20/05/1999 | 627

La movilización estudiantil profundiza la crisis política

La burocracia aliancista de la Universidad ha pretendido dar la lucha por cancelada y evitar que se profundice la crisis del gobierno. Los estudiantes, sin embargo, continúan las clases públicas, las marchas masivas y las ocupaciones, y se ha producido una radicalización política del propio movimiento que se expresa en el surgimiento de la Interfacultades.


Fuera Roque y el FMI


Aunque el gobierno nacional tuvo que dar marcha atrás, su programa no ha variado. Es más, Roque ha «vuelto a condicionar la puesta en disponibilidad de los fondos que el Parlamento rescató del recorte presupuestario en favor de la educación» (Página 12, 14/5). El ministro dijo que «si no tenemos recursos, la Ley de Administración Financiera pone límites muy precisos de cómo gastar: no vamos a violar la ley ni a hacer magia» (ídem). Un funcionario de Economía señaló que «no sería la primera ley que no se cumpliría» (ídem). Esta claro, entonces, que para asegurar que el recorte no se efectivice hay que tirar abajo a Roque Fernández y romper con el FMI que, en última instancia, es el que le dicta línea. Esto es justamente lo que la oposición patronal de Duhalde y la Alianza quieren evitar a toda costa.


La Interfacultades


Luego de la movilización del martes 11, se realizó en Ciencias Sociales una masiva asamblea de estudiantes de varias facultades. Con la presencia de casi 2.000 estudiantes, la asamblea votó un programa de lucha por el aumento del presupuesto, contra la privatización de la UBA y por los reclamos de docentes y no docentes y decidió movilizarse en una columna diferenciada en la marcha convocada por la Fuba para el jueves 13 a Plaza de Mayo. En la movilización, la columna de la Interfacultades superó a la de la propia Federación. Las facultades de Filosofía y Letras y de Ciencias Sociales participaron integralmente en esta columna, así como también la mayoría de los CBC. También participaron otras columnas importantes de varias facultades que se negaron a marchar con su centro dirigido por la Alianza. El repudio a la Alianza es generalizado en el activismo estudiantil. En Ciencias Sociales, fue destituida la dirección del centro integrada por la Franja y el Frepaso y, en Filosofía, fue repudiada la conducción que está en manos del pro-aliancista Ptp (ver nota).


El día sábado se reunieron en Filosofía y Letras comisiones de la Interfacultades para discutir el programa y las medidas de lucha. La UJS llamó a continuar la lucha por la triplicación del presupuesto bajo control estudiantil, docente y no-docente; la derogación de todos los aranceles de posgrados y trámites administrativos; el ingreso irrestricto; el inmediato aumento salarial para docentes y no-docentes; la democratización de las estructuras universitarias y la derogación de las leyes ‘educativas’ menemistas. La UJS planteó que la movilización debía levantar la consigna «fuera Roque y el FMI. Fuera Menem», es decir darle una consigna de conjunto contra el gobierno del capital financiero. La UJS defendió la realización de un Encuentro Nacional de Estudiantes para darle a la lucha un alcance nacional y planteó que se realice el día jueves 20 después de la Marcha Nacional.

También te puede interesar:

Tras la acción de lucha en el Ministerio de Educación, exigiendo conectividad y dispositivos tecnológicos para poder cursar.
Entrevistas a Gabriela, Daniela y Milagros, referentas de la Juventud del Polo Obrero.
A dos años de la muerte de Sandra y Rubén, se profundiza el colapso del sistema educativo provincial.
¿A qué se deben los ataques a las docentes que cometieron “errores” en sus exposiciones televisadas?