24/10/1996 | 516

“Tenemos la organización, los luchadores, el programa y la disposición de la lucha”

Discurso de Clausura a cargo de Déborah Baque

¡Compañeros, en este cierre quiero desta­car que haber llegado a este congreso es un triunfo de la acción que nosotros hemos em­prendido en las masas. Y organizar este con­greso en función de su lucha, es también un triunfo de las masas. Acá están presentes los luchadores más importantes de todo el país, en función de todos sus reclamos en contra de este régimen enemigo dé la juventud.


Poner en pie federaciones estudiantiles


Para nosotros, esta lucha se verifica en el trabajó histórico de la conformación de una Coordinadora de Estudiantes Secundarios en Capital y Gran Buenos Aires, que lleva casi cinco años de lucha. Esta Coordinadora se formó a través de la lucha de los secundarios por poner en pié centros de estudiantes, cuer­pos de delegados, conformar en toda la provin­cia y en. Capital casi sesenta centros de estudiantes. Hoy estos compañeros forman parte de la UJS. También importantísimo para destacar son los métodos de la propia Coordinadora. Son los métodos de lucha estu­diantil desde el ’91 hasta esta parte: el método de las movilizaciones callejeras, de lucha en las plazas, de marchas al Congreso y hacia Haza de Mayo. Hoy están presentes aquí los compañeros más destacados de toda esta expe­riencia de lucha.


Si bien lo realizado es muy importante, hoy tenemos tareas hacia adelante en función de lo que hemos constituido Por eso, para nosotros, este congreso se propone la tarea fundamental de desenvolver federaciones estudiantiles se­cundarias que den paso a este ascenso del movimiento estudiantil, a partir de la lucha contra la Ley Federal .de Educación, de la lucha contra la aplicación de las leyes univer­sitarias en el país. Para nosotros, es esencial en el próximo período darle a todo este vasto movimiento de lucha, un carácter de lucha general. Es aquí donde aparece en todas las discusiones en la Coordinadora, en los centros de estudiantes, en los cuerpos de delegados, el problema de las delimitaciones o las diferen­cias que tenemos con otras corrientes allega­das al movimiento estudiantil, que tienen otros métodos de lucha, otras necesidades, otras inquietudes y otras intenciones. Nos diferencia que nosotros queremos poner en pie movimientos estudiantiles de lucha, elección masiva de delegados para conformar centros de estudiantes, y organizar agrupaciones in­dependientes del manejo de los aparatos pa­tronales y burocráticos. ¿Y qué quieren las otras corrientes en sus discusiones con noso­tros? Quieren la constitución de aparatos, de instituciones y de sellos oficialmente integrados al Estado. Que ellos quieren una Federación de la Capital, sin el Gran Buenos Aires. Pero para nosotros la unidad del Gran Buenos Aires y de la Capital Federal tiene un papel histórico, porque es la unidad con los grandes núcleos obreros y trabajadores.


Otra cuestión que quiero llamar la atención, acerca de cómo explicamos y atraemos a aquellos sectores que hoy no forman parte de ésta. Tene­mos que explicarles que nosotros en realidad pensamos que ellos tienen que decidir por su cuenta, que ellos tienen que venir a ver, “no te dejes llevar por lo que te dicen, sino veni a ver, participé, veni a observar este congre­so que nosotros proponemos para el 9 de noviembre de Capital y Gran Buenos Aires, para impulsar una campaña por una cen­tral única de los estudiantes secundarios”. La tarea fundamental para la UJS de hoy es atraer a todos estos sectores que hoy no están en la CES a organizar juntos el movimiento estu­diantil secundario en Capital, y Gran Buenos Aires. No queremos monopolizar nada, queremos sí, que se forme una central única de estudiantes secundarios de Capital y Gran Buenos Aires. Para nosotros, hay una situación que queremos seguir, que es la de la constitución de la CES de Neuquén y Río Negro, (aplausos).


El problema esencial de la UJS es cómo desenvolvemos este proceso de coordinadoras, de en­cuentros de estudiantes secundarios, de cuerpos de delegados y centros. La tarea fundamental, después de terminado este congreso, es votar en los plenarios de la juventud esta tarea esencial. No importa que hoy seamos 5 en una provincia o en un sector del país, porque esos 5 se apoyan en una iniciativa de organización del movimiento estudiantil, que hoy está luchando contra la apli­cación de las leyes. La organización que tiene la tarea hoy, y tiene el programa para llevar adelan­te el triunfo de la reivindicación estudiantil es la UJS.


Organizamos contra el flagelo capitalista de la desocupación


Compañeros, este congreso ha tenido vastísi­mas expresiones del proceso de lucha de los compañeros desocupados, que debe ser uno de las más radicalizados de nuestro país. Esto está demos­trado en el Cutralcazo, que ha marcado el camino al conjunto del movimiento obrero, al conjunto de los trabajadores desocupados de todo el país; por eso, una de las tareas esenciales es cómo ponemos en pie comisiones de desocupados en todo el país, para llevar adelante el reclamo del subsidio de los 500 pesos. Queremos destacar, por ejemplo, la experiencia de los desocupados de Córdoba. Ahí, entre 8 y 11 compañeros se dieron la tarea de convocar a un Congreso de la provincia en función del reclamo de los desocupados, y han reunido en ese plenario a 800 compañeros. El problema es tener la iniciativa, el programa y desenvolver la lucha como lo hicieron los des­ocupados cordobeses. Para nosotros, ni el movi­miento estudiantil ni la Coordinadora de Des­ocupados tienen planteado formar aparatos. Para nosotros, está planteado poner en pie poderosos movimientos de lucha para derrotar a este régimen, que es enemigo de la juventud y del movimiento obrero.


La revolución necesita la unidad de la juventud con la clase obrera


Nosotros consideramos que todo este proce­so de lucha que se da en el movimiento obrero; que se da en la juventud, en las coordinadoras de desocupados, en la coordinadora de Río Ne­gro y Neuquén de estudiantes secundarios, la CES de Capital y Gran Buenos Aires, es una lucha de alcance revolucionario del movimien­to. Pero para los socialistas, la revolución no es una cuestión de la clase obrera tomada aislada­mente. Sólo cuando la clase obrera demuestra su capacidad de organizar al conjunto de las capas explotadas, es decir, a la juventud, a los desocupados, a los movimientos de lucha de los explotados; es capaz de luchar por la revolu­ción, revela que es, capaz de luchar por un gobierno obrero y por el socialismo.


Nosotros, compañeros del movimiento obrero, nos hemos dado la tarea de organizar a la juventud porque la revolución necesita de la clase obrera y la juventud. Sin la juventud, la clase obrera no es capaz de desenvolver la revolución. Por eso, compañeros, para nosotros es estratégica la ludia, la organización de los estudiantes y de los desocupados.


Hoy nosotros nos hemos autoconvocado aquí para hacer la historia próxima de muestro país. Como dijo un compañero de Córdoba al principio de este congreso, nosotros queremos una sociedad sin explotados ni explotadores. Tenemos la organización, tenemos los compañeros que se han desenvuelto en las luchas más importantes de los últimos tiempos; tenemos el programa y tenemos la disposición a luchar. Para concluir, quiero proponer a todos los compañeros que están acá el compromiso de verificar el resultado de los objetivos que nos hemos impuesto en este Congreso, realizando el próximo Congreso de la UJS para mayo del año que viene, en el aniver­sario del Cordobazo. De hacerlo en un estadio en el Gran Buenos Aires, donde se concentran decenas de miles de las masas juveniles barria­les más explotadas por este régimen, para desa­rrollar más, más y más una organización masiva de la juventud. (Aplausos).

También te puede interesar:

Los montos de indigencia de los programas son devorados por la inflación.
Empleo estacional y pago a destajo.
Los datos hablan por si solos: 6 de cada 10 descocupades son mujeres y 20% de las jóvenes está excluida de las esferas laborales y educativas.
Poner en pie a la juventud por una salida independiente capaz de derrotar el ajuste.
Impulsan un relevamiento sobre condiciones de cursada y una movilización para agosto.