19/08/2020

Se desarrollan los talleres de ESI en el interior de la provincia de Buenos Aires

Por Rocío García Plenario de Trabajadoras

Se lanzaron los talleres de Educación Sexual Integral (ESI), el pasado martes 11/8, en distintas localidades del interior de la provincia de Buenos Aires (Ipba).

Por la importante cantidad de inscriptos, se desarrollaron tres talleres en simultáneo, con un total de más de 70 participantes, entre estudiantes secundaries, terciaries y docentes, con una importante asistencia de docentes de las ciudades de Mar del Plata y Bahía Blanca.

La importante convocatoria tiene como uno de los motivos principales la necesidad de informarse y de formarse de manera profesional ante la falta de ESI en las instituciones educativas. Por otro lado, es muestra de que la lucha por una educación sexual integral real es una demanda fundamental del movimiento de mujeres y diversidades sexuales y de género en nuestro país, que ha sido –y continúa siendo- levantada principalmente por les estudiantes.

Durante los primeros encuentros se abordaron determinadas cuestiones, para entender y problematizar acerca de si verdaderamente existe educación sexual en las escuelas y en las distintas instituciones educativas y que tipo de ESI es impartida en ellas. Al mismo tiempo, analizamos de qué forma se trabaja la ESI en los ámbitos escolares y cuál es la formación que reciben les docentes en educación sexual desde el Estado o incluso desde ámbitos privados.

A través de distintas actividades e intercambios, pudimos llegar a la conclusión de que efectivamente existe una educación sexual, pero no es la que queremos y por la que luchamos hace tantos años. En las experiencias concretas se evidenció cómo esta temática permanece ausente en algunos casos y en otros solo está ligada a concepciones meramente biologicistas. Al mismo tiempo, la poca información y los escasos recursos que son impartidos por el Estado, no nos permiten cuestionar la función social de los roles de género que son impuestos y lo que representa la heteronorma-cis en el régimen capitalista. La ESI que queremos debe permitirnos cuestionar la función social real de los roles de género que son impuestos y reproducidos por el propio Estado capitalista y sus instituciones en beneficio del mismo régimen basado en la explotación y la opresión humana. Es entonces que la lucha por una ESI laica, científica, respetuosa y contemplativa de las diversidades sexuales y de género, implica la lucha colectiva e independiente del Estado, entrelazada a una lucha más general por un cambio de raíz en cuanto a la sociedad actual, regida hoy por una cultura ideológica dominante basada en el oscurantismo clerical y la violencia de género.

En el segundo encuentro, pudimos debatir acerca de la responsabilidad del Estado en las diferentes formas de violencia hacia las mujeres trabajadoras, las diversidades sexuales y de género que se agudiza en un régimen social capitalista, absolutamente en crisis en nuestro país y en todo el mundo. Con diferentes actividades, intercambios y puestas en común, identificamos diferentes situaciones de violencia que son invisibilizadas o naturalizadas por el propio Estado, ocultando la función económica social de la violencia, como un mecanismo de reproducción de la propia opresión y explotación de las mujeres y el conjunto de la clase trabajadora.

Ejemplos claros de ello son la propia explotación laboral como una de las formas de violencias más invisibilizadas, ejercidas por las patronales y el Estado capitalista, la precarización laboral y la falta de derechos laborales para las mujeres en relación con los varones como parte de un disciplinamiento social más general por parte del capital. La doble opresión de la mujer trabajadora que tiende a realizar un trabajo no pago que funciona como sostén de la familia obrera, en beneficio de los capitalistas.

Al mismo tiempo debatimos sobre la violencia doméstica, expresada en violencia física, verbal o psicológica que tiene su expresión más cruda hoy con el incremento de las denuncias y los casos de femicidios y la falta de medidas y respuestas concretas desde el Estado para terminar con este flagelo que padecen en nuestro país las mujeres trabajadoras.

Las primeras conclusiones de los talleres de ESI arrojan la necesidad de comprender que la salida a esta situación lejos está de ser individual y por el contrario, comprende una organización colectiva, con independencia política del Estado para poder avanzar en la conquista de cada una de nuestras reivindicaciones, demandas y necesidades elementales en el camino de una emancipación, libre de violencias y opresión.

Hacia los próximos encuentros donde trataremos las temáticas sobre trata de personas, prostitución y aborto, invitamos a todes a sumarse por una ESI laica, científica y respetuosa de las diversidades sexuales y de género.

Link formulario de inscripción ESI PBA:

 

También te puede interesar:

Una maniobra antidemocrática en medio de un cuadro dramático para los estudiantes.
Entrevista a Nair Pereira, bióloga del Conicet y partícipe de la organización de los vecinos de Sierra de los Padres.
Desarrollemos una campaña en toda la universidad, en la virtualidad y en las calles, para poner en pie un movimiento independiente que ponga en la agenda de la UNGS la lucha contra el ajuste.
Fueron al Ministerio de Trabajo y a la gobernación para llevar sus reclamos.
El Grupo de Apoyo Departamental (GAD) y la Policía Bonaerense atacaron con gas pimienta a varios/as manifestantes en las protestas por vivienda y contra la violencia policial.