29/12/2020
Terciarios

Kicillof insiste con el cierre de carreras en institutos de educación superior

Una política antieducativa compartida por progresistas y derechistas, a medida del FMI.

A pocos días de terminar el año, decenas de comunidades educativas de los institutos de formación docente se encuentran en la incertidumbre, ya que en las ofertas de carreras para 2021 se determinó el cierre de muchas de ellas bajo la modalidad de habilitarlas a «ciclo cerrado».

En algunos institutos, como el caso del 9 de La Plata, las autoridades plantearon en la última reunión de CAI que los cierres de carreras no eran oficiales, ya que la Dirección General de Cultura y Educación no se habría expedido al respecto. La burocracia Celeste de Suteba en cambio publicó un comunicado reclamando «una Rectificatoria de ofertas de carrera 2021», pero ni denuncia los cierres ni plantea acción de lucha alguna. Es decir, no llama a docentes y estudiantes a organizarse en defensa de la existencia de los institutos de formación docente. Es el producto de su integración al gobierno de Kicillof.

El ataque a la educación pública en general, y a los institutos de educación superior en particular, constituye una política de Estado emprendida por los distintos gobiernos bonaerenses que alternaron los últimos años. La derechista Vidal protagonizó una ofensiva frontal, y ahora el «nacional y popular» Kicillof continúa avanzando sobre los terciarios. Es la hoja de ruta del ajuste, por un lado para reducir la cantidad de estudiantes y allanar la privatización de la educación superior, además de restringir la tasa de graduados -es decir profesionales- que no considera rentable.

Una muestra de que este es un eje vector en materia educativa es el reciente fallo del Tribunal Superior de Justicia porteño contra el acceso a la educación pública, siguiendo la línea de ataques de la Unicaba que el gobierno de Larreta impuso a los terciarios.

Desde la UJS y Tribuna Docente en la Multicolor rechazamos esta nueva intentona de cierre de carreras en los institutos de formación docente. Llamamos a las comunidades educativas a declararse en estado de alerta permanente, a deliberar y organizar un plan de lucha para defender nuestras carreras. Un ejemplo a seguir es el de Lomas de Zamora, donde se autoconvocaron docentes y estudiantes para deliberar e impulsar desde ahora acciones de lucha. Ese es el camino que apostamos a replicar en todo el territorio bonaerense.