26/04/2020

ISFD 51 de Pilar: la desidia de las autoridades y la virtualidad perjudican a los estudiantes

El Centro de Estudiantes responde.

La situación que se nos presenta a los estudiantes del ISFD 51 de Pilar es verdaderamente preocupante. La propagación del Covid-19 y la extensión de la cuarentena obligatoria han empalmado con el comienzo del año lectivo. Frente a la imposibilidad de cursar de manera presencial, en nuestro instituto (como en el conjunto de la provincia) se empezó a implementar la tan mentada “educación virtual” o “educación a distancia”. Pero esta modalidad choca de lleno con las posibilidades de la comunidad educativa del 51. Un relevamiento que impulsamos desde el Centro de Estudiantes arrojó como saldo que somos más de 300 los estudiantes que no podemos acceder a la misma modalidad virtual, por falta de conectividad, ya sea de internet o de los artefactos tecnológicos necesarios. La virtualidad en nuestro caso profundiza la brecha de las desigualdades educativas.


Las autoridades de nuestro instituto no colaboran en lo más mínimo frente a estas problemáticas. Por el contrario, ningunean abiertamente los reclamos estudiantiles. Las reiteradas llamadas que desde el Centro les realizamos son sistemáticamente ignoradas. El desprecio no podría ser mayor.


La actitud del Centro de Estudiantes


Desde la conducción del Centro de Estudiantes, la agrupación EEPA, propusimos a las autoridades que hagan un relevamiento sobre todos los estudiantes, para poder asistir a todos aquellos que no tienen posibilidades de conexión, sumado al reclamo de que el Estado libere los datos de internet necesarios para cursar. Hemos planteado también que las clases virtuales no sean obligatorias sino que sirvan como acompañamiento pedagógico. Entendemos que la virtualidad de ninguna manera remplaza en materia pedagógica las clases presenciales.


Otra acción que llevamos adelante es poner en pie un banco de apuntes online para que los estudiantes podamos acceder a los apuntes de manera gratuita. La dirección del instituto es tan irresponsable que ni siquiera tomo esta tarea en sus manos.


Frente a la imposibilidad de muchos compañeros de poder desarrollar sus lecturas en formato PDF, conseguimos que una imprenta nos deje las copias a 0,85 centavos (verdaderamente barato). Abrimos una lista de encargos para todos los que necesiten comprar el material fotocopiado, y en función del resguardo de los estudiantes, la presidencia del centro va a repartirlos a cada domicilio. Una verdadera acción de organización estudiantil. Frente a las enormes problemáticas económicos que golpean a los jóvenes hemos empadronado a muchos compañeros en la beca Progresar, y nos sumamos al reclamo por el aumento a $10.000 de la misma. Como así también le exigimos al Estado un seguro al parado por $30.000 para los compañeros desocupados y precarizados.


El pasado Viernes (24/4) realizamos reunión de Centro (vía teleconferencia) para profundizar la organización estudiantil en este momento tan importante.


Como presidencia del Centro proponemos conformar un comité educativo compuesto por estudiantes, docentes y el equipo directivo, para resolver en conjunto las medidas necesarias para atravesar el ciclo lectivo en el medio de la pandemia.



 

También te puede interesar:

Maroni encubre que la propagación de contagios se debe a la escasez de personal, a la mala calidad de los EPP y al déficit de infraestructura.
Justicia por Andrea Encina.
La responsabilidad del PJ y las patronales.
Una carta para encubrir al victimario y amedrentar a las víctimas.
Los hisopados siguen haciéndose a cuentagotas.