20/02/2021

Río Negro: escuelas sin condiciones y sin infraestructura

Silencio complice de la conducción Azul-Arancibia. ¡Asambleas y congreso de Unter ya!

A pocos días de iniciar el ciclo lectivo, la mayoría de las instituciones escolares no reúnen las condiciones de infraestructura, sanitarias y de bioseguridad. La línea de ajuste sostenida por el gobierno nacional de Fernández es seguida a pie de la letra por la Gobernadora Carreras. El silencio cómplice de la Azul-Arancibia que no convoca a asambleas ni congreso hace casi un año, cumple el rol desmovilizador y pretende garantizar la paz social a los gobiernos nacional y provincial. La cuestión salarial ni siquiera está en debate cuando la inflación y la pérdida salarial es cada vez mayor. En estas condiciones nos enfrentamos a un desastre sanitario sin precedentes.

UnTER Central no ha abierto la boca para denunciar que en Río Negro no existe un contexto epidemiológico apto en los principales departamentos. Con la saturación de las camas de terapia intensiva en los principales hospitales, la inexistente cobertura de estas en muchas ciudades, no se puede habilitar la presencialidad en este contexto.

No se han resuelto los protocolos del transporte escolar y tampoco se ha exigido que el transporte público de pasajeros esté adecuado al momento del inicio, de hecho la aglomeración de personas actualmente es enorme, sin que ninguna institución estatal intervenga, lo que demuestra el accionar desaprensivo y criminal de quienes nos gobiernan.

La escasez de insumos y personal para cumplir el protocolo es recurrente en todas las instituciones, la inexistencia de un plan de distribución gratuita de alcohol en gel, barbijos y todo elemento de protección e higiene personal para estudiantes, docentes y no docentes, demuestra que nuevamente pretenden hacer responsables a la docencia y a la comunidad de las obligaciones del Estado. No hay de parte de UnTER siquiera la exigencia de testeos gratuitos, sistemáticos para todo el personal antes de iniciar las clases tampoco que se haga un seguimiento de casos en las escuelas tanto de docentes como de estudiantes.

La atención y arreglos de infraestructura escolar es deficiente, a pocos días las pocas obras y refacción iniciadas no han culminado. La adecuación de las aulas y de todos los espacios de permanencia para el cumplimiento del distanciamiento social solo ha sido sacar sillas y mesas, muchas aulas no poseen siquiera la posibilidad de apertura de ventanas y ventilación requerida, mucho menos purificadores de aire o de detectores de dióxido de carbono. Si no reúnen las condiciones edilicias no se deben iniciar las clases presenciales.

La bimodalidad como está establecida y aceptada por UnTER Central redunda en una sobrecarga laboral enorme, ya que no habría horas disponibles y reales dentro de la carga horaria para atender la virtualidad. Deben contemplarse un plan de clases virtuales que garanticen los aprendizajes de manera remota, creando cargos docentes de emergencia para parejas pedagógicas que garanticen clases si hay modalidad mixta virtual y presencial.

Las dispensas por razones de salud son insuficientes y no se ha contemplado el cuidado de menores a cargo y de personas de riesgo. El Estado en la paritaria debe responder este reclamo de la docencia y que se nombren suplentes para las y los compañeros dispensados.

En relación a la cuestión salarial, como docentes venimos perdiendo poder adquisitivo y no ha habido una recomposición salarial por la pérdida salarial del año pasado. Se suma la enorme cantidad de docentes sin trabajo o que no han podido acceder a la doble función, cada vez más necesaria por los magros salarios. Las restricciones para cubrir suplencias y las trabas burocráticas de la virtualidad avasallan derechos docentes. No debe haber ningún docente con salarios de pobreza, ni docentes sin trabajo o sin asistencia económica. Aumento salarial de emergencia del 50%, en el camino a la recomposición salarial, acorde a costo de la canasta familiar. Cláusula de actualización automática. Todas las sumas al básico. No al impuesto a las ganancias sobre salarios.

Las problemáticas de las condiciones de salubridad y de las condiciones salariales que el estado descarga sobre las y los trabajadores a modo de ajuste se viene discutiendo en cada una de las Escuelas, pero la dirección central de la Unter se niega a tomar y unificar los reclamos. Sigamos el ejemplo de la docencia de CABA que inicia un paro de 72 horas y de la docencia neuquina que con condiciones casi idénticas a las de Río Negro ha votado un paro de 5 días reclamando condiciones edilicias, sanitarias y salariales.

Asambleas y congreso ya para votar un plan de lucha e imponer todas nuestras reivindicaciones

También te puede interesar:

Cerca de una decena de escuelas se manifestaron ante funcionarios y el presidente del Consejo.
Por la continuidad al plan de lucha iniciado, sumándose al paro convocado para #8M.
Ademys sostiene en la paritaria con el Gobierno de la CABA la necesidad de un 55% de aumento, que permitiría que activos y jubilados recuperáramos las sumas perdidas.
Docentes, salud, judiciales y organizaciones piqueteras en lucha. Derrotemos el ajuste del FMI.
Las bases de Kleppe SA se le plantan a la patronal y la burocracia de Soefrnyn.
Hagamos activo el paro con asambleas, piquetes y movilizaciones. Por un congreso general de toda la docencia rionegrina.