de mantenimiento y se desmoronan desde antes de la pandemia, se prepara un proyecto de ley denominado «Salvataje de las escuelas privadas» para votar, en un tratamiento exprés, en cámara de diputados el próximo martes. Y el jueves 6 de agosto, a 2 años de la muerte de Sandra y Rubén por la desidia del Estado, se votaría en el senado. No solo los responsables siguen impunes sino que además buscan darles este horroroso recordatorio con una ley que sigue propiciando el abandono del Estado a la educación pública y legitimando su mercantilización.

El proyecto es una iniciativa de senadores de Juntos por el Cambio y parte de la idea de que corren peligro las escuelas privadas porque puede haber un cierre masivo. Consideran que el sistema público no está en condiciones de absorber la matrícula. Sin embargo, ya lo está haciendo, porque las familias están en crisis por lo merma de ingresos y los despidos.

La iniciativa plantea que la provincia de Buenos Aires otorgue un subsidio extraordinario a todos los establecimientos educativos del sector y que se les condone la deuda por no haber pagado a tiempo los aportes previsionales del personal. Esta condonación, como otras, es lo que genera el falso déficit del IPS y le brinda una excusa al gobierno de la provincia de Buenos Aires para llevar adelante la armonización de esta caja con la Anses y, en consecuencia, subir la edad jubilatoria y disminuir el ingreso mensual y eliminar el régimen jubilatorio docente

Veremos qué sucede con los diputados oficialistas el día del tratamiento, ya que estaría nuevamente en juego la necesidad de tomar los fondos de las cajas del Estado, como ya lo han hecho con el rescate a las clínicas privadas con un subsidio mensual de 450 millones de pesos tomando dinero de Ioma, la obra social de los trabajadores estatales. Esto ha generado un fuerte rechazo por parte de los trabajadores que aportan a la Obra Social que se encuentran con un sistema de salud que no responde a sus necesidades.

 

Rechazamos el salvataje a las escuelas privadas. El planteo debe ser estatización sin compensación. Que se triplique el presupuesto educativo sobre la base de un impuesto a las grandes rentas y fortunas y no pagar la deuda nacional ni provincial y destinar ese dinero a obras de infraestructura en las escuelas públicas de la provincia, dotar a las mismas de dispositivos tecnológicos para docentes y estudiantes y construir nuevas para absorber la matrícula que comienza a abandonar la escuela privada por no poder afrontar la cuota. Además, también absorber a los docentes de las escuelas que se estaticen para defender sus puestos de trabajo.