Educación

12/6/2022

Córdoba: les estudiantes del Zipoli lograron defender sus títulos

Fue a partir de la toma del establecimiento.

Imagen: Corresponsal

El sábado 11 de junio, con un comunicado oficial del centro de estudiantes del Iseam Domingo Zipoli, se levantó la toma que llevaba más de una semana, debido a que el Ministerio de Educación confirmó por escrito los reclamos que exigían les estudiantes.

“En calidad de informar, queremos comentar que hoy 11 de junio, tras ser confirmados por escrito nuestros pedidos, decidimos en asamblea a las 10:00, levantar la toma. Por lo tanto, a las 16:00 entregaremos el colegio.

Queremos que quede bien en claro que por parte de los directivos no recibimos nada más que presiones y ausencias. Por otra parte, muchas gracias por el apoyo recibido tanto por parte de los padres, como de egresados, alumnos y profesores. Saludos cordiales. Atentamente, el centro de estudiantes”. (Comunicado del centro de estudiantes)

Recordemos que el motivo de la medida de fuerza fue  el rechazo la reforma del estatuto docente (Ley 10729) que se aprobó en plena pandemia en la Legislatura de Córdoba y al decreto 257/19 que impone el  recorte al alcance de sus títulos y la precariedad laboral docente de los futuros egresades. En concreto, el decreto y la reforma establecen que sus años de formación en el Iseam ya no son válidos para dar clases de Música con carácter de profesores titulares en el nivel medio porque su título ya no tiene alcance docente; solo podrán hacerlo como docentes titulares en el nivel primario.

Por ese motivo, les estudiantes plantearon la derogación de la reforma como norte y, luego de varias negociaciones, exigieron una comisión de seguimiento de la comunidad educativa para que se garantice que los futuros egresados que deseen tener título docente de Música en la escuela secundaria, puedan realizar un trayecto pedagógico de un año en las propias instalaciones del Zipoli, con carga horaria mínima. Esa demanda fue otorgada por escrito por el Ministerio, es decir que lograron defender sus títulos.

La reforma del estatuto diseñada por la conducción de Uepc y el Ministerio de Educación, constituye un ataque certero a las condiciones laborales de toda la docencia secundaria ya que establece que solo podrán tomar horas o cargos titulares aquellos docentes que posean el título docente en la asignatura- cargo en el que se postulan. Bajo el manto de la profesionalización de la carrera docente, la reforma busca precarizar a miles de trabajadores que pasarán a ser interinos a término, con un contrato que vence en febrero de cada año. Por su parte, el decreto 257/19 recorta el alcance que cada título tiene y también establece una tusa de los antecedentes de la formación docente.

La lucha del Zipoli, llevada adelante por el estudiantado y apoyada por madres, padres, docentes, egresades y comunidad educativa en su conjunto, muestra que la acción directa es un método valioso para imponer los reclamos. Muy distinto a la “iniciativa popular” que encaró la conducción de Uepc, una medida que intenta desviar la  convocatoria de la docencia en su conjunto a un paro y a un plan de lucha que lograría derogar la ley antijubilatoria de Juan Schiaretti. Bravo por la lucha del Zipoli.