20/02/1997 | 528

¡Muy buen comienzo de año!

El pasado 10 de febrero finalizaron los campamentos de formación política de la UJS realizados en enero y febrero en la ciudad de Miramar. Participaron en los mismos 200 compañeros de diferentes colegios, facultades y barriadas de la Capital y el Gran Buenos Aires. Esta misma actividad se repitió en el interior del país donde la UJS organizó sus campamentos en Neuquén, el NOA (Tucumán, Catamarca y Salta) y Rosario, donde de conjunto participaron unos 100 compañeros. La actividad, entonces, muestra un importante avance si se compara con los campamentos realizados en los años anteriores.


El éxito de los campamentos contrasta, sin embargo, con las enormes dificultades que se presentaron para organizarlo. La desocupación que alcanza al 40 por ciento de la juventud, y los salarios de miseria que cobran los pocos que pueden acceder a un trabajo se presentaron en muchos casos como un obstáculo para darle a los campamentos un carácter aún más masivo. Esta situación objetiva no doblegó a la UJS; nos llevó, por el contrario, a realizar un enorme esfuerzo para juntar los recursos necesarios que permitieran el viaje de todos los compañeros interesados, y a superar en la mayoría de los casos las dificultades económicas que se presentaron.


Teoría y práctica


Los dos cursos que se dictaron en el campamento, uno sobre la concepción marxista del estado y el segundo sobre el estudio de El Capital, representan la continuidad en la lucha por la formación política de los compañeros que cotidianamente se movilizan contra los atropellos del régimen menemista. Es una tarea que consideramos constitutiva de una organización socialista.


En el curso destinado al análisis científico del estado se debatió el caracter clasista de la democracia burguesa, desmitificando las teorías oficiales que lo presentan como un aparato neutro e imparcial entre la lucha de clases entre los capitalistas y los trabajadores. La segunda parte del curso estuvo destinada al análisis de la teoría del Estado a la luz de la experiencias revolucionarias de la clase obrera, desde la Comuna de París hasta nuestros días.


El segundo curso estuvo destinado al estudio de las leyes que explican el funcionamiento del sistema capitalista, el carácter expropiatorio de este y su tendencia al colapso a través de su propia dinámica y desarrollo.


El campamento realizado en Miramar tuvo también como corolario una importante agitación en la ciudad contra el régimen de los Menem y Duhalde. La UJS montó en la misma peatonal de Miramar un acto de repudio y denuncia por el asesinato de Cabezas (al que adhirieron jóvenes de otros partidos de izquierda) y una gran agitación que tuvo como resultado una venta de más de 400 Calderas. También se realizaron recorridas por barrios obreros de la ciudad, de donde surgió un grupo de jóvenes secundarios que acordaron trabajar en común con la UJS organizando a los compañeros de sus colegios.


Los campamentos de verano fueron un buen comienzo de año para la UJS y nos coloca en mejores condiciones para enfrentar las grandes tareas que tiene planteada la juventud en el 97: organizarnos contra la policía del gatillo facil, concretar un congreso secundario para enfrentar la aplicación de la ley antieducativa del menemismo y desarrollar los cuerpos de delegados en las facultades, para tirar abajo los cupos de ingreso que se quiere aplicar en las facultades de Medicina de todo el país. La tarea del 97 es organizarnos, porque así, nada ni nadie podrá doblegarnos.

También te puede interesar:

Sumá tu aporte a la lucha contra el régimen de hambre del FMI.
Un programa de defensa frente a la política de las patronales y el gobierno.
¡Que los centros de estudiantes, federaciones y coordinadoras se pronuncien!
Sumá tu aporte a la lucha contra el régimen de hambre del FMI