03/08/2021

La Plata: Kicillof y Garro son responsables del ajuste educativo

Una política común entre "nacionales y populares" y derechistas.

Luego del receso invernal, al menos 70 escuelas de la región siguen sin contar con las condiciones edilicias para funcionar de manera presencial. Esto coloca a la ciudad de La Plata entre los municipios más castigados por la crisis de infraestructura escolar.

Los datos surgen de la información dada por la comisión de infraestructura del Consejo Escolar de La Plata que afirma que durante el 2020 no se han realizado obras de infraestructura en ninguna de las escuelas de la región, confirmando el desvío de 440 millones de pesos- sumado a los 670 millones que el gobierno municipal recibirá este año- que debieron ser destinados para la reparación de los 315 establecimientos educativos que se encuentran en la ciudad de La Plata.

Del informe también se desprende que en las pocas escuelas donde recién se han comenzado a realizar algunas obras no se están cumpliendo los 12 puntos de habitabilidad de Ctera, donde se expresa claramente que no debe haber presencialidad en aquellos establecimientos que se encuentren en obra. Esta violación de los 12 puntos, ha provocado recientemente al asesinato laboral de una docente y dos operarios en la explosión de la escuela 144 del paraje Aguada San Roque en Neuquén.

A la falta de gas por cañerías obsoletas, luz, agua y problemas estructurales se suma la falta de edificios en todos los niveles. Entre los casos más emblemáticos se encuentra el Jardín 912 del barrio José Hernández, que fue literalmente derrumbado en 2018 con la promesa, bajo la gestión de Vidal y Sánchez Zinny de construir un nuevo edificio, y que ahora, luego de un año y medio de gobierno de Kicillof y la ministra de educación Agustina Vila todavía sigue pendiente.

Tampoco han podido comenzar la presencialidad por problemas de infraestructura los jardines 904, 918, 924, 938, 940, 963, 981, 989, las primarias 28, 77, 3 y en las secundarias 60 y 53, sólo por poner algunos ejemplos. En todos estos casos la responsabilidad abarca desde el gobierno “progresista” de Kicillof y Agustina Vila, al frente de la la Dirección General de Cultura y Educación, hasta el gobierno municipal del intendente derechista Julio Garro, mostrando a las claras el hilo de continuidad en la política ajustadora.

Mientras el gobierno provincial y los intendentes se echan culpas unos a otros por la crisis edilicia, miles de estudiantes en toda la provincia ven negado su derecho a la educación por la falta de conectividad y dispositivos gratuitos para continuar sus estudios de manera remota.

El cuadro se ajuste educativo se completa con la pulverización del salario, la falta de nombramiento de los cargos docentes y auxiliares necesarios para garantizar el funcionamiento de las escuelas, y con todas las resoluciones antieducativas con las que pretenden perpetuar la precarización e inestabilidad laboral entre los trabajadores de la educación, avasallando los derechos contenidos en el Estatuto Docente.

Con más del 20 por ciento de los establecimientos educativos de la Plata cerradas o con graves problemas de infraestructura, la pomposa campaña de Trotta y Kiclilof sobre la vuelta a la presencialidad y la extensión de la jornada escolar en los 135 distritos bonaerenses cae por su propio peso.

Frente a los más de cien trabajadores de la educación fallecidos por Covid en todo el país, el avance de la variante Delta y con la mayoría de los trabajadores sin las dos dosis de la vacuna, Axel Kicillof quiere imponer una presencialidad sin condiciones edilicias ni epidemiológicas. Siguiendo los pasos del derechista Larreta en la CABA el gobernador de la provincia de Buenos Aires pretende desligarse de la crisis de infraestructura escolar para cumplir con los capitalistas acreedores de la usuraria deuda provincial.

Frente a esta situación, la burocracia de Suteba y el FUDB han profundizado su parálisis e integración al gobierno ajustador. Con el verso de “seguir apostando al diálogo” con el gobierno municipal del intendente derechista Julio Garro, la burocracia no ha convocado a asamblea ni a ninguna medida de lucha en todo este tiempo para enfrentar la crisis de infraestructura, ni por ninguno de los reclamos de la docencia y la comunidad educativa.

La crisis de infraestructura escolar en La Plata es la foto de la situación que se vive en todo el país como resultado del ajuste educativo que vienen aplicando el gobierno de los Fernández junto a los gobernadores y los intendentes, sean del oficialismo o de la oposición patronal.

El acto convocado por las seccionales multicolores de Suteba frente a la casa de la provincia, al cumplirse tres años del asesinato laboral de Sandra y Rubén, por la explosión provocada por un escape de gas en la escuela 49 de Moreno, ha sido una importante referencia y punto de apoyo en la lucha contra la impunidad y por justicia para todxs lxs compañerxs víctimas del ajuste, de ayer y de hoy.

La lucha por la recuperación del Suteba La Plata, hoy en manos de la burocracia aliada al gobierno que aplica el ajuste, se inscribe en la pelea de conjunto por la independencia política de los sindicatos frente a todos los gobiernos que han hundido a la educación en los últimos años.

 

También te puede interesar:

Las asambleas y el Congreso Provincial de Adosac determinaron paro de 24hs para este viernes 17/9.
¿De qué se trata el sistema de vouchers?
Movilicemos el próximo lunes a la audiencia en el Ministerio de Trabajo. Basta de acoso y maltrato laboral.
La provincia de Buenos Aires, epicentro de la crisis política.