17/09/1999 | 642

Rechazan a la policía en una fiesta de la UJS

En una fiesta de la UJS, donde en su mayoría había estudiantes secundarios, irrumpió la policía para intimidar y desarmar la actividad. La policía se llevó a un grupo de jóvenes de colegios de la zona que se están organizando.


Mientras los compañeros del Partido Obrero acompañaban a los estudiantes detenidos, saliendo de testigos, llamando a los medios, etc., la fiesta se realizó en un clima muy combativo, con intervenciones de los compañeros de la UJS que denunciaban a la policía de Duhalde, la ‘mano dura’ contra los trabajadores, la represión y la persecución que hoy sufre la juventud. Tres horas después de la ‘redada’ los compañeros detenidos se reintegraron a la fiesta, lo que fue festejado como una victoria.


La actividad fue un éxito, no sólo porque concurrieron más de 250 jóvenes sino también porque la mayoría pertenecía a los colegios donde intervenimos (fue destacada la presencia del Nacional de Vicente López y el Nacional de San Isidro).


La fiesta se caracterizó por sus consignas contra la Reforma Educativa, la represión y el gatillo fácil que, estampadas en nuestras banderas, afiches y viejas Calderas, eran el fuerte en torno del baile, la murga yRescate Emotivo, la banda de rock que tocó.


Fue un paso importante para el agrupamiento y el trabajo político en los colegios de la Zona Norte, planteando ahora, como tareas principales para seguir organizándonos y luchando, la movilización hacia el 16 de setiembre, el acto por la libertad de Castells y el Congreso Nacional de la juventud.

En esta nota

También te puede interesar:

Los agentes son Gustavo Pereyra López, Jaqueline Chanquía y Miguel Chavero.  
Todas las sospechas recaen en la complicidad policial.
“A mi hijo le arrebató la vida un uniformado que anda suelto”, relata su madre, Sandra Zarandon, que viene hace 8 años luchando por justicia.
Entrevistamos a Fabiana, madre de uno de los 14 chicos detenidos en Puan desde diciembre.