13/03/2020

Plan Fines nuevamente en lucha: docentes y estudiantes reclaman la estabilidad laboral

En medio de conflictos salariales docentes a nivel provincial en los que por lo menos 8 provincias reclaman la claúsula gatillo y paritarias libres, los trabajadores del plan Fines y sus estudiantes están reclamando la firma de una resolución nacional que dé continuidad a los planes de terminalidad de la escuela secundaria.


Un caso claro es el de la Ciudad de Buenos Aires: el jueves 12,  las y los trabajadores realizaron una movilización al ministerio de Educación Nacional, Palacio Pizzurno, donde presentaron un petitorio que exige justamente la continuidad de los planes, y el ministro en persona aseguró la firma de la resolución para el día martes próximo, todo de manera verbal sin ningún compromiso por escrito.


En estos días, el ministro Nicolás Trotta anunció la continuidad de los mismos con grandes pompas. Pero lo que no dijo es que estos planes educativos se caracterizan por la precariedad laboral de las y los trabajadores, y por la devaluación de los planes de estudio y las titulaciones de las y los estudiantes, al tiempo que constituye un plan sistemático de ataque y vaciamiento a la educación del adulto y el adolescente a lo largo y ancho de todo el país.  Aun así, al día de la fecha tanto las y los docentes como las y los estudiantes no tienen asegurada su continuidad. 


Estos programas son uno de los patos de la boda de los problemas de coparticipación entre Nación y las provincias.  Es decir que en muchos casos se tiran la pelota entre ambas gestiones por su continuidad, por el amento salarial de las y los docentes e incluso hacen peligrar la continuidad de la cobertura de las obras sociales a centenares de trabajadores que reciben tratamiento médico. 


El telón de fondo


En el 2008, el gobierno kirchnerista creó a nivel nacional el Plan Fines presentándolo como una opción para finalizar la secundaria (terminalidad) para adultos que no habían concluido la Educación Secundaria y pertenecían a las barriadas populares. La oferta mutó de un plan de terminalidad a una cuasi-secundaria, en competencia con las escuelas de adultos y adolescentes y los Cens (Centros Educativos de Nivel Secundario), con larga trayectoria en el sistema educativo. 


Paulatinamente estos programas se fueron vaciando mediante una oferta recortada en sus contenidos, a la altura de los requerimientos de un mundo del trabajo devaluado. Todo lo cual contribuyó a flexibilizar a los trabajadores de la educación, cuya designación es a ciclo cerrado y por fuera de los estatutos del docente de cada provincia.  Y redundó en ataques continuos a las escuelas primarias de adultos y a los Cens, amenazados continuamente por los cierres.


Desde Tribuna Docente Lista Rosa Nacional planteamos el traspaso de los Fines a los Cens y a escuelas primarias de adultos, con plenos derechos para docentes dentro del Estatuto del Docente,  y  de los estudiantes. No queremos una educación precarizada ni flexibilizada.


Apoyamos la organización docente-estudiantil por todos sus reclamos.  En esta comprensión y con esta perspectiva exigimos la firma inmediata de la resolución ministerial para que ningún estudiante se quede sin educación y las y los trabajdores sin su fuente de trabajo.

En esta nota