22/05/2020

La realidad de lxs estudiantes ante las condiciones de cursada virtual

En el marco de la pandemia que desató el virus Covid-19, lxs estudiantes de la Escuela de Artes Visuales Antonio Berni del partido General San Martín y de su sede en Martínez, sacamos nuestras primeras conclusiones sobre el llamado “plan de contingencia pedagógico” que transitamos desde nuestros hogares. Esta modalidad, que resolvió el Ministerio de Educación dirigido por Nicolás Trotta, dejó en evidencia la carestía que transitamos lxs estudiantes y docentes. Es así como cientos de estudiantes no pueden sostener esta cursada virtual, ya que no cuentan con los recursos necesarios (computadoras, redes wifi/paquetes de datos, herramientas tecnológicas) y el plantel docente no cuenta con capacitaciones para “amoldar” sus clases presenciales y talleres.


Un aspecto importante a tener en cuenta es la particularidad de las carreras que se dictan en el establecimiento (Profesorado de Artes Visuales – Diseño Gráfico – Tecnicatura de Diseño Imagen y Sonido) que requieren acceder a materiales de manera abundante y específicos para nuestros talleres (pintura, arcilla, hojas, tintas, etc.). Ni hablar de las herramientas tecnológicas y profesionales para les estudiantes de imagen y sonido/DG. Estos materiales, hoy en día, son difíciles de adquirir debido a la escalada brutal en sus precios y el cierre de muchos locales por esta profundización de la crisis económica, social y sanitaria. No podemos dejar de señalar que muchos compañeres eligen entre sostener una cátedra o comprar alimentos.


Una encuesta que refleja la situación de lxs estudiantes de La Berni


Este “plan de contingencia pedagógico” demostró sus propias limitaciones a la hora de poder implementarse en nuestras cursadas. Lo que sigue, es lo que reflejó la encuesta que realizamos hace unas semanas atrás desde el Centro de Estudiantes Antonio Berni.


Los resultados del relevamiento arrojaron que el 64% de les estudiantes no cuenta con recursos tecnológicos/materiales y les que acceden pueden hacerlo a través de un celular. Incluso muchos estudiantes manifestaron tener una pc por grupo de familia, siendo esto complicado a la hora de ingresar a las plataformas virtuales (zoom, jitsi, classroom etc.). Una de las cosas más importantes a tener en cuenta es que un gran porcentaje de les estudiantes son Madres/Padres de familia, con lo cual la virtualidad es inviable para aquellos que estan al cuidado de sus hijes.


Por otro lado, el 60% de les estudiantes encuestados no trabaja en relación dependencia, sino que su única fuente de ingresos es el trabajo en negro, mal pago, precarizado y sin equipos de salubridad en medio de una pandemia. La encuesta marca que solo el 10% accede a una beca o un plan social. Sin dudas, esto impacta en nuestras cursadas y en muchos casos genera una deserción estudiantil de envergadura. En relación a esto último, el 30% del conjunto de les estudiantes ya ha abandonado la carrera, debido a este contexto.


Por una salida de lxs estudiantes en defensa de nuestra formación


Esta “continuidad pedagógica” está lejos de ser así. Lo cierto, es que no están garantizadas las condiciones para que todos les estudiantes puedan acceder. Está más que claro que ser evaluades y pasar asistencia es un mecanismo de exclusión de cientos de compañerxs. Es evidente que este esquema virtual es un fracaso por donde se lo mire, no solo porque la deserción estudiantil está a la orden del día, sino porque nuestros docentes están sobrecargades y sobreexplotades en horarios no laborales, flexibilizando la labor docente.


Desde el Centro de Estudiantes y la agrupación Punto de Fuga reclamamos que se tomen todas las solicitudes de cambio de turnos y que en el corriente año no afecte el vencimiento de finales, ni asistencia/evaluación en formato virtual. Además, frente a la actual situación de crisis económica, sanitaria y social es indispensable una beca de materiales para todxs lxs estudiantes que la necesiten. Proponemos la reapertura de rematriculaciones para aquellxs estudiantes que no pueden acceder a la virtualidad por distintos motivos ya sean personales, laborales y/o por falta de herramientas tecnológicas.


Exigimos que el Estado y el gobierno provincial dispongan todas las herramientas de salubridad e higiene para la apertura de las futuras clases presenciales en el establecimiento educativo, evitando así que el Antonio Berni sea un foco infeccioso por el Covid-19. Vamos por un comité educativo paritario integrado por docentes y estudiantes para discutir de conjunto la reformulación del calendario académico, que integre las mesas de finales pendientes y todos los reclamos de lxs estudiantes.


¡Sumate a organizar nuestros reclamos!



 



 


 

También te puede interesar:

Con salarios por debajo de la línea de pobreza y la paritaria congelada.
Es necesario masificar y profundizar los procesos de lucha abiertos en las Facultades e impulsarlos donde aún no se conformaron.
Elementos de Facundo fueron hallados en la comisaría de Origone.
Los femicidios son la otra pandemia que el Estado no combate.