19/10/2021

Enseñanza y evaluación 2020-2021: Kicillof esconde el derrumbe educativo

La resolución de la Dirección de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires sobre “Enseñanza y Evaluación para la finalización del Bienio 2020-2021” de octubre de este año fue vapuleada por la oposición derechista de Juntos y por los medios patronales afines por considerarla permisiva a la hora de evaluar a las/os alumnas/os, es decir, por flexibilizar las condiciones requeridas para pasar de grado o de año.

La realidad es que flexibilizando uno y criticando los otros, sólo ocultan el derrumbe de la educación pública argentina producto de un ajuste histórico que ambos llevan adelante en sus respectivas provincias y jurisdicciones, y que se profundizó hasta el paroxismo a partir de la pandemia.

Mayor retroceso, mayor inequidad educativa y mayor reforma laboral docente

La ministra de Educación del gobernador Axel Kicillof, Agustina Vila, pasa de largo de las responsabilidades que les cabe a ambos en el deterioro educativo bonaerense. Dan vuelta a la hoja por medio de una resolución que no remonta la educación perdida pero que adapta la evaluación a esa pérdida, a partir del criterio irreversible según el cual no se puede evaluar lo que no se pudo enseñar.

La caída de los aprendizajes fue consecuencia del empobrecimiento en flecha de las familias obreras, y del ajuste fondomonetarista que viene aplicando el gobierno del Frente de Todos, reconocido por la mismísima Cristina Kirchner.

En la educación, el ajuste significó escuelas sin condiciones edilicias ni sanitarias para brindar educación en medio de la pandemia, sin comedores, sin recursos ni conexión para una continuidad pedagógica “on line” para toda la matrícula, sin nombrar cargos docentes durante casi un año y medio -ultra requeridos para enfrentar la crisis educativa más profunda de la historia argentina-, sin presupuesto y con salarios de pobreza para los docentes bonaerenses.

En este contexto, el esfuerzo de la docencia no alcanzó para frenar el drenaje de más de un millón y medio de chicas/os desconectadas/os de la escuela a nivel nacional, cifra que en la realidad multiplica por tres ese número. La mayoría de ellos están concentrados en la provincia de Buenos Aires.

La resolución del ministerio de Educación de Kicillof estableció tres “trayectorias educativas” de alumnas/os, a las que adaptó no sólo la evaluación sino la enseñanza a futuro, profundizando el fraccionamiento y la inequidad educativas: “Avanzada” ( quienes alcanzaron el “currículum prioritario” también devaluado durante la pandemia); “En proceso” ( que se mantuvieron vinculados pero no alcanzaron todos los contenidos enseñados) y “Discontinua” ( quienes tuvieron escasa o nula vinculación pedagógica).

A partir de aquí, no sólo la evaluación será específica, también lo será la continuidad pedagógica futura, lo cual profundiza el fraccionamiento y la inequidad educativas.

También flexibilizan y precarizan el cuadro laboral de la docencia, que será fraccionada en diferentes proyectos, para actuar según cada momento de cada trayectoria específica: los docentes con cargos obtenidos bajo estatuto; los docentes que refuercen los aprendizajes ( Programa Forte) y los que recuperen alumnos desconectados (Programa de Intensificación de la Enseñanza + ATR), a contraturno, contratados a plazo y con obligación de trabajar los sábados y durante el verano, lo que vulnera además del convenio laboral el derecho a las vacaciones.

Como se ve, con la complicidad del Suteba de Baradel, en la docencia se aplica una aguda reforma laboral entregando el estatuto, como el Smata entregó el convenio se los trabajadores mecánicos en Toyota.

De los Núcleos de Aprendizajes Prioritarios a las múltiples trayectorias educativas

En el año 2004, el entonces ministro Daniel Filmus, bajo la presidencia de Néstor Kirchner, estableció con el acuerdo del Consejo Federal de Educación integrado por todos los ministros de Educación del país, la conformación de los Núcleos de Aprendizaje Prioritarios (NAP), para todos los niveles, desde la Educación Inicial hasta la Educación Polimodal/Media, y su necesaria incidencia en la formación docente.

Esa reformulación fue una devaluación de los contenidos establecidos en los programas hasta entonces vigentes, y en el caso de la secundaria estaba vinculado con la creación de dos ciclos de tres años, uno básico, y otro orientado a las salidas laborales. El esquema para la escuela media alentaba así una salida de la misma al finalizar el primer ciclo. Se trataba de una formulación “pedagógica” desvinculante de la secundaria, con títulos intermedios.

Los NAP, que criticamos desde su implementación, porque fueron una degradación de la educación pública, eran también, al menos de palabra, “una política orientada a dar unidad al sistema a través de la identificación de un núcleo de aprendizajes prioritarios” (CFE), en base a los cuales se consensuó un “Currículum Prioritario” para unificar las evaluaciones en todo el país, es decir, una devaluación educativa dentro del recorte de contenidos de los propios NAP.

En esa misma dinámica, los ministros Filmus, Tedesco y Sileoni, impulsaron el criterio de flexibilizar/reemplazar la educación formal, gradual y por ciclos, ante la pauperización constante de la comunidad educativa, por medio de “trayectorias educativas reales”, es decir, por medio de programas socioeducativos, que se adapten –sin darles respuesta- a los problemas no educativos sino sociales de los hijos de los hogares más humildes, y garantizar la formación de una mano de obra barata y descalificada.

El actual ministro de Educación, Jaime Perczyk, era en ese momento, justamente, director Nacional de Políticas Socioeducativas, orientadas a la flexibilización completa de la enseñanza por la vía de proyectos flexibles de todo tipo.

Todos son Kicillof

Esta fue y es una estrategia educativa de todos los partidos de la clase capitalista argentina. A su modo y con su estilo, educar por trayectorias y un currículum súper acotado vinculado a la formación laboral fue el Plan Maestro del macrismo, que armó una escuela secundaria del futuro sin quinto año, y con docentes simplemente tutores.

En defensa de la educación, enfrentemos el ajuste y votemos al FIT-U

El ajuste educativo sigue en curso, con escuelas sin condiciones, la mitad de la población bajo la línea de la pobreza, ausencia de actos públicos y de nombramientos de todos los cargos necesarios para recuperar la educación mientras se toman docentes precarizados y por contrato, y salarios de pobreza en toda la escala salarial docente. La burocracia sindical de Suteba sostiene contra viento y marea la política fondomonetarista del gobierno, sólo enfrentada por los Sutebas Multicolores y por la izquierda.

También te puede interesar:

En las vísperas del presupuesto de ajuste de Kicillof y los bonistas buitres. 
El fracaso de la política de control de precios del gobierno.
Se encuentran en estado de asamblea permanente por el salario, pase a plante y condiciones de seguridad e higiene.
Suteba Ensenada se movilizará contra el acuerdo del gobierno con el FMI.
El próximo 7 de diciembre desde las 14hs se realizará un nuevo Congreso Ordinario de la Federación Universitaria de La Plata.