20/11/2021

Elecciones en el Nacional de Buenos Aires: balance y perspectiva 

El martes 9 de noviembre concluyeron las elecciones del CENBA (Centro de Estudiantes del Nacional de Buenos Aires). La lista «independiente» filo-kirchnerista Hierba Mala ganó la conducción con casi el 50% de los votos. En segundo lugar quedó Unidad Estudiantil (La Cámpora + Peronismo Militante) y en el tercero Oktubre (UJS + Independientes), la conducción del CENBA en el período 2020-2021.

El dato de los comicios es la gran elección que consagró Hierba. Pudieron llegar a este resultado con una campaña de rechazo a los partidos y con una línea anti política «externa». Puntualmente se dedicaron a argumentar que bajo la pandemia «la perspectiva de independencia de los gobiernos y autoridades con la cual asumió Oktubre no bastó para interpelar a los y las estudiantes». Este discurso sumado a la campaña orientada a volver a traer solo «el rancho» al colegio puede ser una orientación fácil en el campo de la oposición pero va a ser puesta a prueba siendo ellos la conducción del CENBA en un año donde se vienen grandes desafíos y ataques a la educación.

Para entender el resultado de la elección es importante hacer un balance de nuestro desarrollo a lo largo de estos dos años. Oktubre asumió a principios de noviembre en el 2019, a días del triunfo de Alberto Fernández en el país -quién apoyó abiertamente con videos tanto a La 25 (La Cámpora) y a Hierba- y después de que Hierba Mala haya inmovilizado al CENBA durante todo el año bajo la perspectiva del ‘’Hay 2019’’, con el que todas las agrupaciones afines al gobierno decidieron abandonar la calle contra Macri para priorizar ganar las elecciones.

Nuestra consigna «No le des más poder al poder» fue clave para poder conceptualizar que para recuperar un centro activo y de les estudiantes necesitábamos ser independientes tanto del gobierno como de las autoridades del CNBA para poder accionar sin ataduras y conquistar nuestros reclamos. Apenas asumimos cambió en un giro de 180º la actividad del CENBA: organizamos asambleas masivas para discutir un plan de lucha de cara a fin de año y al próximo 2020, movilizamos contra el golpe en Bolivia y solidaridad con la lucha del pueblo de Chile, organizamos una semana de actividades de Latinoamérica que incluyó un gran festival en la puerta de Bolívar 263.

El inicio del 2020 coincidió con el comienzo de la pandemia del Covid-19, la cual sigue presente hasta estos días en el país y el mundo. El desarrollo de la cursada en la virtualidad vino con muchas complicaciones: la falta de los elementos de conectividad y de acceso a internet para todxs pero también el golpe a la salud mental, la depresión, la ansiedad que se hicieron muy presentes en la población estudiantil. Ante esto, la gestión de UTE-CTERA encabezada por la Rectora, Valeria Bergman, profundizó el abandono, la falta de contención hacia lxs estudiantes y de implementación de la ESI. Como contracara, el CENBA sí estuvo presente desde el primer momento para afrontar esta situación. Se organizaron relevamientos para atender a quienes no tenían una computadora, les faltaba una beca o necesitaban una mesa de examen para rendir; se garantizó el funcionamiento del cuerpo de delegadxs de todos los turnos de forma semanal; se pusieron en actividad constante más de 50 comisiones, talleres de ESI, semanas de actividades temáticas y hasta festivales virtuales.

Sin embargo la situación general mencionada presentó límites objetivos para la construcción del Centro de Estudiantes y para incentivar a la participación masiva y constante de los pibes y las pibas. La pandemia y la virtualidad fueron factores desarticuladores de la actividad, la organización y de la lucha que Oktubre tenía como mandato de las elecciones del 2019. Esto se dio en paralelo al egreso de compañeros y compañeras que habían sido votados para los Consejos de Convivencia y el CER, algo que no pudo ser resuelto por la imposibilidad epidemiológica de realizar elecciones.

En esta situación afrontamos el 2021, que trajo el retorno a la presencialidad en las clases en medio de un ascenso del pico de contagios. Las autoridades de la UBA y del CNBA no garantizaron el cumplimiento de las condiciones de higiene necesarias para prevenir los contagios. Al contrario, sancionaron con descuentos salariales a los docentes que se organizaron para enfrentar esto garantizando las clases en la virtualidad hasta que la situación se revirtiera. Desde el CENBA acompañamos el reclamo junto a lxs docentes, nos organizamos para exigir las condiciones para defender nuestra salud impulsando relevamientos división por división que organizamos desde los cuerpos de delegadxs y las comisiones para explicitar las fallas del protocolo, y organizamos una conferencia de prensa en la puerta junto a familias y docentes.

Desafíos

El anuncio de un ajuste del 9% del presupuesto universitario -al que Hierba denomina como meramente una «redistribución» de plata entre las universidades justa ya que la UBA cuenta con «privilegios»-, el recrudecimiento del hambre y las distintas problemáticas en el país y de los colegios va a requerir que el CENBA tome una posición al respecto. Ante que eso no suceda, quedarán expuestos sus contradicciones que mostrarán que su discurso «independiente» tiene un límite ya que ante tener que tomar una posición lo harán por el gobierno nacional como ya lo expresan en los debates con respecto al presupuesto.

La lista «Unidad Estudiantil’ -antes «la 25»- que en estas elecciones no pudo superar la votación pasada, tampoco podrá afrontar ese problema ya que directamente está alineado con el gobierno de Alberto Fernández y con la gestión de Valeria Bergman. Para eso siempre estará Oktubre en el CNBA: para dar la lucha en el colegio y movilizar a lxs estudiantes a través de la perspectiva de la independencia política de todos los poderes: de todos los gobiernos, de las autoridades y del Rectorado de la UBA. En un 2021 donde se termina el mandato de Valeria Bergman, nuevamente el Consejo Superior querrá elegir otro Rectorx para continuar interviniendo el CNBA con las políticas de ajuste y persecución a la organización docente y estudiantil los próximos 4 años. La pelea por la democratización y para que en el CNBA se constituya una unidad académica para que sean les estudiantes y docentes quienes tengan poder de decisión en la elección de autoridades y de la distribución del presupuesto es una batalla que estaremos dispuestos a dar.

Hace 11 años que la existencia de nuestra agrupación en el CENBA viene dando la pelea para transformar el colegio, convertirlo en un espacio más pedagógico e inclusivo y enfrentar el elitismo, la política expulsiva, la misoginia y el maltrato a las pibas. En ese camino seguiremos siempre.

También te puede interesar:

¿Por qué lxs estudiantes universitarios nos tenemos que movilizar el 11 contra el Fondo Monetario?
Néstor Braidot, decano del instituto de Industria (IDEI) de la UNGS, es el nuevo presidente del consejo. La integración al Albertismo continúa.
Vamos por un plan integral de construcción de escuelas, controlado por la comunidad educativa.
Pongamos en pie un masivo movimiento estudiantil independiente de los gobiernos.