11/08/2020

Se realizó la primera entrega de bolsones en el terciario Manuel Belgrano

Con mandato de asamblea organizamos una gran campaña de donaciones.
Por Magui May Delegada del centro de estudiantes ESEA Manuel Belgrano

La crisis económica existente potenciada por la pandemia mundial puso de manifiesto la desigualdad que existe entre les trabajadores al momento de poder acceder a la educación virtual, del mismo modo que ocurre con la cultura. En nuestra escuela esta desigualdad golpea muy fuerte. La situación se ve agravada en una juventud que padece la precarización laboral y el desempleo, una juventud que cada vez sufre más recortes presupuestarios en el acceso a la cultura y en su formación.

Son decenas de estudiantes los que se ven obligados a abandonar la cursada o relegar su producción artística por la desidia estatal con respecto al presupuesto educativo.

Desde la asamblea del Centro de Estudiantes de la ESEA Manuel Belgrano, organizamos una gran campaña de donaciones que culminó en una actividad de refuerzo del miserable refrigerio enviado por el gobierno de la ciudad que se entrega cada quince días. Hemos conseguido entregar el pasado viernes más de 30 viandas que contenían: un bolsón con 6 kilos de verduras, un bolsón con elementos de higiene personal y limpieza y un bolsón con elementos de productos de almacén.

¿Dónde están las autoridades?

Desde los inicios del ciclo lectivo las autoridades se colocaron por fuera de los intereses de nuestra escuela, llegando incluso a desconocer un acuerdo conseguido en el Consejo directivo por nuestras compañeras consejeras. Allí se resolvió elaborar el plan de excepcionalidad contemplando las demandas estudiantiles, desde los materiales, herramientas, plazos y modalidades de entrega.

En ningún momento la dirección de la escuela prestó disposición en colaborar con el armado de esta actividad ni de generar ciertas estrategias para facilitar y contener la cursada de les estudiantes en situaciones más vulnerables. Tristemente estas iniciativas fueron bastardeadas y hasta perseguidas por acciones de una dirección que dice provenir del campo popular, pero que ignoro cada reclamo y no aportó ni un peso al fondo de colaboración.

Fueron más lejos aún al exigirnos permisos para circular que exigía el área de formación docente para ingresar a la escuela, mientras estos nos dejan fuera de la educación. De este modo queda otra vez expuesta una dirección que lejos de querer luchar o dar respuestas sobre la funcionalidad de la cursada o los cargos docentes sin cubrir.

Es sistemático el ataque, planteando una línea persecutoria que busca cuestionar la legalidad de nuestro centro que solo intenta desorganizar y fragmentar a les estudiantes que necesitan organizarse frente a la inoperancia de sus autoridades. Recordemos el ultimo hecho a mediados del primer cuatrimestre, donde al proponer en el Consejo un relevamiento socioeducativo para conocer la realidad de la comunidad y a partir de ahí exigir al estado nacional las condiciones necesarias para desarrollar el ciclo lectivo, fuimos acusados de espionaje, acusando especialmente a una compañera en particular, firmada por docentes de todos los departamentos afines a la conducción celeste. No hay colaboración alguna para resolver las demandas estudiantiles y docentes.

Vamos a organizarnos

Esta gran iniciativa que quebró todas las maniobras de las autoridades para no realizarla pone sobre la mesa la enorme solidaridad que recorre nuestra escuela. Decidimos organizarnos como respuesta ante la desidia estatal y la indiferencia de las autoridades, con acciones de solidaridad y discutiendo política. Colocamos la importancia de la delimitación con los intereses antagónicos que representan las autoridades del gobierno de la Ciudad y el nacional, frente a lxs estudiantes que nos organizamos.

Nos organizamos para transitar nuestra formación artística y docente de la mejor manera posible, entendiendo el arte como una herramienta fundamental de transformación social que debe indudablemente empalmarse con todas las luchas en curso.

Frente a la falta de presupuesto en educación, vamos por la organización conjunta de estudiantes y docentes para poner en pie un plan de lucha en defensa de la formación docente. Por becas irrestrictas a $10.000, computadoras para docentes y estudiantes, conectividad WIFI libre, bolsones alimentarios nutritivos, entrega de dispositivos y conectividad para todos/as , reapertura de paritarias, pago de la cuota pendiente y basta de precarización laboral y educativa.

Nos espera un segundo cuatrimestre cargado de desafíos. Manos a la obra!

 

En esta nota

También te puede interesar:

Por un plan de lucha de los institutos de formación docente. ¡Todes al Congreso Nacional de la UJS el 25 y 26 de septiembre!
En la Legislatura porteña, donde reclamaban por el pase a la carrera profesional de Enfermería.
En un cuadro de estrés del sistema, marcharán en varios puntos del país. En la Capital, la concentración va de Congreso a Plaza de Mayo.
Este lunes 21 de septiembre, desde las 10h en Congreso, ganemos las calles.