30/04/2020

CABA: quiebre de jardines de infantes

Una amenaza a la fuente de trabajo de cientas de docentes del nivel inicial.

Tal como venimos denunciando, las docentes de Nivel Inicial siguen pagando el impacto de la crisis económica y el agravamiento de la cuarentena en sus puestos de trabajo. El día sábado 25 de abril, Clarín publicó una nota en la que menciona la amenaza acuciante del cierre de 252 escuelas infantiles (niñes de 45 días a 5 años).


No es sorpresa que frente a la crisis que agravó el coronavirus, toda la comunidad educativa de las escuelas infantiles (docentes, auxiliares, personal administrativo y las familias) se enfrentan a una rebaja o pérdida salarial en caso de cierre de instituciones.


La flexibilización en Inicial no es cosa del pasado, la moda ahora es culpar al coronavirus


La reglamentación de la Ley 621 (que data del año 2002) avala a aquellas instituciones no incorporadas a la enseñanza oficial abandonando cualquier tipo de derecho laboral. El desamparo de los regímenes diferenciales de salarios por debajo de la canasta familiar, incluso el cobro de un gran porcentaje del salario en negro, por si esto fuera poco, se encuentran fuera del estatuto docente, hoy por hoy, es importante la defensa los convenios colectivos de trabajo.


De este modo, la ley fue interpretada por cada provincia como un lavado de manos del Estado. Es así como se fueron inaugurando los tramos diferenciados en la educación en la primaria infancia. El nivel inicial es el más descentralizado de toda la educación en Argentina. Tan solo en CABA, existen no solo los jardines maternales regenteados por la iglesia católica y evangélica o algunas organizaciones sociales, sino que se suman las ofertas de otras propuestas como los EPI, CPI, entre otros que no hacen más que cubrir baches en vez de generar verdaderas soluciones


El desguace del Nivel Inicial no es solo una vulneración de derechos de la primeria infancia, sino, un ataque directo a la docente del Nivel Inicial y su puesto laboral. ¿A dónde van a ir a parar esos cientos de niñes sin escuela en un marco de falta de vacantes, nula construcción de escuelas con familias cada día más empobrecidas? ¿Qué hace el Estado frente al reclamo de años de años de lucha en resistencia por sostener nuestro nivel?


Ya durante el kirchnerismo, la construcción de escuelas infantiles en toda Argentina fue una falacia, fueron quienes pavimentaron el camino legal a partir de la Ley 27.064 de Atención y Cuidados de la Primera Infancia (2015) para la gestión macrista que continuó con el desguace del nivel y condenó a sus trabajadoras, quienes en su mayoría son mujeres y sostenes de familia, a cobrar salarios bajísimos sin un estatuto que las defienda y una patronal que solo ejerce presión constante flexibilizando sus condiciones laborales.


La prohibición de despidos parece sortear a las trabajadoras de la educación en la primera infancia. No existe en este momento la garantía laboral tanto de las familias que no pueden afrontar las cuotas de los jardines, así como tampoco de quienes trabajan en las escuelas infantiles.


El Estado es responsable y cómplice de las patronales que descargan la crisis sobre nosotres.


Frente a esto nos organizamos y llamamos a la defensa de nuestro nivel y de quienes formamos parte del mismo


El proceso de lucha de los jardines de infantes y maternales se está organizando. En defensa de nuestros puestos laborales y de la crisis que golpea a las espaldas de las familias que tenemos en nuestras salas. Desde Tribuna Docente en Inicial creemos que es importante la unidad de toda la docencia del nivel para defender la fuente de trabajo. Proponemos la apertura de libros de las empresas que dicen que no pueden pagar bajo control de comisión de docentes y familias.


Que se garantice el pago de un plus salarial sobre la base de las horas extras brindadas al momento de la planificación y reuniones. Por las capacitaciones pagas sobre las plataformas virtuales, libertad de cátedra para llevar adelante la continuidad pedagógica en rechazo a las intromisiones de las autoridades.


Las familias formaron una parte importante, mediante notas de solidaridad, llevan nuestro reclamo a las diferentes redes sociales a las que se puedan sumar el resto de la comunidad educativa


Proponemos impulsar reuniones abiertas entre docentes y auxiliares de la institución, relevar los problemas, organizar el reclamo ante las autoridades, buscar la solidaridad entre las familias y con otres docentes de escuelas infantiles privadas cercanas, elegir delegades y afiliarse sindicalmente, como medidas elementales de defensa de los derechos laborales.


Convocamos a toda la comunidad docente del Nivel Inicial apoyo al proyecto de ley presentado por Gabriel Solano del FIT, en la Legislatura porteña frente a la prohibición de ceses (siendo esta medida la que frenó en la pública), a su vez invitamos a la audiencia virtual del 2 de mayo a las 15 hs. donde tomaremos los conflictos de los comedores, y de docentes en escuelas privadas.


El Estado debe volcar los recursos que hoy se destinan al pago de la deuda usuraria e ilegítima, al incremento de los salarios, por mejoras en el acceso al sistema laboral ya que hemos quedado derivadas a una política privilegiada al salvaje del capital en vez de un verdadero subsidio de desocupación en este cuadro.


Una vez más, el Nivel Inicial se para frente al atropello y responde con organización. En defensa de los puestos laborales, por la estatización de las escuelas infantiles de gestión privada, por la apertura de los libros, por la construcción de escuelas infantiles y por la verdadera garantía de los derechos de la primera infancia.



 

 


 

También te puede interesar: