05/07/2021

Les estudiantes de la Escuela Técnica 27 luchamos contra la presencialidad sin condiciones

En la Escuela Técnica N° 27 de Química, ubicada en el barrio de Monte Castro, en línea con la presión de parte del gobierno de la Ciudad y el Ministerio de Educación nacional por la vuelta a clases en el nivel medio, hace 3 semanas que se impuso la presencialidad en su totalidad, incluso antes de los anuncios del gobierno.

El regreso de las clases presenciales vino de la mano de la implementación de protocolos limitados a la toma de temperatura y al uso del alcohol en gel a la entrada del colegio, ya que los dispenser distribuidos por los pasillos están vacíos.

Ese mismo protocolo, elaborado por el Ministerio de Educación de Ciudad, dicta que las ventanas y puertas de las aulas y laboratorios tienen que estar abiertas para garantizar la circulación de aire; sin embargo, la caldera (que distribuye la calefacción para toda la institución) está fuera de funcionamiento desde principio de año y ahora, en medio del pleno invierno, la supervisión y el gobierno siguen sin dar respuestas para arreglarla y asegurarse de que no vuelva a ocurrir, teniendo en cuenta que este no es un problema nuevo. En 2016 tampoco funcionaba la calefacción, y les estudiantes impulsamos una fuerte lucha para que efectivamente vuelva a funcionar, con sentadas y cartas dirigidas a las autoridades institucionales y gubernamentales, que tuvieron muchas repercusiones en la prensa y los medios.

Por otro lado, las Becas Ciudad que son destinadas a les estudiantes de nivel medio como paliativo para que les pibes tengan recursos para estudiar, otro año más llegaron demasiado tarde. La primera cuota recién se entregó a mediados de junio. Hay que tener en cuenta que la beca consiste en 2 cuotas equivalentes a un salario mínimo, estimado en $21.600, el cual es una miseria y está muy alejado de ser un ingreso digno cerca de la Canasta Básica Familiar, de $60.000. Claramente los gobiernos, que sostienen estas becas sumamente limitadas y encima entregadas casi finalizando la primera mitad del ciclo lectivo, apuntan a que les estudiantes deserten y terminen abandonando sus estudios por falta de recursos.

Por lo tanto, sigue completamente vigente el reclamo por que se garanticen becas que realmente nos permitan a les estudiantes poder costear todos los gastos que tenemos para poder estudiar, que no hicieron más que incrementarse en este contexto de pandemia, donde sin conexión a internet o dispositivos electrónicos no se puede acceder a un derecho tan básico como la educación.

Tampoco podemos dejar de mencionar la enorme presión sobre les docentes que, a pesar de haber demostrado que son grupo de riesgo, los obligan de todas maneras a volver a la presencialidad, presión que es aún mayor sobre el personal que recibió ya la primera dosis de la vacuna contra el Covid-19. Esto implica un enorme riesgo, y queda una vez más demostrada que la prioridad del gobierno no es más que la campaña electoral por sobre la salud de toda la comunidad educativa.

En línea con el ajuste y el vaciamiento educativo que se está desarrollando, nos encontramos con que la mayoría de les estudiantes ingresantes no cuentan con las herramientas necesarias para estudiar en una escuela técnica, tales como el tablero de dibujo técnico, calculadora científica, escuadras, compases y demás útiles escolares. Siendo una escuela técnica pública es responsabilidad del gobierno garantizar estos útiles a les estudiantes. Sin embargo, luego de más de cuatro meses de cursada aún no llegaron.

En este sentido, el Centro de Estudiantes llevó a cabo un relevamiento sobre las condiciones de cursada que dejó muy en claro que este año no se realizó el comodato de computadoras y que la conectividad depende puramente de los recursos de cada une, limitando el acceso a la educación de los sectores más carenciados. Hay que tener en cuenta que les alumnes que sí tienen dispositivos deben compartirlos entre varios integrantes de su familia, restringiendo el acceso a la cursada virtual a una buena parte del estudiantado.

Esta situación que estamos transitando en la Escuela Técnica N° 27 es un reflejo de lo que está ocurriendo en muchas otras escuelas técnicas del país. Es crucial que toda la comunidad educativa se movilice para enfrentar el inmenso ajuste educativo, de forma independiente a los ataques del gobierno de Larreta y de Acuña como también al de Trotta y Alberto Fernández que garantizan estas ofensivas contra las comunidades educativas.

Desde el Centro de Estudiantes les invitamos a todes este jueves 8 de julio a un frazadazo abierto en la puerta de la Técnica 27 (Virgilio 1980, Monte Castro) de 12 a 13:30 horas, como primera acción de un plan de lucha que se continuará discutiendo en la Asamblea de Estudiantes de la ET27 el lunes 12/7 a las 11 y 18 horas.

¡Por el aumento del presupuesto educativo y por un plan de reformas edilicias para cursar en condiciones!

¡Que se garantice la calefacción, útiles y herramientas, conectividad, dispositivos y becas para poder todes estudiar con las condiciones que nos merecemos!

 

También te puede interesar:

Los datos hablan por si solos: 6 de cada 10 descocupades son mujeres y 20% de las jóvenes está excluida de las esferas laborales y educativas.
IRSA y Larreta van por Puerto Madero 2.
Poner en pie a la juventud por una salida independiente capaz de derrotar el ajuste.
Marchan desde las puertas del hospital. ¿Cómo seguimos después?
Así se refirió Amanda Martín, secretaria gremial de Ademys y legisladora porteña a los anuncios de Larreta sobre las clases presenciales a partir de agosto.