14/08/2020

Filosofía y Letras: las autoridades privatizan la diplomatura en ESI

Se profundiza la política lucrativa de las autoridades.

Hace unas semanas, mediante sus canales institucionales, la Facultad de Filosofía y Letras publicó que volvería a dictarse la Diplomatura de ESI en Filo, esta vez virtualmente. En el 2019, primer año en que se ofertó la diplomatura, les estudiantes y graduades de la institución podíamos acceder a la inscripción de forma gratuita, pero con una cantidad de cupos limitados. Estos cupos se debían a que la Diplomatura se proponía como actividad extra curricular.

La gestión no perdió la oportunidad para hacer negociados y proselitismo político: la mayoría de las vacantes se destinaron a estudiantes, graduades y docentes de cualquier otra institución ya que, todes elles, a diferencia de quienes pertenecemos a Filo, debían abonar un arancel. Hace unos días nos enteramos que en 2020 la Diplomatura será arancelada para todes. Para iniciar una campaña contra el arancelamiento, enviamos una propuesta a la comisión directiva del CEFYL (Centro de Estudiantes de Filosofía y Letras), hoy en día conducido por EL Colectivo, un conjunto de agrupaciones estudiantiles kirchneristas afines al decano; hasta el día de hoy no obtuvimos respuesta de su parte.

Feministas puertas afuera

La oferta de la Diplomatura, junto con el Postítulo del Joaquín V. González, son casi las únicas ofertas institucionales gratuitas en materia de ESI en CABA.

La gestión del decano Cristófalo, antecedido por Graciela Morgade, ha dedicado todos sus esfuerzos en mostrarse como «feminista» puertas afuera. Pero les «feministas» de la gestión no tuvieron ningún problema en encubrir a Dante Palma, denunciado por acoso y abuso, ni en dejar libre a una estudiante durante tres años por no reconocer su identidad de género. En ambos casos fuimos les compañeres agrupades en la Comisión de Mujer y Diversidad Sexual y de Género quienes, con nuestra intervención, llevamos los reclamos a buen puerto.

A la gestión tampoco le tiembla el pulso para levantar la mano en rechazo de un aumento presupuestario en cada consejo directivo. Hoy en día tenemos una sala de cuidados infantiles sin construir, prometida desde 2010 y un protocolo contra la Violencia de Género al que no se le destina presupuesto. Todo eso sin mencionar la precarización laboral a la que están sometides les docentes y no docentes de nuestra Facultad.

Estas autoridades no hicieron ningún esfuerzo por la implementación de contenido ESI en las carreras de grado durante todos estos años. Meses antes de la cuarentena se estaban procesando debates en torno a las reformas de planes de estudio, pero sólo donde la UJS y el activismo tienen algún espacio de representación estudiantil, se planteó la urgencia de colocar ESI en la agenda.

Además, no debemos olvidar que existe una Ley nacional desde 2006 que en su artículo 5 estipula que «Cada comunidad educativa incluirá en el proceso de elaboración de su proyecto institucional, la adaptación de las propuestas a su realidad sociocultural, en el marco de respeto a su ideario institucional y a las convicciones de sus miembros». A diferencia de las autoridades de Filosofía y Letras, quienes han sabido aprovechar este artículo fueron las cientos de instituciones religiosas a lo largo del país, que evadieron (y evaden) el dictado de contenido de ESI laico y científico durante todos este tiempo.

Rechacemos el negociado con la Diplomatura

No hay duda de que la Diplomatura ESI debería ser gratuita y abierta para todes les estudiantes, graduades y docentes que quieran hacerla. Este ha sido el reclamo de la UJS desde un primer momento. Además, la Diplomatura genera puntaje para quienes la cursan, es decir, sirve de insumo a la hora de ejercer la docencia. A sí mismo, es tiempo de que se trate de una vez por todas la implementación de educación sexual integral en el Consejo Directivo, para que demos un paso adelante en la discusión y la coloquemos en cada una de nuestras carreras. El accionar de las autoridades de Filosofía y Letras es un ejemplo más de que lucha por la implementación de la ESI laica y científica está más vigente que nunca.
Para que exista la implementación de educación sexual, es necesario romper con los lazos estrechos entre las iglesias y el estado. Alberto Fernández ha demostrado que prioriza sus vínculos con el oscurantismo frente a los derechos de las mujeres y las diversidades sexuales y de género. El mensaje más claro ha sido la postergación, una vez más, del tratamiento del proyecto del Aborto Legal.
La educación sexual integral no debe ser utilizada para lucrar con ella, sino que debe ser contenido del que dispongamos todes les estudiantes y docentes del país. Por eso, desde el Plenario de Trabajadoras y la Agrupación Lgtbi 1969 de Filo, en consonancia con la campaña nacional que impulsamos, estamos desarrollando talleres de ESI, de cuatro encuentros, gratuitos y abiertos para tode le que quiera sumarse.