31/10/1996 | 517

Gabriela, del Nacional Buenos Aires

UJS: ¿Qué opinas del Congreso de Bases de la Coordinadora de estudiantes para el próximo 9 de noviembre?


Gabriela: Me parece bien que se convoque al congreso. Tienen que juntarse todos los organismos secundarios, la FES y la Coordinadora. La lucha es de los estudiantes, no tenemos que dividirnos por cuestiones partidarias. En el congreso tienen que participar todos, los que no tienen centros también, para después impulsar la Coordinadora en sus colegios.


UJS: ¿Qué tiene que resolver el congreso de la Coordinadora?


Gabriela: Es elemental, la lucha contra la Ley Federal y la destrucción del secundario. Es la lucha que tenemos que empezar. El congreso debe impulsar la formación de centros de estudiantes.


UJS: Vos participaste del congreso de la UJS, ¿cuál fue tu experiencia?


Gabriela: Muy buena, me gustó la intervención del chico de Cutral Co, fue muy emocionante, daban ganas de salir a hacer la Revolución.


Se discutió y debatió si la consigna de Fuera Menem es la adecuada. La UCR y el Frepaso también quieren que se vaya Menem. Ellos quieren un recambio electoral, es decir, no quieren cambiar nada.


La gente quiere sacarse a Menem de encima. Está bien plantear Fuera Menem, pero si no está acompañada de otras consignas es medio vacía, hay que agregar congresos de bases de los trabajadores y otras consignas.


Un ejemplo es el de la Revolución cubana: distintos sectores planteaban que se fuera Batista, pero algunos ‘opositores’ intentaban recambiarlo. La Revolución cubana planteó Fuera Batista, que el pueblo lo derrote y que las masas, con una orientación política de cambio, llevara la revolución a sus mejores consecuencias.


UJS: ¿Querés agregar algo más?


Gabriela: Sí, tenemos que unir a los luchadores, hay que formar comités de resistencia en los barrios, fábricas y todos los lugares. Tenemos conciencia de que podemos participar de la historia; si queremos cambiar, no depende de las elecciones y menos de los falsos ‘opositores El pueblo debe tomar el poder en sus manos para llevar su lucha a la victoria.