09/04/1998 | 580

Los secundarios ocupan colegios y cortan las calles

Los secundarios de la Ca­pital, el pasado 31 de marzo, cortaron las principales es­quinas de la ciudad para en­frentar la aplicación del de­creto 1.199 aprobado por De la Rúa, que reduce la canti­dad de divisiones en la escue­la secundaria. Establece un mínimo de 30 alumnos por división, de 1° a 3° año, y de 25, para 4° y 5° año; fusionando a las divisiones que no superen esa cantidad. También se es­tablece la eliminación de los turnos que no alcancen el cupo mínimo. Los primeros perjudicados serán los tumos noche.


Otras consecuencias se­rían despidos masivos de do­centes y de preceptores. La superpoblación de los cursos que sigan abiertos perjudica­rá la calidad educativa.


La nueva Legislatura porteña no ha cuestionado esta medida por decreto.


En varios colegios de la Capital se produjeron ocupa­ciones y cortes de la calle ni bien se supo que se cerrarían divisiones. El movimiento co­ordinado que salió a cortar calles mandó, por el momento, el decreto a la congeladora. En estas acciones jugaron un papel destacado los militantes de la Coordinadora de Estudiantes Secundarios y de diferentes colegios de la Capital. En estos momentos, se estaba discutiendo la posi­bilidad de marchar masiva­mente hacia la municipali­dad.


El movimiento estudiantil debe prepararse para este en­frentamiento fortaleciendo sus organizaciones, poniendo en pie los centros de estudian­tes y las coordinadoras para encarar una acción unificada, junto a sus compañeros del conurbano contra la ‘refor­ma educativa’.

En esta nota

También te puede interesar:

El comienzo de la crisis terminal de la centroizquierda argentina. Escribe Néstor Pitrola.
Necrológica de un ajustador y represor que gobernó apoyado en el progresismo argentino
A 15 años de la rebelión popular que determinó su caída como ministro de Economía y luego la del gobierno de De la Rúa todo, el economista hace un panegírico de sí.