15/05/2020

Los reclamos en los institutos terciarios de Salta ante la pandemia

Mientras la crisis social, sanitaria y educativa, agudizada por la cuarentena recorre todo el país, en las universidades e institutos terciarios se  intenta imponer una virtualización forzada sin tener en cuenta a los estudiantes que no cuentan con recursos para acceder a las clases online (falta de computadora o falta de internet).


Esta situación ha generado una profunda incertidumbre entre los estudiantes de los terciarios de la provincia de Salta, porque las plataformas colapsan o las autoridades, en algunos casos docentes, buscan imponer evaluaciones. Esta situación llevó a que los estudiantes de diferentes terciarios empiecen a hacer circular sus reclamos por diversos medios.


Los estudiantes del Profesorado en Educación Secundaria de Ciencias Políticas del Instituto de Educación Superior 6.001 Gral. Manuel Belgrano, decidieron, ante la desigualdad de la virtualidad, dejar de presentar prácticos para combatir la exclusión de los compañeros que no pueden acceder a las clases virtuales, hasta que se normalice la situación y se vuelva a la presencialidad.


Como medida, plantean que se modifique el calendario académico, la apertura de mesas extraordinarias bajo medidas de salubridad acordes y exención de correlatividad para los estudiantes que lo soliciten.


Los estudiantes del Profesorado Superior de Lenguas Vivas manifiestan que ellos quieren salvar el año a como dé lugar pero son conscientes de la profunda desigualdad que existe detrás de las clases virtuales. Además, señalan la pérdida de un vínculo pedagógico entre los docentes y los estudiantes, los cuales tienen que vérselas por sus propios medios entre extensos PDFs y el problema de tener que cargarse crédito en sus celulares para poder acceder a las clases virtuales.


Otra de sus denuncias es que ya se impusieron exámenes, en los que claramente el número de alumnos decreció comparado con los exámenes presenciales. Los estudiantes denuncian presiones y amenazas de que si no acatan la virtualidad forzada pueden quedar libres en unos casos o perder la correlatividad o regularidad en otros.


Los estudiantes del Instituto de Educación Superior 6.024 de Rosario de la Frontera denuncian que no pueden cursar debido a las correlatividades y por la imposibilidad de rendir en abril debido a la cuarentena. Ante este reclamo, el rector del lugar, Sergio Dinoto, antes de dar una respuesta a los estudiantes, salió a responsabilizar a los mismos por no haber finalizado antes.


La precariedad como común denominador


La improvisación de las diferentes autoridades educativas, por imponer donde se pueda esta virtualización forzada de la educación, tiene como telón de fondo el más profundo vaciamiento en el presupuesto educativo.


Es por todo esto que desde la UJS saludamos y acompañamos la iniciativa de los estudiantes de los diferentes terciarios de Salta por dar a conocer su situación y es por todo esto que exigimos que no haya evaluación mientras dure la cuarentena; regularidad incondicional para todos los estudiantes, sin penalidad para quienes no pudieron acceder y contemplando a quienes sí pudieron hacerlo; prórroga de regularidades y correlatividades sin necesidad de aprobar finales adeudados.


Ante la crisis económica planteada, que afecta de lleno a los estudiantes, exigimos la ampliación de la Beca Progresar y su aumento a $10.000.


Como iniciativa para colectivizar el debate y lograr conquistar todos nuestros reclamos, la UJS de Salta está organizando una reunión abierta (por la plataforma Jitsi) el sábado a las 18 hs para los estudiantes de la UNSa y los estudiantes de los centros terciarios. Sumate con tus compañeros para enfrentar este intento de imponer la virtualización forzosa.




 

También te puede interesar:

“Hacer Escuela”: un mecanismo de injerencia de las empresas y la Organización de Estados Iberoamericanos sobre la educación pública patagónica.
Los datos oficiales reflejan el impacto de la precarización laboral, el vaciamiento de testeos y el déficit de testeos.
De los 56 nuevos casos del viernes 10, 53 tuvieron origen en ese contexto.
Mientras los casos positivos de Covid-19 superan los 230