13/04/2021

CABA: lxs docentes surfean la segunda ola con una obra social que se cae a pedazos

Sin vacunas, sin camas, sin profesionales de la salud
Por Cynthia Monaco Tribuna Docente CABA.

En la última asamblea de Ademys del 7 de abril en la que, producto de una gran deliberación colectiva, se votó un paro para el próximo miércoles 14 frente al grave contexto epidemiológico, se planteó una gran preocupación: la obra social de lxs docentes y de lxs municipales de la Ciudad de Buenos Aires funciona cada vez peor.

Durante la pandemia, se registró una gran pérdida de prestadorxs y, en algunos casos, especialidades enteras que, directamente, dejaron de figurar en la delgada cartilla médica. Esto sucede también con otras obras sociales y prepagas: lxs médicxs las abandonan para atender pacientes de manera particular debido al congelamiento de los honorarios o el aumento de los insumos de bioseguridad, incluso a pesar de que el gobierno nacional viene autorizando aumentos en las cuotas de las empresas privadas.

Mientras lxs trabajadorxs del GCBA andamos rogando en los grupos y páginas de Facebook de la obra social por una mínima atención médica, lxs burócratas sindicales de Sutecba, sindicato que forma parte de la dirección de ObSBA y afín al gobierno de Horacio Rodríguez Larreta, se vacunaron con la vacuna Sputnik V en el Sanatorio Méndez en febrero fuera del cronograma oficial (Mundo Gremial ,22/2). Tanto el secretario general Amadeo Genta, como su hijo, Emiliano Genta, quien piensa heredar el cargo en las elecciones sindicales de este año (La Nación, 27/12). Un verdadero escándalo, mientras lxs docentes seguimos esperando ser vacunadxs durante el avance de la segunda ola y las (no) medidas de los gobiernos.

Durante el día de ayer, se registró el fallecimiento de un afiliado mientras esperaba una camilla para terapia intensiva en el Méndez. Esto da cuenta de la grave situación epidemiológica que atraviesa el AMBA, la falta de centralización del sistema de salud pone en riesgo a los pacientes que no consiguen camas. Ni Fernández ni Larreta suspendieron la presencialidad escolar en sus comunicados de los últimos días en los que se registraron cifras récord de contagios.

A fines del año pasado, Larreta implementó un nuevo sistema para solicitar licencias a lxs trabajadorxs del GCBA, la famosa aplicación MIA (Mi Autogestión). Aunque la lógica indicaría que una app vendría a facilitar la vida de lxs trabajadorxs, en la realidad, sucedió todo lo contrario. Terminó siendo una estrategia más para avanzar, en el caso de la docencia porteña, contra las licencias respaldadas por el Estatuto Docente. Por empezar, supone que todxs lxs trabajadorxs tenemos acceso a dispositivos y conectividad, algo cada vez más difícil con las pérdidas salariales anuales ocasionadas por la seguidilla de paritarias a la baja.

Además, si el agente no consigue en 24 horas un certificado médico que avale que se siente mal (o su familiar enfermo), se le injustifica la licencia solicitada. Antes, esto no era así, ya que se podía solicitar licencia y presentar la justificación en el CEMET en los días posteriores. Claramente, es un avance para que lxs trabajadorxs vayamos a trabajar igual a pesar de sentirnos mal o dejando abandonadxs a lxs hijxs, cónyuges o mayores enfermxs a cargo.

Por otro lado, producto de este contexto, surgieron los permisos extraordinarios de ausencia que, día a día, se multiplican exponencialmente por el aumento de casos en las falsas burbujas de las escuelas. La app da automáticamente una cantidad de días de permiso por aislamiento (ya sea por presentar síntomas, ser contacto estrecho de un caso positivo o sospechoso) que deben levantarse o sostenerse en caso de confirmarse o no el caso.

¿Cómo se relaciona esto con la obra social? Hemos tomado conocimiento de numerosos casos de hisopados realizados por ObSBA que no devuelven los resultados a lxs pacientes o los demoran, venciéndose el tiempo de aislamiento y provocando la injustificación de las faltas con el riesgo de sufrir descuentos y hasta un cese administrativo (es decir, pérdida de los cargos, una especie de despido justificado). En el caso de hisoparse en una de las tres sedes oficiales del Gobierno de la Ciudad (La Rural, Flores y la Usina del Arte) ha enviado archivos con resultados de testeos tanto positivos como negativos de manera errónea a lxs agentes por una “falla del sistema”. Otro escándalo.

Gran parte de lxs trabajadorxs dependemos de este tipo de obras sociales para la atención de nuestra salud; la docencia porteña, incluso, hace un doble aporte. Desde Tribuna Docente, denunciamos todas estas situaciones y la complicidad de las burocracias sindicales afines al gobierno. Llamamos a centralizar el sistema de salud, que se ponga en pie un plan de vacunación bajo control del personal de salud, la intervención al laboratorio mAbxience y que se eliminen las patentes de las vacunar, como parte de las 10 medidas urgentes que propone el Partido Obrero para hacer frente a la segunda ola.
Si tenés alguna denuncia sobre ObSBA, podés dejarla en el formulario.

También te puede interesar:

Concentración de trabajadores autoconvocados en las puertas de la emblemática sucursal de Belgrano.
Concentración convocada por Ademys en la Jefatura de Gobierno porteño y caravana junto a Sutebas combativos hacia el Laboratorio Sigman en Garín.
Lo declaró un plenario de delegados de la AGTSyP.